ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Un manifestante enarbola un letrero en el que se lee “un millón 314 003 personas necesitan la anulación del mandato de Eduardo Cunha”. Foto: AP

BRASILIA.—La Corte Suprema suspendió el mandato del presidente de la Cámara baja de Brasil, Eduardo Cunha, por acusaciones de que intentó intimidar a congresistas y obs­truir investigaciones en su contra, dijo el jueves una portavoz del tribunal.

Con el dictamen, el juez Teori Za­vascki aceptó un requerimiento presentado por el fiscal ge­neral, Ro­drigo Janot, quien en diciembre solicitó la salida del político y  miembro del Par­t­i­do del Movimiento De­mocrático Br­a­­­­sileño (PMDB).

Janot acusa a Cunha de “intimidar a parlamentarios, procesados, co­laboradores, abogados y agentes pú­blicos con el fin de dificultar las investigaciones” de las que es objeto.

“Ante lo expuesto, determino la medida requerida y determino la suspensión de Eduardo Cosentino da Cunha del ejercicio del mandato de diputado federal y por consecuencia de la función de presidente de la Cá­mara de Diputados”, expresó Za­vaski, según el diario mexicano La Jornada.

En su calidad de presidente de Diputados, Cunha fue quien acogió y condujo el proceso con miras a destituir a la presidenta Dilma Rousseff.

BBC Brasil detalla que ante la decisión asumió la presidencia de la Cá­ma­ra en forma interina el vicepresidente de la misma, Waldir Ma­ra­naho, del derechista Partido Pro­gresista (PP) y un exaliado de Cunha que también está investigado por sospecha de ha­berse beneficiado con los fraudes en Petrobras.

Janot hizo una lista con 11 argumentos para pedir la suspensión de Cunha, a quien calificó en la petición de “delincuente”.

“Cunha ha utilizado el cargo en interés propio e ilícito únicamente pa­ra evitar que las investigaciones contra él continúen y lleguen a aclarar sus conductas, así como para reincidir en las prácticas delictivas”, de­nunció Janot.

“Traspasó todos los límites aceptables” de un Estado Democrático de Derecho, apuntó el fiscal.

El diputado fue procesado tiempo atrás en la Suprema Corte, por unanimidad, por los delitos de corrupción y lavado de dinero, acusado de integrar la red de corrupción en Pe­tro­bras.

Se le acusa de haber recibido cin­co millones de dólares en sobornos por parte de empresas a las que ayu­dó a obtener con Petrobras contratos de arrendamiento de buques de perforación para la extracción de petróleo.

Por su parte el diario español El País señala en un artículo que Cunha está familiarizado con las polémicas. “En marzo, la Fiscalía de Brasil lo denunció a él, a su mujer Cláudia Cruz y a una hija por costearse una vida de lujos con dinero desviado de Petrobras. Entre los gastos están un viaje familiar de nueve días a Miami en el 2013 que costó 170 000 reales (48 000 dólares), a pesar de que Cruz, expresentadora de televisión en los 90, figuraba oficialmente como “ama de casa” y Cunha ganaba 17 800 reales por mes (5 000 dólares) como diputado.

La Fiscalía también sospecha que Cruz usó las cuentas secretas en Sui­za para, entre otras cosas, pagar clases de tenis en una escuela de prestigio de Florida y que su hija se costeó estudios de postgrado en España y Reino Unido.

Las investigaciones del caso Pe­tro­bras revelaron, entre otras cosas, que su empresa Je­sus.com tenía entre sus bienes un coche de lujo, un Por­sche Cayenne valorado en 400 000 reales (más de 100 000 dólares), que usaba Cláudia Cruz.

Antes de ser político, Cunha fue oficinista, corredor de seguros, economista, agente de bolsa y empresario de la radio.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Daisy T. Rivero Leon. dijo:

1

6 de mayo de 2016

03:19:06


¡Y esos son los que quieren enjuiciar al Presidenta!

Eduardo Miguel dijo:

2

6 de mayo de 2016

05:13:20


Fuera Eduardo Cunha, reclamaba el Brasil todo desde diciembre del 2015. Fuera el mayor enemigo del gobierno de Dilma Rousseff exigian con vehemencia las fuerzas progresistas de este país. Silêncio absoluto y millares de maniobras dilatando lo que tenia que ser hecho desde hace mucho tiempo. Infelizmente ya demasiado tarde. Por una parte Eduardo Cunha salió victoriosos, puso en jaque mate un gobierno democrático elegido por más de 54 millones de personas. Lo triste es que ese mismo TSJ sabia de las maniobras de lá derecha y nada hicieron y el implichman está aí y lá esperanza de Brasil condenada a muerte. Senhores, la derecha nuevamente tomó Brasil. Enmascarada con traje de anticorrupción lá derecha está ganhando de está vez. Siento pena por lá ignorância política del brasileiro común, ese que hoy olvido que hace apenes 15 anos atrás más del 80% de su población vivia en los limites de la pobresa. Poca memória política, poca valor a lá história pasada. Siento pena realmente.

Miguel Angel dijo:

3

6 de mayo de 2016

08:15:44


Q desvergüenza, cual es la moral q poseen estos genízaros para juzgar a la presidenta Dilma. Q clase de democracia! Huelgan los comentarios.

Bárbaro dijo:

4

6 de mayo de 2016

10:35:43


Esos son los bandoleros, integrantes de una camada de bandidos que quieren que Brasil regrese a la precaria situación que vivía su gente antes que el Partido de los Trabajadores llegara al poder hace más de 15 años. Los brasileños tienen dos opciones, como la tuvo Cuba al principio del triunfo revolucionario del 1ro. de enero del 59, ¡Rendirse o luchar! Si luchan triunfan con honor y dignidad y para ello deben seguir el lema cubano dejado por uno de los grandes de nuestra historia "Juan Almeida": "Aquí no se rinde nadie..." Adelante Brasil es tu hora de demostrar lo gigante que eres para ti y para el mundo.

Odalis dijo:

5

6 de mayo de 2016

12:48:26


Es una cloaca de arpías y serpientes venenosas, un antro de perdición y corrupción esa Cámara de Brasil, están por todas partes abriendo brechas para seguir abultando sus bolsillos y enormes riquezas, no son nada sin el dinero y los lujos que el robo, desvío, lavado de dinero o como se quiera llamar a la desfachatez y la podredumbre de vida y mundo que arrastran. A Dilma, Lula, los brasileros leales y honestos del PT y el pueblo brasileños, arriba y adelante, con fuerza, unidad y lucha permanente saldrán adelante; no se dejen quitar lo alcanzado por esa turba de corruptos y delincuentes. Cuba y su pueblo los apoya.