ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, llegará este miércoles a nuestro país, en una visita de Estado, para reafirmar la amistad entrañable que une a las dos naciones. Foto: VNA

Cuba y Vietnam, separados por miles de kilómetros y con realidades históricas y culturales distintas, son ejemplos de los éxitos que puede alcanzar el socialismo cuando es defendido y construido con el apoyo de la mayoría del pueblo.

Liderados por Ho Chi Minh, los patriotas vietnamitas expulsaron a los colonizadores europeos y luego vencieron al ejército de Estados Unidos, el más poderoso de la historia.

Luego reunificaron la nación y levantaron de las cenizas, que dejó la aviación norteamericana, a una de las economías más pujantes del sudeste asiático.
Vietnam, como Cuba en las arenas de Playa Girón, demostró que era posible derrotar al imperialismo.

Ya desde los tiempos de José Martí era admirada la resistencia de sus pobladores. «Pelearon, y volverán a pelear, los pobres anamitas, los que viven de pescado y arroz y se visten de seda, allá lejos, en Asia, por la orilla del mar, debajo de China», escribió el Apóstol en La Edad de Oro.

Ahora Vietnam enfrenta otros retos para su desarrollo con igual determinación, como son la industrialización acelerada del país para garantizar su crecimiento económico y la corrección de algunas desigualdades sociales.

Cuba, por su parte, es un símbolo de resistencia a más de medio siglo de agresiones y bloqueos por parte de Estados Unidos.

En medio de ese contexto adverso, el cual se recrudece con las decisiones unilaterales de la actual administración republicana, la Mayor de las Antillas cuenta con reconocidos logros en el acceso de sus ciudadanos a derechos elementales como la salud y la educación, que hoy son un privilegio en muchos países del área.

Asimismo, en medio de las carencias económicas, se potenciaron sectores vinculados a la sociedad del conocimiento, como la biotecnología, que son fuentes de ingreso por su alto valor agregado y llaman la atención incluso de naciones desarrolladas.

Cuba transita su proceso de actualización económica sin abandonar las esencias de justicia de la Revolución, pero con el firme propósito de garantizar un socialismo próspero y sostenible para las presentes y futuras generaciones.

En la actualidad, una época convulsa, en la que el mundo enfrenta serios desafíos para la paz, los vínculos de amistad entre Vietnam y Cuba son ejemplo para las relaciones internacionales.

Con el propósito de equiparar las relaciones económicas con el excelente estado de los nexos políticos, los dos Estados trabajan juntos en la promoción de una mayor cooperación económica, favorable para los procesos de Renovación en Hanoi y de Actualización del Modelo Económico y Social en La Habana.

Gracias al empeño conjunto, ese anhelo poco a poco se está materializando y en la XXXV Sesión de la Comisión Intergubernamental, el ministro cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, aseguró que la nación anamita se ratificó como el segundo socio comercial más importante de la Isla en Asia y Oceanía y el décimo a nivel mundial.

El Ministro celebró la creciente cifra de empresas vietnamitas que realizan negocios con la Isla, ya superior al centenar, y los progresos de las inversiones vietnamitas en varias ramas de la economía cubana como construcción, energías renovables, industria, turismo y desarrollo de infraestructura.

Pero más allá de lo político y lo económico, lo más importante para Cuba y Vietnam es su amistad, esa que se selló hace casi medio siglo, cuando el Comandante en Jefe de la Revolución, Fidel Castro, aseguró: «Por Vietnam estamos dispuestos a dar hasta nuestra propia sangre». Si bien el contexto actual es distinto, el sentimiento de afecto del pueblo cubano hacia el vietnamita sigue siendo el mismo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Antonio Diaz Medina dijo:

1

28 de marzo de 2018

09:19:50


Que vamos a aprender de Vietnam? Finalmente vamos a asumir al mercado como lo que es, un instrumento imprescindible para el desarrollo del país en las circunstancias actuales? Al paso del crecimiento del PIB en ambos países Vietnam nos pasará en el indice de desarrollo humano en breve. Somos más socialistas que Vietnam? Creo que no, si no somos capaces de mejorar las condiciones de vida, el bienestar del pueblo cubano. Creo que el éxodo de choferes del transporte público de La Habana debe darnos la alerta suficiente de donde estamos en la economía y el salario de los trabajadores.

Orlando Chirino dijo:

2

28 de marzo de 2018

17:47:34


Vietnam es un ejemplo evidente de lo que sucede cuando se aplican medidas económicas efectivas. Llámese economía de mercado, capitalismo controlado, reformas económicas, etc., ellos lo han nombrado “Doi Moi” (Renovación). Mis mejores deseos para el pueblo vietnamita.

Jose R Oro dijo:

3

28 de marzo de 2018

22:08:09


Magnifico y muy profesinal articulo de Iramsy Peraza Forte muchas felicidades!

Felipe de Jesús Ramírez Cardoso dijo:

4

29 de marzo de 2018

14:43:33


Ambos países representan los significativos logros dentro de los procesos emancipatorios de sus respectivos pueblos; educación, salud, cultura y educación como referentes innegables de los complejos procesos que tienden a mejorar las condiciones de vida de todos... !ENHORABUENA!! !EJEMPLO MUNDIAL...!!!

Isabel Mercedes Fernández dijo:

5

30 de marzo de 2018

10:27:19


Desde Argentina: Un cálido saludo a estos dos países Cuba y Vietnam, un ejemplo para el mundo.