ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

CARACAS.–«Trabajamos la proyección del 2019 como un solo equipo, por el beneficio común de ambos pueblos, bajo el principio de darles continuidad a los proyectos de estos años –más del 90 % de ellos dedicados a servicios de salud y medicamentos– y atender las indicaciones de los presidentes de Cuba y de Venezuela para repotenciar la colaboración», afirmó en esta capital Roberto López Hernández, vicetitular del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba.

Durante la segunda jornada de la 17ma. Reunión trimestral de seguimiento del Convenio Integral entre las dos naciones, López Hernández informó que fueron evaluados 56 proyectos, algunos del 2016 y el 2017 y los 27 del 2018.   

Recordó que la colaboración fue redimensionada y se atienden prioridades, a partir de las solicitudes de Caracas y las posibilidades de la Isla de cumplir los propósitos. «Los proyectos se desarrollan correctamente, de acuerdo con lo planificado; en algunos casos hemos hecho prórrogas para el cumplimiento de objetivos, dada la situación sobre todo de Venezuela, pero con fechas de cumplimiento fijadas y exigencia para concluirlos en plazo», agregó.

En las sesiones de trabajo conjunto se analizó la conclusión, marcha, prórroga o desarrollo de proyectos referidos a servicios sanitarios, de medicamentos, telecomunicaciones, petróleo y metalurgia.

Se discutió además cómo la graduación en Cuba de 19 másteres en Genética venezolanos y la selección de 21 nuevos estudiantes para esa acción de superación, a los que se sumarían otros cinco que se harían especialistas en la Isla, permitirán el fortalecimiento de la red comunitaria de genética y las variables político-económicas que gravitan en la retención en el sistema de salud pública del capital humano que, con ayuda de Cuba, forma la Revolución Bolivariana.

Igualmente se pasó revista a proyectos sobre prescripción de cáncer de cuello uterino; diagnóstico y seguimiento de pacientes con cáncer de próstata; la red de atención a personas con discapacidades auditivas y cardiorrespiratorias; adquisición de medicamentos; vigilancia integrada en la red de laboratorios públicos y sobre producción de fármacos, entre otros.

Las discusiones evidenciaron el peso de la colaboración médica en el Convenio integral de cooperación, defendido por 21 200 internacionalistas de la salud. Se dialogó también sobre programas conjuntos en las áreas de educación básica, educación superior, programa agroalimentario, energía, deporte y cultura.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.