ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

La congelación de activos de Rusia en EE. UU.  por valor de cientos de millones de dólares, en el marco de nuevas sanciones a Moscú, fue denunciada este martes por el canciller ruso, Serguéi Lavrov, catalogándolas como una herramienta de competencia desleal, dentro de una política de contención a Moscú.

En rueda de prensa conjunta con su homólogo serbio, Ivica Dacic, Lavrov aseguró que «está claro para todos que las sanciones a Rusia no se impusieron por Siria, por Ucrania, por Crimea ni por ninguna otra cosa, sino por la voluntad de utilizar métodos de competencia desleal».

Para el Jefe de la diplomacia rusa, el gobierno de Donald Trump ha propiciado que determinados círculos políticos en Estados Unidos estén convirtiendo las relaciones con Rusia en una moneda de cambio en sus pugnas políticas.

En el nuevo escenario de contradicciones se articulan campañas mediáticas, se desvirtúa a líderes mundiales como Putin, se manipula su relación con conflictos como los de Ucrania y Siria y su acercamiento con otras naciones como China y Venezuela. También se le acusa de intromisión en asuntos internos de Estados Unidos y se convierte en el blanco predilecto de la guerra comercial que desatan los norteamericanos.

Paso a paso, la administración Trump arremete contra Rusia, como si se retomaran –con otros métodos y formas– las más burdas artimañas de la Guerra Fría.

Hitos que marcan las relaciones recientes Washington Vs. Moscú:

2014

-       Empeoran las relaciones Rusia- EE. UU. con la crisis de Ucrania y la adhesión de Crimea a la Federación Rusa. La Casa Blanca y la Unión Europea (UE) aprueban  paquetes de sanciones a Moscú, vigentes hasta ahora.

-       Estados Unidos ataca a Siria y desafía a Rusia.

2015   

-       Washington anuncia que habrá nuevas sanciones a Rusia por su apoyo al gobierno sirio.

 

2016

-       Trump afirma que tener una amistad con Rusia es positivo, pero se desatan las acusaciones sobre la supuesta injerencia del Kremlin en el proceso electoral norteamericano.

2018

-       Junio: EE. UU. impone sanciones a tres ciudadanos y cinco compañías rusas por supuestos ciberataques.

-       Julio: Putin y Trump dialogan en Helsinki por más de dos horas. Paralelamente, lo hacen los jefes de la diplomacia de Rusia, Serguéi Lavrov, y de ee. uu., Michael Pompeo.

-       Agosto: Washington anuncia nuevas sanciones a Rusia por el supuesto ataque con una sustancia tóxica al exagente doble Serguéi Skripal y su hija. Moscú niega cualquier responsabilidad. Por este mismo motivo, en el mes de marzo habían sido expulsados 60 diplomáticos rusos de EE. UU., ejemplo imitado por otras naciones.

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Luis dijo:

1

21 de agosto de 2018

22:41:31


Las sanciones comerciales se han convertido en verdadero armamento del imperialismo estadounidense. Guerras y agresiones militares son muy costosas, por lo cual están siendo sustituídas por sanciones. Y el régimen de Donald Trump parece padecer del mal del "hiper-sancionismo". En 2017, casi 1,000 sanciones fueron impuestas a diversos países, y para 2018 se proyecta que se superará la cifra de mil. Jamás ningún gobierno ha impuesto tantas sanciones a otros países en tan corto período de tiempo.

JuanB.Alfonseca Blanco dijo:

2

22 de agosto de 2018

10:47:10


Hasta donde tiene el gobierno de los EU facultades para estar sancionando paises. Hay que pagarle con la misma moneda.Seguramente en Rusia hay activos de los EU, pues entonces que se los congelen. Fidel nos enseñó Golpe contra golpe.

marcos godoy villasmil dijo:

3

23 de agosto de 2018

08:07:10


,,,Lo que no entendemos es por qué tener en USA cuentas o inversiones que pueden ser objeto de confiscaciones por ese monto,cuando hace rato se sabe que el gobierno irá por ellas con cualquier pretexto.Ahora a llorar al valle,porque las cuentas o inversiones de los gringos en Rusia no dan para compensar este toletazo.