ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Estudios Revolución

CARACAS, Venezuela.—A Simón Bolívar, El Libertador, quien tanto luchó por la unidad de Nuestra América, fue el primer homenaje de esta histórica visita oficial que realiza el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la hermana República Bolivariana de Venezuela.

En medio de numerosos aplausos de una representación de colaboradores cubanos en esta nación suramericana, Díaz-Canel Bermúdez arribó al conjunto monumental Panteón Nacional y Mausoleo de El Libertador, un sitio de profundo simbolismo no solo para Venezuela sino para todo nuestro continente, donde recibió los honores correspondientes a su alta investidura.

Acompañado por el vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Tareck El Aissami, el mandatario cubano realizó un breve recorrido por el emblemático sitio hasta llegar al sarcófago donde reposan los restos de Simón Bolívar.

La ceremonia es toda solemnidad, un espacio donde se enaltece la memoria histórica venezolana y también de Nuestra América. Y allí, ante un reducido grupo de participantes, el Presidente cubano rindió honores al Libertador y depositó una ofrenda floral en nombre del pueblo de Cuba.

A la salida del Panteón Nacional lo esperaba otra vez el abrazo cálido de nuestros colaboradores. Con ellos compartió saludos y emociones, así como el agradecimiento por la dedicada labor que en tierra venezolana realizan.

Seguidamente, el mandatario cubano y la delegación oficial que lo acompaña se dirigieron al Palacio Federal Legislativo, donde fueron recibidos por Delcy Rodríguez Gómez, presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente.

En sus primeras palabras a los miembros de la Asamblea, ovacionadas en diferentes momentos del encuentro, Díaz-Canel Bermúdez manifestó respeto y profunda admiración en nombre de Cuba, y transmitió un fuerte abrazo del General de Ejército Raúl Castro Ruz. Foto: Estudios Revolución

Entre aplausos interminables y vivas a Fidel, a Raúl, a Chávez, a Maduro, a los pueblos cubano y venezolano, fue recibido el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros a su entrada al hemiciclo protocolar de la Asamblea.

Al dar inicio a la sesión, la Presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente aseguró al Jefe de Estado cubano que el pueblo “venezolano amaneció emocionado con su visita; lo hemos visto en las calles, en los diferentes lugares”, dijo.

En sus primeras palabras a los miembros de la Asamblea, ovacionadas en diferentes momentos del encuentro, Díaz-Canel Bermúdez manifestó respeto y profunda admiración en nombre de Cuba, y transmitió un fuerte abrazo del General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien ha expresado su admiración por la victoria popular alcanzada por la Revolución Bolivariana el pasado 20 de mayo.

Como una enorme muestra de apoyo, de solidaridad, de hermandad y de amistad, consideró Díaz-Canel Bermúdez la visita realizada a Cuba por el mandatario bolivariano Nicolás Maduro Moros, apenas dos días después de ser electo como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en el pasado mes de abril.

 “El apoyo de Cuba a la Revolución Bolivariana seguirá siempre y es invariable”, enfatizó. Y al referirse a la memorable jornada de elecciones, el pasado 20 de mayo, afirmó que “sentimos esa victoria como nuestra”.

Portador de un abrazo del pueblo cubano, que admira a sus hermanos venezolanos, Díaz-Canel Bermúdez expresó su respeto a la decisión soberana tomada por el pueblo de Venezuela. “Nuestra solidaridad con Venezuela, con la Revolución Bolivariana y chavista, con la Unión Cívico Militar de su pueblo y con su presidente Nicolás Maduro Moros es invariable.”

“Tenemos una deuda de gratitud con este país desde la independencia, ahora Venezuela necesita de nuestra solidaridad, necesita el respaldo de los pueblos de Nuestra América en su resistencia contra la criminal guerra política, diplomática, económica y financiera de que está siendo víctima.”

Porque esta victoria de ustedes -dijo- es una victoria de toda Nuestra América, evidencia el crecimiento político del pueblo y muestra la vigencia del legado del Comandante Chávez en el alma venezolana. En tanto, manifestó su admiración por “la talla política y moral del compañero Nicolás Maduro, su paciencia y flexibilidad, su firmeza contra quienes ofenden y atacan sin descanso a la Patria”.

