ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

La llamada industria del ocio, el turismo, es uno de los sectores de la economía que se ha expandido y diversificado notoriamente en los últimos 60 años, convirtiéndose en uno de los de mayor crecimiento del mundo.

De acuerdo con el Panorama del Turismo Internacional 2015, publicado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), este renglón económico ha experimentado un alza prácticamente ininterrumpida, lo cual se evidencia en datos como el incremento de las llegadas de turistas internacionales a escala mundial que, de 25 millones en 1950, han pasado a 1133 millones en el 2014.

De forma análoga, los ingresos por turismo internacional obtenidos por los destinos de todo el mundo han pasado de 2000 millones de dólares estadounidenses en 1950, a 1425000 millones en el 2014.

Tales cifras indican que el turismo se ha ido convirtiendo en uno de los dinamizadores del desarrollo,no solo por su impacto en los ingresos de cada nación, sino porque con él aparecen otros aspectos importantes desde el punto de vista socioeconómico, como la inversión extranjera, la creación de puestos de trabajo, el intercambio comercial a través de la importación y la exportación; además de la creación de infraestructuras parasostener toda la actividad.

Es por ello que no extraña que numerosos países, entre ellos Cuba, lleven a cabo inversiones para crecer en materia de alojamiento y servicios a los clientes; en el camino por tomar parte del alza de visitantes internacionales a escala mundial, que de acuerdo con la OMT crecerá un 3,3% anualmente entre 2010 y 2030, hasta alcanzar los 1800 millones.

WONDERFUL INDONESIA

Uno de los destinos turísticos que ha ido consolidándose en los últimos años es Indonesia. Este archipiélago, ubicado en el sudeste asiático y conformado por más de 17 500 islas, tiene a su favor no solo un clima excepcional, sino además una belleza exuberante, basada en la diversidad de sus escenarios naturales y la riqueza y variedad cultural y étnica de esanación.

A todo ello han sabido sacarle partida muy bien los habitantes del país —el cuarto más poblado del planeta—, el cualrecibió 9 729. 350 turistas en el 2015, un 3,1% más de personas que el año anterior, según la Agencia Central de Estadísticas Indonesia (BPS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con esta misma fuente, hasta junio del 2016 ya habían optado por este sitio de la geografía mundial,4 millones 949 627 turistas, 277 223 más que en igual periodo del 2015, para un crecimiento de 5,6 %.

De esta manera, Indonesia continúa la tendencia al alza en ese renglón de la economía, el cual se espera que genere en el actual calendario unos 11500 millones de euros, suponga el 5% del PIB y cree 11,7 millones de empleos.

Sin embargo, más allá de las estadísticas, hay lecciones interesantes de la forma en la cual las ofertas del turismo toman cuerpo allí, y se busca incrementar las opciones ligadas al desarrollo de las localidades.

Tal experiencia la pudo constatar Granma en Bali, uno de los principales destinos turísticos del mundo y una de los motores impulsores de esta actividad enIndonesia.

Para que se tenga una idea, solo en el 2015 más de 4 millones de turistas escogieron esta región, de acuerdo con informaciones de la Oficina Gubernamental de Turismo en esa provincia, lo que representa alrededor del 40 % del total de visitantes que recibió el país en ese año.

Dar a conocer la experiencia de la cultura de esa localidad, con miles de años de arraigo, y hacerlo a través del estilo de vida de quienes allí habitan, parece ser la fórmula escogida por la Junta de Turismo de Bali, que independientemente de lo que hacen las grandes cadenas hoteleras, ofrece asesoramiento a emprendedores como artesanos, artistas, agricultores, floricultores, manufactureros y ganaderos, entre otros.

En el futuro queremos que Bali sea visto como un destino saludable, afirma IB. Agung Partha, presidente de la junta de turismo en la provincia, y con ese propósito es que tratan de promover lugares que representan la vida cotidiana de los balineses.

Ese es el caso de Bali Pulina, una finca dedicada antiguamente al cultivo del café, y que hoy muestra al visitante el proceso de elaboración del Kopi Luwak (café de Luwak, civeta o gato de algalia), el más caro del mundo, comercializado en algunos lugares a 400 euros el kilogramo.

No hay lujos en este espacio en el centro de la isla, más allá del verde de la vegetación y las impresionantes terrazas donde se cultiva arroz. Lo importante es no distraer a quienes llegan de admirar el entorno, y del aprendizaje de las plantas que caracterizan la región, así como el camino que sigue el fruto del café, desde que está en el árbol, es digerido por el Luwak, luego recolectado, secado, tostado y molido, hasta la degustación.

Pero lo más interesante no es haber convertido un lugar de trabajo en un atractivo turístico, sino irradiar, desde allí, experiencias y conocimientos hacia otros sitios.

Queremos que lo que hemos conseguido en Bali se pueda extender por todo el país, y que cada vez más el turismo llegue no solo hasta aquí, sino que conozca otras islas, con formas de artesanía, comida y cultura diferentes, comentaba IB. Agung Partha, un rato antes de que comenzara en Bali Pulina una clase taller con personas venidas de otras zonas de Indonesia.

Un libro de comida tradicional balinesa y la posibilidad de degustarla junto a la familia que la elabora, como un miembro más de esta; conocer sobre el cultivo del arroz y las técnicas de masaje y spa que han hecho tan populares estas regiones, hasta la posibilidad de contribuir al incremento de los corales mediante la plantación de estos; son algunas de las iniciativas que hoy promueve la Junta de Turismo de Bali. Una muestra de cómo aprovechar las riquezas locales en beneficio de una industria donde cada vez es más importante encontrar aquello que nos hace únicos.

Son experiencias que, aunque a miles de kilómetros de distancia, bien podría aprovechar Cuba, para continuar, a fuerza de cultura y tradiciones, abriéndose un espacio en la agenda de los viajeros del mundo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.