ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Según analistas, Israel podría tener varios centenares de armas nucleares. Foto: RT

El presidente estadounidense, Barack Obama, amenazó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con derribar sus cazas para impedir así un ataque contra las instalaciones nucleares iraníes, según el diario kuwaití Al Yarida, citado por Europa Press.

Resulta que, tras varias reuniones con miembros de su gobierno y la cúpula militar, Netanyahu ordenó al jefe del Estado Mayor, Beni Gants, preparar un ataque contra las instalaciones nucleares iraníes y desplegar todos los esfuerzos israelíes para impedir un acuerdo Estados Unidos-Irán.

Gants entregó al premier israelí el plan de ataque y los pilotos de los cazas comenzaron a entrenarse para la misión.
Pero tal ambiente belicista en Israel no fue suficiente y Netanyahu emprendió viaje a Estados Unidos para reiterar ante el Congreso (republicano) su oposición a un acuerdo con Irán.

El mandatario de Israel cuestionó el posible pacto entre Irán y el Grupo 5+1, del cual dijo que “es mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo”, en alusión al documento a debate en la mesa de negociaciones.

No obstante, aunque muchos despachos de la gran prensa hablan de “profundas contradicciones entre Washington y Tel Aviv”, soy del criterio que solo se trata de un ruido mediático para, tanto Estados Unidos como Israel, hacer nuevas exigencias a Teherán y echar la culpa al gobierno iraní ante cualquier fracaso negociador.

En una entrevista con la CBS, el líder de la Cámara de Representantes estadounidense, John Boehner, aseguró que tiene la impresión de que el acuerdo con Irán “no será lo suficientemente bueno”, y respaldó las dudas que sobre el tema ha manifestado Netanyahu.

Mientras este clima de hostilidad y juego a la guerra caracteriza tanto a Israel como al ala más conservadora del Congreso norteamericano, las autoridades iraníes se pronuncian por un final feliz en las conversaciones sobre su programa nuclear, que se realiza con el Grupo 5+1 (los cinco miembros del Consejo de Seguridad más Alemania).

A la par, analistas y políticos muestran preocupación en cuanto a que las autoridades israelíes, que no participan en esas conversaciones pero hacen todo lo posible por su fracaso, se opongan totalmente a que se declare al Oriente Medio como zona libre de armas nucleares.

Al respecto, un despacho de la agencia IPS señala que Israel se consideraría vulnerable de perder su monopolio regional sobre las armas nucleares; por lo cual Estados Unidos hace todo lo posible para bloquear cualquier iniciativa al respecto.

En esa línea está el discurso cotidiano de Netanyahu en cuanto a que su Estado sufre de amenazas, por lo que debe mantenerse firme en su actual posición nuclear.

El mandatario iraní, Hassan Ruhani, en un reciente discurso sobre el tema recordó que tanto Estados Unidos como Israel no han conseguido su seguridad con el hecho de poseer las bombas atómicas.

Y, aunque Tel Aviv ni reconoce la existencia de los artefactos nucleares en su territorio ni permite ser inspeccionado por el organismo de la ONU encargado de ello, la Asociación para el Control de las Armas Nucleares, con sede en Washington, citada por el diario The New York Times, fija entre 100 y 200 las armas de este tipo en su poder.

En cuanto a Irán, Bob Rigg, exredactor de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas citado por IPS, ha dicho que Washington ignora convenientemente sus propias estimaciones de los servicios de Inteligencia norteamericanos, que representan los criterios consensuados de las 16 agencias de Inteligencia de Estados Unidos, que confirman que “a partir del 2004 no hay evidencia alguna de que Irán tenga intención de contar con armas nucleares”.

“Una zona libre de armas nucleares en Medio Oriente no es más que una broma. Si Israel se incorporara al Tratado de No Proliferación nuclear, tendría que declarar y destruir su arsenal nuclear”, explicó Rigg según IPS.

La República Islámica de Irán, que ha negado siempre que su programa nuclear pueda conducir a la fabricación de la bomba, sufre las sanciones impuestas por Occidente y mantiene firme su posición de que la solución al tema se encuentra en la mesa de negociaciones.

Mientras tanto, Teherán continúa con la ejecución de sus planes de desarrollo a partir del uso de tecnología propia, como la que ha hecho posible construir entre el 60 y el 70 % del equipamiento industrial que incluye refinerías de petróleo, equipos de perforación y plataformas petrolíferas, que hacen autosostenible su impulso a la rama del combustible que lo llevó a producir hasta 3 900 millones de barriles al día.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jorge Luis dijo:

1

20 de marzo de 2015

05:26:26


Existe un error en la cifra de producción de petróleo iraní, es imposible que sea 3900 millones de barriles al día, esa cifra es superior a la producción mundial en un año. Debe de ser 3 millones 900 mil barriles diarios.

Luis dijo:

2

20 de marzo de 2015

09:29:05


Que Iran lo niegue (lo de la bomba) no quita que no lo haga. Como dicen en Cuba y en la Biblia: se veran horrores.

vicente dijo:

3

20 de marzo de 2015

16:38:32


Si IsraeI tiene ojivas nucleares Iran tiene todo el dercho a tenerlas...si ese fuera su deseo....y no Nacion o grupos de Naciones pueden intervenir, prohibir o "chantajear" a nadie por su desicion soberana de hacerlo!!!!!