ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En la aldea fronteriza de Panmunjom se encuentra la sala de conferencias donde se desarrollan los diálogos. Foto: Getty Images

PYONGYANG.–La República Popular Democrática de Corea (RPDC) y la vecina República de Corea llegaron este miércoles a un acuerdo sobre la participación de la delegación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno y otros temas de interés bilateral.

La agencia de noticias KCNA detalló que en las conversaciones de este martes en la «Casa de Paz», en la aldea fronteriza de Phanmunjom, ambas partes acordaron cooperar activamente para la celebración exitosa de esta cita deportiva que tendrá lugar en PyeongChang, Corea del Sur, del 9 al 25 de febrero próximo.

Para ese fin, la parte norteña espera enviar  una delegación de entre 400 y 500 personas, cifra que incluirá a los altos funcionarios, deportistas, animadoras, hinchas, artistas, periodistas y la demostración de taekwondo, que Pyongyang propuso el martes durante el primer diálogo intercoreano celebrado en dos años.

Según afirmó el primer ministro sud- coreano, Lee Nak-yon, ambos estados  trabajarán en los próximos días sobre los detalles de la visita de la representación de la RPDC, mientras que la sureña le facilitará el confort necesario, reportó la agencia Yonhap.

Desde que el pasado martes Seúl y Pyongyang celebraron el primer diálogo intercoreano en dos años, los dos países quedaron en esforzarse de conjunto para aliviar la tensión militar, preparar el ambiente pacífico de la península coreana y promover la reconciliación y unidad nacionales.

Al mismo tiempo, los dos territorios reactivaron un canal de comunicación y reabrieron una línea militar directa interrumpida en el 2016.

También convergieron en promover la cooperación en varios sectores, como la reunificación de las familias separadas por la guerra en la década de 1950, refiere PL.

En este contexto la sucursal del Washington Post en Tokio estimó que el 2017 fue un año magnífico para la República Popular Democrática de Corea (RPDC) ante la política de Estados Unidos.

De acuerdo con la publicación, el año pasado «la RPDC triunfó en el enfrentamiento frontal con Estados Unidos y la política norteamericana sobre Corea fracasó».

Asimismo, el rotativo Rodong Sinmun, diario oficial del Partido del Trabajo de Corea, señaló que los últimos acontecimientos evidencian el fracaso total de la anacrónica política de hostilidad de Washington hacia la RPDC.

Sin embargo, Estados Unidos, desde su puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, con derecho al veto, promovió un conjunto de sanciones contra Pyongyang por sus ensayos nucleares y balísticos, destinados, según la RPDC, a desarrollar sus capacidades de «disuasión y autodefensa nuclear» ante las amenazas estadounidenses y sus aliados en la región.

COMUNICACIÓN INTERMITENTE

A lo largo del conflicto coreano, el diálogo se ha caracterizado por ser intermitente.

Las comunicaciones entre ambos países fueron cortadas con el estallido de la guerra en la península coreana en 1950.

Apenas en agosto de 1972, conscientes de la necesidad de alguna forma de enlace, establecieron esta «línea directa»
administrada por la Cruz Roja y considerada por los historiadores como el primer acuerdo formal entre Pyongyang y Seúl desde la división de Corea en 1945.

Cuatro años después de la introducción de la «línea directa», la comunicación fue cortada debido a un incidente en el que estuvo implicada la parte estadounidense  y la vía apenas fue reabierta en 1980.

En el 2010, el Sur impuso sanciones comerciales a la RPDC tras el hundimiento de una embarcación y Pyongyang respondió interrumpiendo los enlaces, que se restauraron un año después, pero en el 2013 fueron cortadas nuevamente luego de una prueba nuclear.

Las últimas conversaciones de alto nivel entre los dos países tuvieron lugar en diciembre del 2015 y se celebraron en  el la zona industrial conjunta de Kaesong. Precisamente una disputa en ese complejo industrial de Kaesong, uno de los escasos proyectos de cooperación entre los dos países, llevó a su congelación.

En julio del 2017, Corea del Sur propuso otras dos reuniones bilaterales, una que se centraría en las conversaciones militares y otra en un proyecto para reunir a las familias separadas por la guerra entre las dos naciones. Pero nunca tuvo lugar.

Expertos consideran que resulta imposible predecir por cuánto tiempo estará abierta la comunicación esta vez. Pero la realidad es que se trata de la única forma de diálogo directo entre ambos países.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

JUAN dijo:

1

10 de enero de 2018

23:41:31


No hay nada mejor para unir a los pueblos que el deporte y era obvio que la del Norte estaba esperando la invitacion por 2 razones: Para demostrar al mundo que en este rubro tambien estan desarrollados y segundo, la necesidad de Pyongyang de comunicarse con el mundo para salir del aislamiento en que se encuentra. Dpues de todo, no nos queda sino celebrar la reanudacion del dialogo entre estas naciones hermanas que conduzca a superar toda esa suerte de roces y enfrentamientos que en nada contribuyen al logro de la paz durarera.

Miguel Angel dijo:

2

11 de enero de 2018

09:38:11


Enhorabuena el diálogo entre coreanos. Ojalá que perdure, es un buen paso.

Maykel dijo:

3

11 de enero de 2018

09:39:14


Es un buen paso para las dos coreas, pero lo importante es que en estos dialogos no este metido nadie ni mucho menos Estados Unidos. Palante Coreas cuba apoya los acuerdos

María dijo:

4

11 de enero de 2018

10:12:30


Opino es un paso de avance en la distensión entre las 2 Coreas , ahora a través del Deporte, y lo aplaudo, porque de mucha paz está necesitado este nuestro mundo de hoy. Gracias.

Ruben dijo:

5

11 de enero de 2018

16:29:52


Ojalá sigan adelante y que la parte democrática que esta muy pobre logre salir un poco del estancamiento. Al final aunque divididos son un mismo país.