ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El Departamento de Estado mantuvo la situación de su Embajada en La Habana. Foto: AP

La decisión del Departamento de Estado de oficializar la reducción de su personal diplomático en La Habana y limitar el arribo de sus familiares, es el último capítulo de una saga de medidas unilaterales que afectan a millones de cubanos en uno y otro lado del Estrecho de la Florida y ponen en riesgo la colaboración establecida en temas de interés común.

Una vez más Washington cita como excusa para sus acciones los supuestos «ataques» contra el personal diplomático estadounidense en La Habana, de los cuales no existe una sola evidencia a pesar de meses de investigación de ambas partes.

Ante el nuevo escenario, Granma comparte con sus lectores diez razones por las cuales se debería normalizar el funcionamiento de ambas embajadas:

1. HAY MILLONES DE PERSONAS AFECTADAS

Las medidas unilaterales del Departamento de Estado, en especial la paralización de los servicios consulares, afectan en primer lugar a decenas de miles de cubanos con intenciones de viajar a Estados Unidos por distintos motivos, desde visitar a un familiar, asistir a un evento o asentarse definitivamente en ese país.

Las medidas impactan también a la comunidad cubana y las relaciones que mantienen con sus familiares en la Isla, elevando la cifra de afectados a millones de personas.

Las personas interesadas en obtener ahora una visa de migrantes están obligados a solicitar una cita para entrevista de la contraparte estadounidense (que suele demorar años), obtener un visado de Colombia, desplazarse hasta ese país, alojarse por varios días y asistir en tiempo al encuentro programado. Todo eso sin garantía alguna de ser aprobado y sumando un costo de varios miles de dólares al proceso.

Quienes buscan un permiso de no-migrantes, entretanto, pueden solicitarlo en cualquier consulado de Estados Unidos en el mundo que no sea el de La Habana, elevando el costo de los viajes que de por sí no son nada baratos.

Por otra parte, al emitir una injustificada alerta de viaje y ubicar a Cuba en el nivel 3 de 4 con la recomendación de «reprogramar sus viajes», también un grupo considerable de estadounidenses ven afectados sus planes de conocer un país ubicado a solo 90 millas de sus costas, el mismo al que ya por ley tienen prohibido llegar como turistas.

2. LOS CAMBIOS SUPONEN CARGAS EXTRAS PARA TERCEROS PAÍSES

Al reubicar los trámites para visas de inmigrante de su Embajada en Cuba a la de Bogotá, Colombia, el Departamento de Estado trastocó el funcionamiento del consulado colombiano en La Habana, donde antes apenas se procesaban a unas decenas de personas por día.

Los colombianos han logrado estabilizar y agilizar los trámites, pero sin dudas el nuevo escenario constituye una carga extra para su representación en la capital cubana.

3. ESTADOS UNIDOS TIENE EL COMPROMISO DE ENTREGAR NO MENOS DE 20 000  VISAS

Los acuerdos migratorios firmados entre ambos países establecen que Estados Unidos otorgará no menos de 20 000 visas anuales para los cubanos interesados en vivir en ese país. Durante los últimos años, ese pacto se venía cumpliendo.

La cifra no fue una concesión a Cuba ni un regalo de Washington, sino el resultado de negociaciones para garantizar una migración legal y ordenada entre los dos países.

4. LA FALTA DE PERSONAL DIPLOMÁTICO FRENA LA COLABORACIÓN EN TEMAS DE INTERÉS MUTUO

Después del 17 de diciembre del 2014, cuando se anunció la voluntad de restablecer los nexos diplomáticos entre La Habana y Washington, se firmaron más de una veintena de acuerdos en diferentes materias, que van desde la protección al medio ambiente hasta el intercambio sobre temas de seguridad.

Las afectaciones a las embajadas ponen en riesgo la materialización de muchos de esos acuerdos.
Este diario informó recientemente sobre el caso de Darel Martínez, especialista del Centro de Inmunología Molecular de Cuba (CIM), quien tuvo que realizar trámites extra y demorar varios meses el inicio de una beca otorgada en Estados Unidos para el estudio de las células CART, un novedoso tratamiento contra el cáncer.

