ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Protesta en Bogotá contra el asesinato de líderes sociales. Foto: El País

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, convocó el pasado jueves, desde el municipio de Tumaco, departamento de Nariño, a una Comisión Nacional de Garantías de Seguridad para investigar los asesinatos de líderes sociales y defensores de Derechos Humanos en su país.

La decisión del mandatario saliente llega cuando se contabilizan 282 víctimas mortales en dos años y el Gobierno se ha visto obligado a actuar en relación con esta creciente problemática, que urge de una solución.

«Di instrucciones al Ministerio de Defensa para que envíe inspectores a la Policía y al Ejército en Nariño y Cauca, para que supervise qué está sucediendo y cómo está reaccionando la Fuerza Pública, porque esto tiene que ser un trabajo conjunto», dijo el actual mandatario.

Santos exigió también a los miembros de la Fuerza Pública que fueran, en persona, a las zonas donde son más comunes estos crímenes y señaló que estará pendiente de la actuación policial con el fin de contrarrestar los mismos.

Por su parte, las organizaciones sociales y defensoras de los Derechos Humanos denuncian que las agresiones contra los activistas se han vuelto sistemáticas y que la violencia se ha recrudecido pese a que en la nación avanza un proceso para el fin del conflicto con los grupos insurgentes.

Durante su visita a Tumaco, por ejemplo, el Jefe de Estado hizo mención al reciente asesinato de Margarita Estupiñán, líder social, presidenta de la junta de acción comunal y líder de la campaña de Gustavo Petro en la región.

Al asesinato de Estupiñán se suma el de Ana María Cortés, en el Cauca, quien era coordinadora de la campaña presidencial de Gustavo Petro en esa área, indicó Telesur.

Asimismo, diferentes líderes políticos manifestaron su repudio a los asesinatos de los líderes sociales y pidieron al presidente electo de Colombia, Iván Duque, pronunciarse al respecto.

Duque denunció la ola de asesinatos contra los defensores de Derechos Humanos durante la última semana en varias regiones del país y exigió «sanciones ejemplarizantes».

«Rechazo categóricamente todos los actos de violencia contra los líderes sociales y líderes políticos. Yo quiero que Colombia retome la agenda de la legalidad», señaló el Presidente electo.

Entre el 1ro. de enero del 2016 y el 27 de febrero del 2018 unos 282 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos resultaron asesinados.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.