ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Suleiman Jasir Al-Herbish confiesa que siempre soñó con conocer a Fidel, lo cual se cumplió en el 2004. Foto: Anabel Díaz

Los países en desarrollo han visto a lo largo de su historia cómo supuestas ayudas financieras terminan convertidas en lastres económicos o en monedas de cambio para jugadas políticas.

Un grupo de naciones que sufrieron esas experiencias en carne propia decidieron tomar un camino distinto. Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fundaron en 1976 un mecanismo para compartir una parte de los recursos financieros obtenidos con las ventas del llamado oro negro.

El Fondo de la OPEP para el Desarrollo Internacional (OFID, por sus siglas en inglés) ha invertido desde entonces miles de millones de dólares en proyectos económicos y sociales a lo largo del orbe.

“No hay condiciones políticas; no existe ninguna discriminación regional, racial, ideológica, religiosa o de otro tipo para establecer la cooperación”, aseguró a Granma el director general del OFID, el saudita Suleiman Jasir Al-Herbish, quien concluyó recientemente una visita de trabajo a Cuba.

“Nuestro objetivo es ayudar a la gente”, puntualiza Al-Herbish, Licenciado en Economía en la Universidad de El Cairo y Máster en la misma área de la Universidad de San Antonio, Texas.

Son diversas las metodologías que utiliza el Fondo para canalizar la cooperación financiera, pero siempre se otorga con plazos favorables y a un bajo costo. Además, existen planes de donaciones para proyectos sociales y humanitarios como la lucha contra el SIDA y operaciones en caso de emergencias alimentarias y catástrofes.

La meta de aliviar la pobreza y reducir la desigualdad los ha llevado a incursionar en distintas áreas del desarrollo como salud, educación, acceso al agua potable, alimentación, entre otras.

Las iniciativas surgen de los países beneficiados —explica Al-Herbish. Son ellos los que conocen sus necesidades, nostros no imponemos nada.

De la misma manera, el OFID intenta distribuir sus fondos entre los países más necesitados, con el mayor volumen de fondos dedicados a África, donde trabaja en un total de 53 naciones de bajos ingresos. Sin embargo, América Latina y el Caribe, cuyos países son en su mayoría de ingresos medios, son también importantes receptores.

Si se comparan las actividades del grupo en una y otra región se ve que Latinoamérica capta la mayor proporción per cápita, con seis dólares de asistencia por persona frente a los 5,5 dólares para África, señala en referencia a un estudio reciente de la institución sobre la distribución de la ayuda.

Un caso especial para el OFID lo constituye Palestina, país que visitó recientemente el propio Al-Herbish. Hasta la fecha, se han canalizado hacia allí más de 500 subvenciones por valor de 133 millones de dólares en sectores como salud, educación, agricultura y energía.

ENERGÍA PARA LOS POBRES

Aunque la cartera de trabajo del organismo es amplia, el sector energético es su buque insignia. Además, un tema que apasiona a su director general, que acumuló más de una década de trabajo como Gobernador de Arabia Saudita en la OPEP.

En pleno siglo XXI —precisó—, 1 400 millones de personas no tienen acceso a la electricidad. Este asunto es el gran ausente de los Objetivos del Milenio, que aborda casi todas las demás formas de pobreza. “Nosotros lo llamamos el objetivo perdido”.

Distintas fases del proyecto de Rehabilitación Eléctrica de La Habana han contado con la cooperación del OFID. Foto: Archivo

El OFID es pionero en el combate contra las carencias energéticas. En noviembre del 2007, durante la Cumbre de Jefes de Estado de la OPEP en Arabia Saudita, se lanzó la iniciativa “Energía para los pobres”, para lo cual el Consejo Ministerial de la OFID en junio del 2012 destinó un fondo rotatorio mínimo de mil millones de dólares.

El tema de las desigualdades en el acceso a las fuentes de energía en los últimos años ha sido también foco de atención de las Naciones Unidas, que encabeza la iniciativa: “Energía para todos”.

Al-Herbish, a nombre de la OFID, participa en las Comisiones de Alto Nivel de la ONU que atienden este asunto, especialmente de cara a las metas de desarrollo sostenible que se plantea ese organismo en su agenda posterior al 2015.
Los pilares del desarrollo sostenible son el económico, el social y el medioambiental, comenta. “La energía es el link que une a los tres”.

“Algunas personas en el Norte hablan únicamente sobre el tema medioambiental y olvidan que fueron ellos precisamente los principales causantes de esa situación”.

