ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Juan Ramón Quintana Taborga, embajador boliviano en Cuba, abogó por la unidad latinoamericana para superar las políticas neoliberales y neocolonizadoras imperialistas. Foto: (cortesía ICAP), Karoly Emerson

La integración, el compañerismo y la hermandad caracterizan los últimos 12 años de vínculo entre los bolivianos y cubanos, aseveró Juan Ramón Quintana Taborga, embajador del Estado Plurinacional de Bolivia en la Isla, al rememorar los 35 años del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

«Celebramos este aniversario con una fe inquebrantable con vista a un futuro que podemos labrar de manera conjunta e integrados, peleando codo a codo, hombro con hombro, frente a quienes pretenden dominarnos, convertirnos en su semi colonia», dijo.

«Este momento nos permite ratificar el compromiso del pueblo boliviano de apoyo a sus hermanos cubanos frente al criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos. Aseguramos que los bolivianos están de pie y juntos en las luchas que libra el pueblo cubano», afirmó el diplomático.

Hizo referencia a los intercambios bilaterales y a la necesidad de explorar áreas tales como las ciencias, las relaciones comerciales y la cultural, en los cuales Cuba ha desarrollado un valiosísimo conocimiento.

A seguidas indicó que su país puede transmitir experiencias en el desarrollo productivo de cultivos agrícolas en pequeñas parcelas.

Puntualizó que la esfera de las ciencias y la revolución cultural constituyen procesos claves para obtener la verdadera soberanía nacional y liberar a los pueblos de las ataduras de dependencia económica.

«El pueblo que toma distancia de su identidad, de su cultura y sus valores está a un paso de ser sometido. Cuanto más fuerte sea la identidad y la cultura, más invulnerable e invencible será el pueblo», destacó Quintana Taborga.

La solidaridad desde la Mayor de las Antillas ayudó a alfabetizar a más de dos millones de bolivianos, mediante los programas para aprender a leer y escribir Yo si puedo y Yo si puedo seguir. Igualmente más de 5 000 estudiantes del país andino se formaron académicamente en Cuba, principalmente en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM).

La cooperación bilateral ha permitido que las brigadas médicas cubanas efectuaran casi 70 millones de consultas en la última década y unas 600 000 cirugías gratuitas, gracias al programa de rehabilitación oftalmológica de la Operación Milagro.

A ello se añade los miles de bolivianos beneficiados con el programa social Operación Moto Méndez, que atiende a personas con discapacidad. Para tales efectos se han abierto en la nación sudamericana 30 consultorios específicamente para este fin y se encuentra en proceso la instalación otros 30 centros más.

Peleamos, -acentuó el diplomático-, por cumplir con el legado martiano de Patria es humanidad, y por tanto, en este momento de evocación  recuperamos fuerzas y energías para apoyar al pueblo venezolano.

Señaló que vivimos un momento muy crítico en el continente americano por una contraofensiva salvaje de la derecha internacional, apoyada por las agencias de seguridad de los Estados Unidos y por esa política cruel, de un racismo intolerable patrocinado por el gobierno de Donald Trump. «Esta es una lucha inclaudicable, que exige pueblos cohesionados y unidos para derrotar la tiranía imperial, acotó.

Cuba y Bolivia formalizaron relaciones diplomáticas en 1884, rotas el 8 de agosto de 1964, por imposición del gobierno norteamericano.

El 11 de enero de 1983 se restablecen esos vínculos y el 30 de diciembre del 2005 se firma el Acuerdo de Cooperación Cuba- Bolivia, entre el presidente Evo Morales y el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

A partir de esa fecha se rubrican varios convenios en el campo del comercio, la cooperación científica y la asistencia técnica en diversas áreas. Un equipo de asesores cubano ayudó a la instalación del complejo azucarero Azúcarbol y de plantas para el procesamiento de leche y frutas tropicales.

«No debemos olvidar jamás y no debemos cederle ni un tantito al imperialismo, porque en el momento en que nos descuidemos seremos hombres muertos y pueblos vencidos.

La única condición para estar de pie es tener una conciencia política en estado de vigilia, en tensión, eso es lo que estamos haciendo», expresó el embajador boliviano.

Manifestó en nombre del pueblo boliviano el agradecimiento al pueblo cubano por toda la solidaridad, el apoyo incondicional, por el trabajo de sus médicos,  profesores y científicos, quienes hacen posible soñar con un mundo mejor.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.