Lo que hay que hacer es cumplir con las ideas de Bolívar —apuntó recordando lo expresado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en este mismo país casi 60 años atrás—, y todos nosotros vamos a cumplir con las ideas de Bolívar, aseveró.

“Nuestra región debe unirse en toda su diversidad, enfocarse en cómo avanzar en su integración, en su desarrollo sostenible y en la paz”, consideró.

“Hoy más que nunca hay que ser bolivariano, hoy más que nunca hay que levantar esa bandera de que Patria es humanidad, conscientes de que solo podemos salvarnos si la humanidad se salva, de que solo podemos ser libres si logramos que la humanidad sea libre.

“Por eso estamos hoy en Caracas, en nombre del pueblo y del gobierno cubanos para cumplir con Martí en el servicio a Venezuela como hijos suyos”, fueron sus últimas palabras, aplaudidas intensamente por los presentes.

A continuación, la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez Gómez, manifestó su agradecimiento al General de Ejército Raúl Castro Ruz, por su valía, por sus hazañas; a Fidel, faro de los pueblos revolucionarios del mundo que luchan por su independencia; a los colaboradores cubanos, a Cuba toda. Su visita “nos ha llenado de honor y felicidad”, consideró.

El hemiciclo de la Asamblea Nacional Constituyente se volvió entonces un abrazo de amor y emociones para la Isla caribeña representada aquí por su Presidente, quien momentos antes de abandonar el salón agradeció tanto calor humano y cariño demostrado.

Un sitio de visita obligada ocupó el siguiente espacio de la agenda. Hasta la Plaza Bolívar, donde se ubica la estatua ecuestre del Libertador llegó el Presidente cubano para honrar otra vez al líder, al hombre audaz que tanto hizo por la Patria Grande.

Con los colaboradores cubanos que allí lo esperaban se tomó fotos, compartió saludos y les agradeció a todos por permanecer en la nación suramericana.

Concluyó así la jornada matutina de esta visita oficial del Presidente cubano, la primera que realiza tras ser electo como jefe de Estado y de Gobierno.

Una visita a la cual trajo “un mensaje fraterno y solidario del General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y del pueblo cubano para el pueblo y gobierno bolivariano y venezolano, para el presidente Nicolás Maduro y también para la Unión Cívico Militar de Venezuela”, había asegurado ante las cámaras a su llegada al aeropuerto internacional de Maiquetía.

El mandatario cubano fue recibido en la mañana de este miércoles al pie de la escalerilla del avión por el vicepresidente Ejecutivo de Venezuela, Tareck El Aissami, acompañado por el canciller Jorge Arreaza.

La delegación cubana la integran, además, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla; el viceministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra Díaz; el embajador en la nación sureña, Rogelio Polanco Fuentes; y el director de América del Sur del Ministerio de Relaciones Exteriores, Pedro Pablo Prada Quintero.

La solidaridad, para los cubanos, es un deber; y a la hermana nación bolivariana nos unen profundos lazos de amistad y cooperación cimentados por Fidel, Raúl y Chávez, a los que esta visita imprime mayor fortaleza y continuidad.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Paola Rossi dijo:

1

31 de mayo de 2018

12:43:33


Que bueno ver como dos pueblos latinoamericanos continúan su proceso de hermandad guiados por estos jóvenes presidentes. Solo tengo que comentar algo que no me puedo aguantar. En la prensa internacional donde se ha reseñado esta noticia, junto a la delegación que acompaña al presidente, como es lógico, mencionan también la presencia de su esposa, sin embargo la gran mayoría de la prensa cubana (de lo que he visto, excepto en CUBADEBATE, que la mencionan al pie de una imagen) la omiten por completo. Esto me parece una verdadera falta de delicadeza. Puede que no sea parte de la delegación oficial, o que no tenga nada que ver con la política, pero que la prensa de su país ni siquiera la mencione, no me parece correcto. Que no le quieran llamar Primera Dama, OK, correcto, pero decir que el presidente estaba en compañía de su esposa/su señora, no tiene nada del otro mundo. Parece que en Cuba eso es… Aclaro que esto no es una crítica, sino una reflexión, como mujer que soy. En mi país decimos: Detrás no, Al lado de un gran hombre, siempre hay una gran mujer. Saludos