Su caso no es único y las afectaciones llegan a otros sectores. Siete deportistas cubanos se vieron imposibilitados de asistir al Campeonato Mundial de Levantamiento de Pesas, en Anaheim, celebrado a finales del año pasado.

Y también va en la dirección contraria. Varios científicos estadounidenses que planeaban visitar el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), uno de los centros cubanos con más prestigio en el mundo, cancelaron su visita por las presiones de las autoridades norteamericanas.

5. LA EMBAJADA CUBANA EN WASHINGTON MANTIENE SU VITALIDAD, PERO ESTÁ LIMITADA

Con el recorte de 17 funcionarios, la Embajada cubana en Washington vio reducida drásticamente su capacidad de funcionamiento. Sin embargo, el personal que permanece allí mantiene la vitalidad de los servicios, incluidos los trámites consulares para cubanos y estadounidenses.

6. NO EXISTEN EVIDENCIAS SOBRE LOS SUPUESTOS ATAQUES

Tras meses de investigaciones, tanto cubanas como estadounidenses, no hay una solo evidencia que indique la ocurrencia de los supuestos «ataques», que se utilizaron como excusas para tomar las medidas unilaterales del Departamento de Estado.

Un informe reciente del FBI, citado por la agencia AP, coincide con esa postura. Los propios diplomáticos norteamericanos que han testificado ante el Congreso manifiestan el desconocimiento oficial sobre las causas y el origen de las supuestas afecciones de salud reportadas.

7. NO HAY UN SOLO ELEMENTO QUE APUNTE A LA PARTICIPACIÓN O EL CONOCIMIENTO DE LAS AUTORIDADES CUBANAS

Más allá de si los supuestos ataques ocurrieron o no, con toda la evidencia apuntando a su inexistencia, un elemento aún más importante es el conocimiento o participación de las autoridades cubanas, que serían las menos interesadas en afectar las relaciones entre los dos países.

«Cuba no atacó ni ha permitido ataque contra diplomático de país alguno, incluido Estados Unidos», ratificó recientemente Carlos Fernández de Cossío, director general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

8.  CUBA HA MOSTRADO DESDE EL INICIO SU DISPOSICIÓN A COLABORAR

Las autoridades cubanas, desde que fueran notificadas de los supuestos incidentes en febrero del año pasado, asumieron el asunto con seriedad, celeridad y profesionalismo.

Cuba permitió incluso el ingreso en varias ocasiones de los especialistas del FBI para conducir los trabajos en el terreno que demostraron la inexistencia de pruebas sobre los supuestos ataques.

9. LA REVOLUCIÓN TIENE UN HISTORIAL IMPECABLE

A diferencia de Estados Unidos, donde han ocurrido asesinatos, ataques y agresiones contra diplomáticos de distintas naciones, incluidos varios contra cubanos, la Revolución mantiene un historial impecable de protección a las distintas representaciones que han pasado por nuestro país.

Cuba cumple rigurosamente las obligaciones de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, en lo que respecta a la protección de la integridad de los funcionarios diplomáticos extranjeros acreditados y sus familiares sin excepción.

10.  CUBA ES UN PAÍS SEGURO, ESTABLE Y SALUDABLE

Más de cuatro millones de visitantes extranjeros arribaron a nuestro país el año pasado, entre ellos, 620 000 de Estados Unidos.

Sus experiencias en la Isla y la satisfacción que muestran en todas las encuestas especializadas son la principal prueba de cómo los visitantes reconocen la tranquilidad, seguridad y estabilidad de Cuba, reconocida por organismos internacionales de la ONU y otros especializados en el sector del turismo.

Una delegación bicameral de legisladores norteamericanos, que visitó la Isla recientemente, aseguró sentirse segura en el país e incluso hicieron el viaje junto a sus familiares.

