ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Las principales avenidas chinas se han llenado de anuncios sobre las ventajas de la Franja y la Ruta de la Seda. FOTO DE LA AUTORA

BEIJING.-Por las mismas carreteras que hace más de 2 000 años comerciantes y mercaderes llevaban la seda de oriente a occidente, China construye un nuevo cinturón económico que impulse la interconexión entre naciones de Asia, África y Europa.

La iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda, propuesta por el presidente Xi Jinping en el 2013, es ya uno de los mayores patrimonios que el gigante asiático ofrece al mundo para compartir sus oportunidades de desarrollo y aspirar al crecimiento conjunto.

Para traducir esa gran aspiración en un sólido progreso compartido, Beijing acogerá los próximos días 14 y 15 de mayo la primera edición del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, un impulso superlativo a este proyecto iniciado hace tres años.

El evento, el de mayor perfil desde que se puso en marcha la iniciativa, reunirá a cerca de 28 jefes de Estado y de gobierno quienes, alrededor de una mesa redonda, buscarán consensos para la aplicación y el perfeccionamiento de esta empresa, lanzada por China, pero compartida por todos.

Durante los últimos tres años el mundo ha sido testigo de la expansión y consolidación de este importante corredor económico, en el que participan más de 100 países y organizaciones.

Si bien fomentar las inversiones en infraestructura para facilitar las conexiones entre Asia, África y Europa era la visión primigenia de este cinturón, hoy las naciones alrededor de la Franja y la Ruta de la Seda anhelan implementar un nuevo tipo de cooperación liderada por las altas tecnologías y la producción de alto valor añadido, para lo cual el foro deviene escenario propicio.

COMUNIDAD CON FUTURO COMPARTIDO

Solo bajo el principio de beneficios y responsabilidades compartidas, podría erigirse un proyecto como la Franja y la Ruta.

Incrementar los esfuerzos para ampliar la cooperación en aquellos ámbitos donde hay convergencia de intereses, contribuirá a desplegar nuevos motores económicos de desarrollo para las naciones implicadas en este emprendimiento.

Los más de 1 200 delegados internacionales al foro, incluidos directivos, investigadores, empresarios, represen­tantes de instituciones financieras y organizaciones mediáticas de 110 países, explican el ajetreo que Beijing vive por estos días. Ellos contribuirán a los debates para explorar nuevos ámbitos y vías de cooperación.

Desde China la voz es alta y clara y esta cita de alto nivel busca transmitir un mensaje de que la colaboración de ganancia mutua daría un fuerte impulso al futuro desarrollo mundial.

Las autoridades de la segunda poten­cia mundial afirman además que el evento tratará de satisfacer la necesidad, cada vez más urgente, de crear plataformas para la cooperación entre los pueblos ante las consecuencias de la crisis financiera global y las crecientes manifestaciones de proteccionismo.

Con vistas a consolidar esta ruta de interconexión económica, que se espera incluya a más del 60% de la población mundial y una tercera parte de la producción global, la cita se propone optimizar la complementariedad entre las estrategias de desarrollo de cada territorio y crear sinergias que ofrezca mayores beneficios a los pobladores alrededor de esta red comercial.

La agenda, además de robustecer el entendimiento en áreas como política, transporte, comercio, finanzas, protección ecológica y medioambiental y cooperación marítima, propone aumentar los contactos entre los pobladores como vía para hacer de la Franja y la Ruta un hecho cultural. Aunque las conexiones por ferrocarril y los puertos marítimos acercarán a los países, expertos consideran que no será sino a través de involucrar a las personas que se podrá crear un verdadero corredor económico exitoso.

Hasta el día de hoy, este «bien público» que China ofrece al mundo ya ha tenido importantes cosechas. El notable aumento del comercio, las inversiones y los más de 40 acuerdos firmados no solo dan fe de ello, también confirman el futuro de la iniciativa que por el momento incluye a naciones que orbitan en torno a la antigua ruta de la seda, pero que en el futuro no se limitará a ellas.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

12 de mayo de 2017

03:42:26


El Gigante asiático desde el 2013 desarrolla este proyecto, beneficioso para miles de millones de personas, a través del comercio, el financiamiento, las inversiones, una ruta de esperanza y bienestar para un mundo agotado por guerras fratricidas, bloqueos, medidas unilaterales, desestabilización, chantajes, imposiciones, cuya secuela de desgracias, sufrimientos, dolor y luto es bien conocido. La RPCh ofrece una alternativa muy provechosa q crece y se multiplica, ha crecido año tras año. El interés despertado por la primera edición del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional lo de muestra de forma clara y fehaciente. Tales iniciativas son las q necesita nuestro planeta. Agradezco a Iramsy Peraza Forte por presentarnos tan interesante trabajo.

Andrachi dijo:

2

12 de mayo de 2017

14:00:41


China hará realidad la visión de Marx y de Martí: un mundo justo con beneficios para todos, sin mafias pervertidas y explotadoras. Un mundo CON TODOS Y PARA EL BIEN DE TODOS.