ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Una embarcación con cinco contenedores llenos de arroz, aceite y otros alimentos partió este jueves desde Panamá, rumbo al Puerto de Mariel. Foto: Tomada de Twitter

Pocos días después de que iniciara la fase recuperativa en Cuba tras el paso del huracán Irma, los mensajes de solidaridad continúan llegando, así como los envíos de ayuda humanitaria.

Ayer, la Corporación de Comercio e Inversiones Thai Binh entregó ayuda material por valor de 150 000 dólares a la embajada de Cuba en Vietnam para contribuir a mitigar los daños causados por el huracán Irma.

Esta no es una simple aportación económica, es un gesto que hace honor al espíritu solidario de los vietnamitas, en especial hacia un pueblo que sentimos como hermano, dijo el presidente de la entidad, Tran Thant Tu, al entregar un cheque simbólico al embajador Herminio López Díaz.

Valorado en aquella suma, el cargamento consiste básicamente en materiales de construcción, alimentos y otros insumos de primera necesidad.

El embajador cubano recordó que la Corporación de Comercio e Inversiones Thai Binh y sus empresas asociadas son de los más antiguos socios vietnamitas de la Isla y calificó de tan solidaria como oportuna esta ayuda.

En tanto, una embarcación con cinco contenedores llenos de arroz, aceite y otros alimentos partió este jueves desde Colon Container Terminal, en la zona atlántica de Panamá, rumbo al Puerto de Mariel.

La nave forma parte de la ayuda solidaria que desde el miércoles comenzó a llegar a la Isla procedente de la nación centroamericana, tras el paso de Irma.

Luego de la reanudación de los vuelos de Copa Airlines, aliado del gobierno panameño en esta operación de asistencia humanitaria, partieron ayer tres aviones hacia La Habana con unas 4 800 libras de artículos de higiene, sábanas y alimentos, entre otros productos.

Según la Cancillería istmeña, la próxima semana arribarán 15 contenedores adicionales cargados de colchones, sábanas, artículos de higiene y cocina, frazadas, alimentos, maderas, luminarias, bidones de agua y otros productos de primera necesidad hacia el puerto de Santiago de Cuba, en el oriente de la isla caribeña.

Por su parte, el gobierno de la República Checa ofreció su apoyo al pueblo y gobierno cubanos por los daños ocasionados tras tras el paso del meteoro.

Según el texto «en virtud de los estrechos lazos de colaboración existentes en las esferas energética y alimentaria, esta nación europea está dispuesta a auxiliar a Cuba en dichas ramas».

Desde Sudáfrica, asociaciones de amistad y de alumnos de ese país graduados en Cuba crearon fondos de solidaridad en respaldo a los esfuerzos que realiza la Isla para recuperarse del paso del huracán Irma.

La Sociedad Sudafricana de Amigos de Cuba (Focus, por sus siglas en inglés) anunció la creación de un fondo de ayuda solidaria posdesastre del meteoro, y realizó un llamado a todas las organizaciones y personas de Sudáfrica a participar en esta campaña en curso para socorrer «a nuestros hermanos y hermanas cubanos, que ya han comenzado el largo y difícil proceso de recuperación de los efectos devastadores del huracán Irma».

Por su parte, la Asociación de Alumnos sudafricanos Graduados en Cuba exhortó a todos los médicos entrenados en ese país y amigos por igual a ayudar al pueblo cubano «sobre la base de su preocupación, conciencia patriótica y solidaridad».
Asimismo, los médicos de la Asociación Uruguaya de Egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (AUE-ELAM) ratificaron su apoyo incondicional con el gobierno y pueblo cubanos.

«Quienes recibimos la mano solidaria del pueblo revolucionario de Cuba expresamos en estas líneas el compromiso de retribuir a nuestra segunda Patria toda la solidaridad con la que nos formaron», afirmó un comunicado de la AUE-ELAM.

En tanto, la Asociación belga de Amistad Iniciativa Cuba Socialista (ICS) expresó su firme solidaridad con nuestra nación caribeña tras el paso del devastador huracán Irma, así como su compromiso de apoyar las labores de recuperación.
En un comunicado enviado a la embajada de Cuba en Bélgica y al Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, la organización lamentó la destrucción provocada por el ciclón en La Habana y en casi toda la geografía nacional.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Carlos dijo:

6

18 de septiembre de 2017

14:06:48


Sería muy bueno que además de informar cómo y desde dónde nos llega la ayuda, en los medios de prensa del país se le diera seguimiento a cómo y dónde se utiliza tal ayuda, de forma tal que el pueblo, a quien finalmente le son enviadas las cargas, conozcan su destino final. De esta forma se erradican especulaciones por desconocimiento acerca del destino de los bienes y materiales que le son donados a Cuba. Allí donde se entregue un colchón, un módulo de cubierta ligera, ropa, medicamentos, agua, combustible, lo que sea, se le debe explicar a la población de dónde ha salido.