ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
De izquierda a derecha, las víctimas Jennifer Gonzales, Jennifer Golick y Christine Loeber. Foto: CNN

«Tenemos que hacer lo posible para frenar esta violencia armada»… «Estas fueron personas maravillosas asesinadas»… «Tres almas inocentes, dieron todo y ya no están con nosotros», así opinaron algunos de los que estuvieron muy cerca del triple asesinato cometido por el exmilitar Albert Wong el pasado viernes 9, en el hogar de veteranos de Yountville, California.

Hasta esa fecha –antes de las 10:20 de la mañana siguiente al Día Internacional de la Mujer– el mayor centro estadounidense de su tipo, fundado en 1884, era tenido por un lugar tranquilo. Allí se albergan más de 850 ancianos retirados de la Segunda Guerra Mundial, de la contienda de Corea, la guerra de Vietnam, la del Golfo, Afganistán, intervenciones de EE. UU. en el Cuerno de África e Irak.

Sin embargo, esa calma quedó interrumpida. «Estaba allí para causar algún daño», dijo uno de los que escapó y vio entrar a Wong –con un rifle de alta potencia, municiones y otras dos armas de fuego–, a la habitación donde celebraban una fiesta de despedida a empleados del servicio The Pathway Home, una organización sin fines de lucro para ayudar a veteranos con trastorno de estrés postraumático, y que posee un centro de rehabilitación en Yountville. El asesino, quien fungía como colaborador de esa entidad, había sido separado del programa dos semanas antes de la matanza.

Frente a tan repetidos hechos de violencia, valdría la pena preguntarse: ¿en qué lugar de Estados Unidos una persona puede sentirse protegida? Entonces, a partir de esa realidad corroborada una y otra vez, ¿acaso el Gobierno de esa nación está en condiciones de calificar la seguridad existente en otros países e incitar, por ejemplo, a que sus ciudadanos no vengan a Cuba, mundialmente reconocida como uno de los destinos más seguros del pla­neta?  

Un depredador estadounidense, armado hasta los dientes, lo mismo ataca a escolares como lo hizo Nikolas Cruz en la Florida, en febrero de este año; que dispara en un recital de música al aire libre, al estilo de Stephen Paddock en Las Vegas, el pasado 1ro. de octubre, cobrando la vida de 58 personas; o invade una cafetería y abre fuego a derecha e izquierda.

Estados Unidos ocupa el primer lugar del universo en el tema de los tiroteos masivos, pues teniendo el 5 % de la población mundial, cuenta en su haber con el 31 % de las masacres, según el análisis de Adam Lankford, un profesor asociado de Justicia Penal de la Universidad de Alabama.

Síntesis de vida del atacante
Albert Wong, de Sacramento, California.
Edad: 36 años.
Ocupación: tres años de servicio en infantería concluidos en el 2013.
Participó en la guerra en Afganistán entre 2011 y 2012.
Méritos: cuatro medallas, una de ellas por la campaña en Afganistán, junto a dos estrellas en la misma guerra. 

¿AVERIGUAR AHORA?

Ante el hecho consumado, han ordenado una investigación para intentar descubrir cuáles razones movieron a Wong a ejecutar esa sinrazón, pues hasta ese instante, o mejor dicho, hasta el momento en que lo separaron del programa The Pathway Home, lo consideraban una persona ecuánime.

Está claro que el ejecutor conocía a sus rehenes, Christine Loeber (48 años), directora ejecutiva en The Pathway Home; Jennifer Golick (42), trabajó allí como sicóloga, y Jennifer Gonzales (29), sicóloga clínica del sistema de atención médica del Departamento de Asuntos de Veteranos de San Francisco.

Mientras las tres mujeres eran retenidas por Wong en una habitación, con la que no había contacto alguno, la policía inició un operativo, que se extendió por ocho horas. El perpetrador segó la vida de las tres mujeres y el reporte policial asegura que se suicidó.

¿Qué magnitud hubiera cobrado el hecho de no retirar a tiempo a los muchachos que estaban en el terreno de béisbol perteneciente al campus de Yountville?  

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Loli dijo:

1

13 de marzo de 2018

08:06:06


Eso es producto de la violencia existente en el mundo de hoy, los soldados se vuelven locos y quedan traumatizados después de participar en las guerras, que de hecho se gestán para beneficio de unos pocos y por orden de políticos ladrones y con ansias de poder.

Miguel Angel dijo:

2

13 de marzo de 2018

09:17:44


Crimen horrendo, con absoluta premeditación. Por queeeeeeeeeeeeee? La transformación de la psiquis de este joven militar comienza en el infierno de la guerra en Afganistán (así como en cualquier guerra de invasión por las tropas yanquis), una sangrienta guerra de ocupación de las tropas yanquis hace mas de 14 años, totalmente empantanados, sin salida ni esperanza de cualquier pírrica victoria. Donde se cometen crímenes a diario, actos terroristas contra la población civil, acciones de combate por parte de las tropas yanquis que también producen víctimas inocentes, mujeres y niños, son los horrores de esta guerra que traumatizan y satanizan a los que soldados. Son testigos de la caída en combate de sus jóvenes compañeros, sin comprender a ciencia cierta por qué y para qué combaten. Se les convence que "luchan por su país", en aras de la "democracia". Hay que esperar el resultado de las investigaciones, pero es un factor común en un elevado porcentaje de ex combatientes de todas estas criminales guerras, con toda la carga de atrocidades y sangre inocente derramada, que sufren posteriormente de estrés postraumático, que en muchas ocasiones los acompaña para el resto de sus días, provocando un elevado número de suicidios y hechos sangrientos como este. Fueron asesinadas tres jóvenes profesionales, inocentes, que dedicaban su vida a una loable y noble labor, buenas personas, pero en un abrir y cerrar de ojos les fue cercenada sus valiosas vidas. Muy triste. Siento un gran dolor y le transmito a los familiares de las víctimas mi mas sincero sentimiento de pesar y solidaridad por su pérdida irreparables.

Holmes dijo:

3

13 de marzo de 2018

13:05:49


Es Chino de ascendencia, cuidado Wong, cuidado, esta vez fue un chino nacionalisado en norteamerica...

ROLO dijo:

4

17 de marzo de 2018

18:00:14


not to war