ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
George Weah.
Edad: 51 años.
Partido Político: Congreso por el Cambio Democrático (CCD).
Lugar de nacimiento: Monrovia.
Formación previa: futbolista.

Cuando hace 12 años el exfutbolista George Weah fracasó por primera vez frente a la portería política en su país, el mundo quizá pensó que sus goles habían quedado sepultados en el pasado, y que se le daban única y exclusivamente en el ámbito deportivo. Pero el Balón de Oro intentó una segunda, y —aunque volvió a fallar en los comicios del 2012 junto a su compañero de fórmula Winston Tubman— tuvo una tercera vez. Como reza el refrán, fue la vencida.

Así, el hombre del fútbol en Liberia se convirtió en la última semana del 2017 en el duodécimo quinto presidente del país del oeste de África que emergió desde 1822, cuando la Sociedad Americana de Colonización comenzó a enviar a esa tierra exesclavos afroestadounidenses.

Weah aparece en las páginas de la historia como el único africano ganador de un Balón de Oro y sus pies irradiaron al Milán, de Italia. También jugó en el Mónaco, el París Saint-Germain, y el Chelsea y, en 1995, llegó su hora de ser reconocido con el máximo lauro que otorga la FIFA.

Antes del fútbol, el actual presidente liberiano —nacido en un barrio pobre de la capitalina Monrovia— trabajó como técnico en una compañía de telecomunicaciones. Solo después obtuvo fama como futbolista.

Durante su campaña, prevaleció en el discurso de Weah la idea de no temer al cambio. «Nadie debería temer a la transformación; mira mi vida: pasé de futbolista a político… Tú también puedes ser esta persona, somos iguales», solía expresar.

Con el 61,5 % de los votos frente al 38,5 % del actual vicepresidente del país, Joseph Boakai, del Partido de la Unidad (PU), Weah sucede en el puesto a la jefa de Estado y su excontendiente desde el 2005, Ellen Johnson-Sirleaf. Ella, primera mujer en llegar a la jefatura de Estado en un país africano y Premio Nobel de la Paz 2011, deja en manos del astro africano del fútbol una nación considerada como una de las más pobres del mundo.

Sin embargo, ella logró levantar su PIB en un 248 %: de 604 a 2 101 millones de dólares, lo cual repercute en la esperanza de vida, que ahora se colocó en los 62 años, ocho más que antes de la era Sirleaf. En la misma etapa, consiguió el levantamiento de todas las sanciones que Naciones Unidas había aplicado al país por la guerra civil que padeció hasta el 2003 y logró la retirada de la misión de paz de la ONU en Liberia, activa desde el 2003 al 2016.

Sirleaf no pudo —a pesar de intentarlo— dejar de entregar un país en crisis debido a la «cruzada» del ébola, con el que unas 10 300 personas se contagiaron en el 2014 y a otras 5 000 les costó la vida.

De ahí que Weah se enfrente a la tarea de recuperar una debilitada economía, que en el 2016 finalizó con una caída del 1,6 % del PIB, reducir la pobreza  y acabar con la corrupción.

Al respecto, el nuevo presidente y su par en la candidatura, la exprimera dama Jewel Taylor, dijeron a lo largo de su campaña que se acelerará la creación del empleo, así como será gratuita la educación desde la guardería (prescolar) hasta el Instituto (preuniversitario).

Liberia, con 4,6 millones de habitantes, sufrió dos guerras civiles (1989-1996 y 1999-2003) que costaron la vida a más de 150 000 personas y que causaron centenares de miles de desplazados y refugiados.

«Siento profundamente la emoción de toda la nación» ante la «ingente tarea de la que me hago cargo», twiteó Weah tras ser declarado ganador una vez escrutado el 98,1 % de los votos, en la segunda vuelta.

Dentro de algunos días, el venidero 22 de enero, el exfutbolista de 51 años tomará la silla presidencial, en cuanto jure ante los 4,6 millones de liberianos. Ese día, se celebrará el primer traspaso de poderes entre dos presidentes elegidos democráticamente en los últimos 73 años en ese país, por lo que el secretario general de Naciones
Unidas, António Guterres, y la misión de observación de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) elogiaron la votación «pacífica». Weah tendrá que «dar goles» para reconstruir la economía de su país e introducir mejoras sociales de raíz transformadora.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

3 de enero de 2018

07:54:26


Ya desde la época de la Revolución norteamericana, a finales del siglo XVIII, existían muchos miembros de la sociedad estadounidense que no toleraban la idea de que los afroamericanos pudieran vivir en "su sociedad" como individuos libres. Bien porque consideraban a los negros física y mentalmente inferiores a los blancos o porque consideraban que el racismo y la polarización social eran obstáculos insuperables para alcanzar una integración armoniosa de las distintas razas, así como otras razones. Como solución aceptable tanto para estos "blancos preocupados” como para quienes proponían una abolición inmediata de la esclavitud en todo el país, se propuso trasladar a los negros liberados a una nueva nación. En diciembre de 1821, recurriendo a la amenaza de la fuerza, se "adquiere" Cabo Mesurado, una franja de tierra de unos 35 km cerca de la actual Monrovia. Así surge Liberia, primero como colonia yanqui, con enormes sufrimientos y grandes penurias para las personas que fueron enviados para este territorio, hasta el año 1847 que se proclamó la fundación de la república libre e independiente de Liberia. Los liberianos albergaron durante varios años, con la ascensión al poder de un presidente negro en usa, que los eeuu mirarían hacia este empobrecido país, pero se quedaron con los deseos incumplidos. Para allá los enviaron y que resuelvan como puedan, personas q contribuyeron decisivamente a desarrollar la economía de la nación norteamericana. Sin duda la presidente saliente realizó un gran esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de sus coterráneos, pero cerca del 85% de la población vive por debajo de la línea internacional de pobreza, la situación es crítica. Muchas buenas jugadas tendrá que hacer el presidente electo (de forma abrumadora) Joseph Boakai para elevar las condiciones socio económicas de su país, anotar bastantes goles y ganar nuevamente el Balón de Oro por el bienestar de su pueblo. Le deseo muchos éxitos en su labor.

Armando dijo:

2

3 de enero de 2018

14:04:30


¿Duodécimo quinto? ¿Qué cifra es esa?

Bonavento dijo:

3

3 de enero de 2018

16:58:23


Samuel Eto'o y el son los jugadores africanos de más nivel.Como político no se...