El congresista Jim McGovern señaló que se encontraron aquí con estudiantes estadounidenses de la Universidad de La Habana. «Ellos se sienten seguros», añadió. «He hablado con el personal de negocios, se sienten seguros, y americanos trabajando en la sede diplomática aquí. Ellos se sienten seguros».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Edgardo Martínez García dijo:

1

2 de marzo de 2018

21:44:50


Las armas químicas de Sadain Husein no existían ,era una justificación para invadir Iraq ,la utilización de energía nuclear en Irán con fines de desarrollar armas nucleares era una justificación ,con el objetivo de frenar el desarrollo de ese hermano país ,la invacion a Granada también se justificó ,con el objetivo de destruir un proceso que permitía el desarrollo social de esa pequeña isla y así siempre el gobierno de los Estados Unidos de América busca una justificación para crear problemas ,hacer una guerra ,derrocar presidentes ,esa es su forma de hacer creer al mundo que sus acciones son justificadas y que ocurren en defensa de la humanidad ,es una vieja estrategia que todo el mundo conoce ,ahora vienen con el cuento de los ataques sonicos ,los cuales afectaron solo a personas de nacionalidad norteamericana ,otra mentira para entorpecer el desarrollo del diálogo que se sostenía ,la CIA, la ultraderecha de la Florida ,te inventan un cuento que parese real ,porque muchas personas de la florida siguen ingresando dinero mientras el diferendo entre los dos pueblos exista .razones para tener buenas relaciones existen muchas ,pero interes en mantener un diferendo también existe ,la ultraderecha del sur de la Florida trabaja todos los días para perpetuar ese diferendo y destruir la revolución cubana, esa es la verdadera razón de una mentira llamada "ataques sonicos" .

Alain García Feitó dijo:

2

3 de marzo de 2018

22:27:25


No se puede esperar nada mejor de un país que funciona según las decisiones de los productores de armamento, la mafia de Miami (radicalmente anticubana) y otros magnates. Lamentablemente nuestro país es, al igual que Venezuela y los demás que creen en el progreso social, como una piedra en el camino, a la cual hay que remover del modo más "sutil" con historietas creadas por las fértiles pero distorsionadas mentes de los "tanques pensantes" norteamericanos. Todo esto complementado por la extravagante personalidad del bufón mayor de la Casa Blanca, que con tantos millones nunca ha aprendido la esencia de la convivencia pacífica con el medioambiente y las naciones de la Tierra... solo sabe de negocios que le beneficien, y hasta ahora, la presidencia le está incrementando su gran caudal. Así siempre 2 + 2 será igual a 4 para Trump, en detrimento de millones de personas que sufren sus descalabros en varias naciones de África, Arabia, Asia y América Latina, sin dejar de mencionar las vicisitudes financieras que Rusia y países europeos enfrentan por su causa. Mientras tanto nuestro verde caimán sigue demostrando la tranquilidad de las calles cubanas, el incremento en la calidad de los servicios al turista, y por encima de todo, la confianza de nuestro pueblo con el proceso revolucionario, amén de todas las carencias que nos impone el bloqueo estadounidense. Hay que ser desvergonzado para declarar a Cuba como un país "inseguro", cuando cada semana se reportan asesinatos masivos por armas de fuego en escuelas y espacios públicos del gran imperio, a lo cual le ha restado importancia su presidente en los medios de difusión masiva, protegiendo descaradamente a la Asociación del Rifle (gran financiadora de su campaña electoral), y echando culpas a quienes no las tienen. Y ni hablar de la situación que los Estados Unidos han creado en Siria, Irak, Afganistán, Palestina y Venezuela mediante el financiamiento de grupos despiadados para engendrar el odio y la destrucción… y la guerra fría contra Corea del Norte (todo con el fin de hacer más lucrativo el multimillonario negocio de las armas y mantener la fuerza militar como elemento supremo de coerción). Ojalá algún día la ONU pudiera incidir en la situación... de momento solo nos queda seguir cumpliendo con lo que nos toca y seguir soportando las injusticias contra nuestro pueblo y tantos que lamentan profundamente el arribo de Donald al trono imperial.

Tamara dijo:

3

4 de marzo de 2018

09:08:04


A Estados Unidos no les interesa esas razones aquí expuestas. Desde siempre han hecho lo que han querido atribuyéndole un derecho a mandar sobre el resto de países. Las cosas se agravan con la administración Trump. Así que Cuba debe tener menos guerra con ellos si quiere volver a conquistar lo logrado por Obama.

Jose R Oro dijo:

4

4 de marzo de 2018

09:45:54


Felicito al autor Sergio Alejandro Gómez, de todo corazón, es un impecable razonamiento, bien ordenado y claro. ¡La insensatez no debe abrirse paso! ¡La lógica, la ley y la razón se impondrán!