ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

BRASILIA.— Convocado por el Foro de las Centrales Sindicales, trabajadores e integrantes de los movimientos sociales brasileños saldrán hoy a las calles para manifestarse contra las reformas laboral y del sistema de jubilaciones impulsadas por el gobierno de Michel Temer.

El Día Nacional de Movilización en defensa de los derechos, de la soberanía y la democracia transcurrirá en por lo menos 24 capitales estaduales y en el Distrito Federal y se realizará en vísperas de la entrada en vigor de la llamada ley de flexibilización laboral, sancionada por Temer el 13 de junio último.

La nueva legislación, que regirá a partir de este sábado, contiene según criterio de juristas varias inconstitucionalidades, la más notoria de las cuales es el hecho de privilegiar lo negociado (entre trabajadores individuales y patronos) sobre lo legislado, lo cual tiende a deteriorar las condiciones y relaciones de trabajo.

El texto modifica más de 100 acápites de la hasta hoy vigente Consolidación de las Leyes del Trabajo (CLT) y, a criterio del director técnico del Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos (Dieese), Clemente Ganz Lúcio, su objetivo es ampliar la protección a las empresas y desproteger al trabajador.

Esta ley 'crea instrumentos para legalizar prácticas que precarizan el trabajo, reducen o impiden la protección sindical y dejan al trabajador expuesto a la coerción de las empresas en la definición de sus derechos', señaló.

Una encuesta realizada a fines de octubre por la Central Única de Trabajadores (CUT) y el Instituto Vox Populi, y cuyos resultados fueron dados a conocer anoche, reveló que el 81 por ciento de los brasileños desaprueban la nueva ley laboral, mientras solo un seis por ciento está de acuerdo con los cambios que introduce la misma.

El rechazo aumenta hasta el 89 por ciento en la región Sudeste y decrece hasta el 60 por ciento en el Sur.

De acuerdo con el propio sondeo, para el 67 por ciento de los entrevistados la nueva legislación solo es buena para los patronos; el uno por ciento cree que favorece a los trabajadores, y seis por ciento opina que resulta satisfactoria para ambos.

Las movilizaciones de hoy, indicó la CUT en un comunicado, serán también contra la reforma del sistema de jubilaciones, cuyo debate debe ser retomado próximamente por el Congreso, y contra la normativa gubernamental que modifica el concepto de trabajo análogo a la esclavitud, lo cual debilita el enfrentamiento a esta inhumana práctica.

Según el programa preliminar de la jornada de protestas, las movilizaciones comenzarán a las 08:00 (hora local) en la ciudad de Teresina, estado de Piauí, y culminarán con un acto convocado para las 18:00 en la Esquina Democrática de Porto Alegre, capital de Río Grande del Sur.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

11 de noviembre de 2017

05:33:14


La ignominia y la infamia del desgobierno de temer es tal q el pueblo brasileño decide lanzarse a las calles a expresar su desacuerdo, a luchar por sus derechos pisoteados. Ya es hora no creen?