ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

La tragedia se divulgó inmediatamente: el 25 de marzo de 2015 un temporal con 17 aluviones simultáneos sepultaron pueblos enteros en la municipalidad de Atacama, Chile, dejando una cifra de 26 muertos, 120 desaparecidos y 30.000 damnificados.

El gobierno de Michelle Bachelet evaluó la situación como una de las peores tragedias ocurridas en 80 años y calculó en 1 500 millones de dólares el costo de la reparación de los daños.

La primera ayuda sobrevino de los jóvenes médicos chilenos egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina en La Habana, (ELAM), quienes montaron carpas para instalar hospitales de campañas y evitar el azote de una epidemia.

El 9 de abril, un total de 17 cubanos, integrados por doctores, epidemiólogos y enfermeros pertenecientes a la Brigada Henry Reeve, especializada en situaciones de desastres y graves epidemias, son enviados por la Isla para auxiliar a los damnificados por el fenómeno natural en esa nación austral.

El Ministro de Salud Roberto Morales Ojeda en el acto de despedida de la brigada sanitaria cubana expresó: “Seguro sabrán poner muy en alto el nombre de nuestra patria, de nuestro pueblo, el nombre de la Revolución, el nombre del sistema de salud cubano, como lo han hecho los más de 325 000 trabajadores del sector que han cumplido misión a lo largo de todos estos años”.

El diputado chileno Lautaro Carmona visitó el sitio donde labora la Brigada Médica Cubana y desde allí apreció su desempeño, destacando que están fortaleciendo el trabajo preventivo de salud comunitario con intercambios persona a persona en sus hogares.

Elogió la preparación y solidaridad de los especialistas de la mayor de las Antillas, en proezas como llevar a lugares de difícil acceso todo un equipamiento técnico para atender a las personas necesitadas.

El Doctor. Carlos Pérez, jefe de la brigada cubana, le explicó las actividades de profilaxis practicadas y la labor asistencial en caso de resfriados, alergias, infecciones respiratorias, pero sin ningún brote epidémico, hasta el presente.

Granma Internacinal contactó por e-mail con varios chilenos. El dirigente social de la municipalidad de Valdivia, Patricio Alarcón Barrientos, agradeció la solidaridad del pueblo y del gobierno revolucionario por el gesto humanitario de socorrer a sus compatriotas, pero lamenta que los principales medios locales silencian el hecho, conociéndose solo a través de sitios web alternativos.

“Eso habla mal de los medios de comunicación, que en su inmensa mayoría no tienen la altura para reconocer actos de solidaridad como este”.

Gloria Cosgrove Concha, graduada de la ELAM, comentó que los cubanos se ubicaron principalmente en Villa Copayapu, en el poblado Paipote y en los Llanos de Atacama, quienes son acompañados por sus colegas chilenos de carrera, en dependencia de los permisos de trabajo que puedan alcanzar en los lugares donde prestan servicios regularmente.

“No es la primera vez que, ante una catástrofe, los chilenos y chilenas recibimos el apoyo solidario de Cuba”, escribió Myriam Verdugo Godoy, periodista de Santiago de Chile y encargada del espacio cultural Matta, refiriéndose a la colaboración médica brindada en 1961 y en 2010, tras la devastación causada por fuertes terremotos.

Y agregó: “Por supuesto hay agradecimiento por el gesto solidario de los galenos, quienes con su labor mitigan el dolor de quienes perdieron familiares, casas y trabajos. Ellos contribuyen a prevenir brotes epidémicos y, con su talante solidario hacen menos duros los días de los damnificados. Agradecemos la actitud, siempre dispuesta a apoyar, del pueblo cubano”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.