ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En la Florida, la fuerza del viento ha destruido grúas de edificios, poniendo en peligro las construcciones aledañas. FOTO: EFE

FLORIDA.–Tras dejar el territorio cubano, el poderoso huracán Irma impactó contra el estado de Florida, al sureste de los Estados Unidos, donde se esperan grandes daños materiales y millones de personas evacuaron sus hogares.

El centro del huracán, con categoría 3 y vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora,  tocó tierra este domingo en Marco Island, un centro turístico en la costa suroeste de Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

A los Cayos llegó con vientos máximos sostenidos de 130 millas (215 km/h), correspondientes a la categoría 4 de la escala Saffir-Simpson.

Hasta ahora han muerto al menos tres personas en Florida como consecuencia de las adversas condiciones climatológicas provocadas por Irma, cuyos efectos se sintieron desde varias horas antes de su llegada en forma de inundaciones, subida del nivel del mar y poderosos vientos.

Una de las principales preocupaciones de las autoridades locales es el impacto de las penetraciones del mar, especialmente en ciudades vulnerables a este fenómeno como Tampa y Miami.

Las ciudades de Naples, Fort Myers y las pobladas zonas de la bahía de Tampa (al oeste de Florida), enfrentan ahora la amenaza de olas de hasta 4,5 metros, suficientes para cubrir una vivienda.

El viento es otra de las amenazas. Al menos dos de la veintena de grandes grúas que se utilizan para levantar las grandes torres de apartamentos y oficinas del centro de Miami cayeron en la mañana de este domingo debido al fuerte viento, que en Miami llegó a alcanzar las 90 millas por hora (145 kilómetros por hora).

Las grúas habían sido ya un motivo de preocupación en los días previos al huracán, pero las autoridades decidieron no retirarlas porque no había tiempo suficiente.

El alcalde de Tampa, una de las ciudades en el camino directo de Irma, conminó a las personas a abandonar todas las zonas de evacuación obligatoria y llamó a la ciudadanía a denunciar a personas que se aprovechen de la situación de emergencia.

Las autoridades advirtieron de que cuando los vientos soplan a más de 64 kilómetros, la Policía y los servicios de emergencia no pueden llegar a las zonas afectadas por motivos de seguridad, reporta EFE.

Tampa tiene una población en su zona urbana de 335 000 habitantes, pero en su área metropolitana se concentran 2,5 millones de personas.

Entretanto, las autoridades del condado Palm Beach, en el sureste de Florida, dieron a conocer ayer que al menos 25 personas han sido detenidas por violar el toque de queda que entró en vigor desde el sábado, como medida de precaución ante la llegada del huracán Irma.

De acuerdo con la oficina del Fiscal del condado, Dave Aronberg, 25 personas fueron detenidas por no cumplir con el toque de queda que entró en efecto en este condado desde la tarde del sábado. Los arrestados podrían recibir una multa de 500 dólares y hasta 60 días de cárcel.

En Fort Lauderdale, la Policía arrestó a nueve personas por saquear varias tiendas, entre ellas dos de ropa y calzado deportivo, gracias a una grabación del canal Local 10.

Las intensas lluvias y las poderosas rachas de viento del huracán Irma han puesto a Miami, donde también rige el toque de queda, en una situación caótica, con miles de personas sin electricidad, calles anegadas por las precipitaciones y la subida del nivel del mar y el colapso de árboles.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.