ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La OTAN decidió reforzar la “presencia avanzada” en el este de Europa, a las puertas de Rusia. Foto: Reuters

Sus promotores lo han dicho claramente: la Cumbre de la OTAN a celebrarse entre hoy y mañana en Varsovia, la capital polaca, tiene entre sus objetivos vitales, Rusia.

No importa que, al menos que se conozca internacionalmente, no haya ningún tipo de amenaza para los 28 países miembros de la Alianza Atlántica.

Tampoco es Moscú quien impone sanciones a esos Estados. Todo lo contrario, la Unión Europea cabalgando al galope norteamericano acaba de prorrogar esta misma semana sus sanciones económicas contra Rusia, a la par con la avalancha belicista que justifica la cita de Varsovia y los posibles acuerdos para continuar cercando a Moscú.

Despachos de prensa se refieren al mensaje que transmite el gobierno polaco: “Necesitamos tropas de la OTAN permanentes en el Este. ¿Cómo? Es un asunto aún en debate. Pero que estén presentes cada día del año”, afirmó esta misma semana el ministro de Defensa, Antoni Macierewicz.

Por su parte, la primera ministra polaca, Beata Szydlo, y el titular de Asuntos Exteriores, Witold Waszczykowski, también subrayaron que la Cumbre de Varsovia debe concluir con “soluciones concretas” para hacer frente a una amenaza.

Para buen entendedor, con estas palabras bastan y ante tantas diatribas belicistas, tratar de formar una imagen diabólica de Rusia a través de un poder mediático al servicio de Occidente, es, más que un objetivo, la mejor forma de desviar la atención de otros graves problemas económicos y sociales que tienen los países que integran la OTAN.

Crear la imagen del “enemigo” ruso es alejar la atención de los millones de desempleados, los que pasan penurias en sus naciones o de los millones de refugiados del África que fue colonia y de países del Oriente Medio llevados a la guerra por Occidente y que hoy deambulan —cuando no mueren en la travesía marítima— por diferentes fronteras europeas.

Europa está atrapada en las contradicciones sistémicas que no encuentran solución. Sería más razonables en tales circunstancias que la OTAN quedara abolida y sus fabulosos recursos sean empleados en bien del desarrollo de los millones de ciudadanos que habitan en esos países.

Según reportes desde la ciudad sede de la cita Atlántica, en la Cumbre de Varsovia estarán presentes decenas de delegaciones con cifras desbordantes de representantes. Y, de manera muy importante, se esperan cientos de periodistas, lo que garantizará que el furor belicista se expanda por todo el mundo a la vez que tanta prensa sacada de su rutina diaria, no escriba sobre las grandes manifestaciones en ciudades europeas donde la policía arremete a golpes y bombas lacrimógenas contra sus propios conciuda­danos.

Ya la mayoría de los grandes medios eu­ropeos y norteamericanos se hacen eco de las declaraciones del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien durante una visita a Varsovia reiteró que “habrá más tropas de la Alianza desplegadas en ese país”.

Como para no perder tiempo, en una reunión de los ministros de Defensa de los países pertenecientes al ente bélico, se decidió reforzar la “presencia avanzada” en el este de Europa, a las puertas de Rusia, con el despliegue de cuatro batallones multinacionales en los países bálticos y en Polonia.

Se recuerda que tal expansión podría ser fortalecida con rapidez, como ocurrió con el recién realizado ejercicio Fuerza Avanzada que in­cluyó el traslado de un millar de militares y 400 vehículos de guerra desde España hasta Polonia en solo cuatro días.

Con ese mismo objetivo se resolvió au­mentar la presencia naval de la OTAN en el Mar Báltico y el Mar Negro, en los límites de las aguas territoriales rusas. Al mismo tiempo, la organización bélica enviará más fuerzas militares, acompañadas de aviones-radar AWACS, al Mediterráneo, el Medio Oriente y África, señala la red informativa francesa Voltaire.

Un aspecto a destacar en la reciente reunión de ministros de Guerra de la OTAN es el compromiso de incrementar en más de 3 000 millones de dólares los gastos militares de la Alianza para el presente año 2016.

También se ha ido conformando la imagen de que países del este europeo como Polonia, Estonia, Letonia y Lituania, acudirán a la Cumbre “preocupados por la amenaza rusa”; mientras que los estados del occidente europeo, como España, Francia, Italia, Gre­cia, Bélgica y hasta el Reino Unido, ponen su foco de atención en la situación del terrorismo, la guerra en Siria y la ola migratoria que afecta a estas naciones.

Ucrania, que aun no es miembro de la OTAN, asistirá a la reunión y, de seguro, será como una vedette mediática cuando se utilice como bandera para las acusaciones contra Moscú.

En fin, una vez más, estaremos en presencia de una verdadera Cumbre belicosa que buscará por todos los medios justificar la existencia de la OTAN y para ello, el mejor incentivo es y será alentar la guerra contra un enemigo inexistente, y recabar bastante dinero —el       2 % del PIB de cada país miembro— para complacer al Complejo Militar de los Estados Unidos, principal abastecedor de armas a esa institución armamentista.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Manuel dijo:

1

8 de julio de 2016

03:34:57


Hay muchas cárceles con menos criminales que los que se van a reunir en la cumbre de la OTAN

Rné dijo:

2

8 de julio de 2016

12:05:36


Hace rato están preparando el escenario, a Rusia no le debe quedar dudas de lo que se le avecina y el que mueve el caldo en esta olla es el imperio y su Complejo Militar Industrial.

Rné dijo:

3

8 de julio de 2016

12:11:12


Sale Obama y entra Trum, los otros no hace falta nombrarlos, vienen solitos al convite del premio novel. Aunque el pastel está listo para comer deben tener cuidado con el embarro y la artera.

medardo m rivero p dijo:

4

10 de julio de 2016

15:43:53


Magnifico articulo, muy actualizado y con diferentes aristas de análisis. Una de las tesis que defendíamos hace algunos años atrás, era que el socialismo no era un subproducto de las guerras, que al contrario, su desempeño podría ser mejor en situación de paz. Los ideologos burgueses y mas adelantes los neo liberales, cuando vieron el desmoronamiento del socialismo este europeo y la URSS, no sabían entonces, como hacer cierta su manipulación y lo han seguido repitiendo, en el animo de que los problemas del terrorismo, se vinculen a esa idea, pero de manera muy sutil. Sin embargo, el capitalismo para ser prospero y tener todas las riquezas, necesita de la violencia y de la filosofía del despojo, así como la de convencer que el fin justifica los medios. El ejemplo que vamos a analizar, es el de la OTAN. ¿sí LA OTAN surge como un resultado de la existencia de un grupo de países que se llamo campo socialista, porque sigue existiendo, después de no existir ese campo? Lo que nos lleva a reflexionar, que no era el socialismo la causa principal para su existencia, sino la idea de enriquecerse de un determinado segmento social y mantener en vilo a la sociedad civil con respecto a la necesidad de la violencia y a la aplicación de la filosofía de que no importan los medios si se alcanza el fin deseado. Surgieron las teorías de las victimas colaterales y otras aberraciones ideológicas, que han sabido manejar en los medios de comunicación de los cuales, el 80% se encuentra en manos de los que detentan algún poder en el mundo.