A esas más de mil millones de personas que carecen de electricidad —asegura— no se les puede pedir que esperen hasta que se invente una forma limpia de energía. “Los países en desarrollo necesitan progreso económico y social”.

 CUBA: UNA PROMESA CUMPLIDA

La relación del OFID con Cuba inició en el 2002. Dos años después, apenas se contaba con un proyecto en ejecución. Pero esa situación estaba a punto de cambiar.

“Fue uno de los encuentros más importantes de mi vida”. Con esas palabras describió Al-Herbish las dos horas y 15 minutos que conversó con el Comandante en Jefe Fidel Castro en el año 2004, cuando visitó la Isla por primera vez en calidad de director general del OFID.

Cuando era adolescente en su natal Arabia Saudita escuchó de Fidel, el hombre que luchaba por su pueblo. Confiesa que siempre soñó con conocerlo.
Estuvo impresionante ese día, recuerda. Conversaron de diversos temas y Fidel citó reportes de la FAO sobre la situación de la alimentación a nivel mundial.

De esa reunión salió el compromiso de potenciar la cooperación. Una década después los resultados son relevantes. Se han aprobado para Cuba un total de diez préstamos gubernamentales concesionales por un monto de 128 millones de dólares, dirigidos a la agricultura, la rehabilitación de redes eléctricas y la rehabilitación de los sistemas de acueducto y alcantarillado de varias ciudades del país.

Los planes para los próximos años ascienden a cerca de 50 millones de dólares y están vinculados con la continuación de la cooperación del OFID con el Programa de Eliminación de Pérdidas de Agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), un tema vital para el país.

En esta segunda visita a Cuba, Al-Herbish ha tenido la oportunidad de supervisar las labores de los proyectos en ejecución así como reunirse con las autoridades cubanas para consolidar los nexos.

Refiere que la responsabilidad del socio que recibe la ayuda es agilizar  la aprobación y la implementación del proyecto. “Cuba ha sido un ejemplo de trabajo expedito en ese sentido”.

En una apretada agenda desde el pasado jueves, sostuvo encuentros con el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel; con el Vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas; con los titulares de los Ministerios de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Agricultura, así como con la presidenta del INRH.

Al-Herbish destaca que la relación exitosa entre el OFID y Cuba ha abierto el camino también para otros proyectos con el Grupo de Coordinación de Instituciones Nacionales y Regionales Árabes de Desarrollo, del cual forma parte el Fondo de la OPEP.

Pero el esfuerzo que se ha llevado a cabo no ha estado exento de obstáculos. Debido al  bloqueo económico de los Estados Unidos contra Cuba, se han visto comprometidos algunos pagos internacionales del OFID a proveedores. Además, empresas en el extranjero han detenido la venta de equipamientos producto de la extraterritorial aplicación de una ley que limita la adquisición por parte de Cuba de equipos con más de un 10 % de componentes de fabricación estadounidense.

“¿De quién es esa política?, se pregunta Al-Herbish y no demora más de un segundo en responder: “No es de la ONU, es de un solo país”. Por lo tanto no nos concierne.

“Estoy aquí no solo para demostrar que cumplí con el compromiso de la OFID hace una década en el encuentro con Fidel, sino para ratificar que continuaremos trabajando”, concluyó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

randy dijo:

1

21 de abril de 2014

16:15:07

ESPERO QUE MIS LETRAS LLEGUE A LA MESA DEL MINISTRO DE DESARROLLO , PORUE HAY CIUDADES QUE ESTAN ABANDONADAS EN SU INFRAESTRUCTURA,EJEMPLO,LA CIUDAD DE CARDENAS,PUES RECIEN HACE 2 MESES EN VIAJE DE TURISMO A VARADERO ,OBSERVE LO DETERIORADA QUE ESTAN SUS CALLES,LLENAS DE HUECOS EH INTRANSITABLE PRACTICAMENTE,FUE UNA PEQUENA ODICEA TRANSITAR POR ELLA RUMBO A VAREDERO, ESPERO QUE A ESA BELLA CIUDAD LE ASIGNEN CREDITO YPUES AL PASO QUE LLEVA,EN MENOS DE 3 ANOS TRANSITAREMOS POR TERRAPLENES,GRACIAS POR PERMITIRME OPINAR

YOLANDA ISABEL dijo:

2

21 de abril de 2014

20:36:07

€s necesario ir sabiendo la realidad de las situaciones desde su perspectiva .Nosotr@s sacaremos nuestras propias conclusiones .