ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Corina Machado perdió su condición de diputada al aceptar ser embajadora alterna de Panamá ante la OEA, sin la correspondiente autorización. Foto: LAPATILLA

Una famosa guaracha cubana de la década de los años 40 del pasado siglo tarareaba en uno de sus estribillos: “se mató como Chacumbele”, frase que ha trascendido en varios países de Latinoamérica hasta nuestros tiempos, y que se utiliza en el refranero popular cuando alguien comete un grave error y se elimina por sí mismo.

La opositora violenta venezolana María Corina Machado hace hoy recordar esa máxima, tras el suicidio político que cometió cuando decidió representar a otro gobierno, el panameño, ante la Organización de Estados Americanos (OEA), siendo diputada del Parlamento de su país.

Corina Machado asumió ser embajadora alterna de Panamá ante la OEA, sin en el beneplácito de la Asamblea Nacional de Venezuela o en cambio haber renunciado antes a su condición de legisladora, por lo que violó los artículos 149 y 191 de la Constitución de la República Bolivariana.

El apartado 149 de la referida Carta Magna suscribe que los funcionarios públicos no podrán aceptar cargos, honores o recompensas de gobiernos extranjeros sin la autorización del Parlamento.

Por su parte, el artículo 191 estipula que los diputados venezolanos  no pueden ejercer responsabilidades oficiales sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales, siempre que no supongan dedicación exclusiva.

Evidentemente Corina Machado fue muy mal asesorada antes de montar su fracasado show en Washington, lo que le hizo perder su condición de legisladora, independientemente del pataleo que arme en cualquier lugar del mundo, incluido el que protagonizó en Lima hace pocos días con el respaldo de algunos congresistas y politiqueros conservadores peruanos.

Además de transgredir la Constitución Bolivariana, esa opositora, bien conocida por sus posiciones ultraderechistas, traicionó moralmente a su país, al acceder a sentarse en la OEA en la silla de Panamá para servir claramente a los intereses de Estados Unidos en su empeño por condenar y derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Su desesperación por sobresalir, entre otros también mediocres adversarios al ejecutivo de Maduro, llevó a Corina Machado a su inmolación política, y en lo adelante habrá que llamarla la “Chacumbela latinoamericana del siglo XXI”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Luís Gustavo Casals Santos dijo:

1

2 de abril de 2014

05:53:56


Encuentro muy buena la nueva portada pero como reviso las ediciones anteriores cuando no puedo leerlo diariamente?, actualmente cumplo mision internacionalista en Brasil y en ocasiones no puedo acceder a el periódico diariamente.

Luís Gustavo Casals Santos dijo:

2

2 de abril de 2014

05:56:40


Prove usar la ventana que dice buscar y no pude revisar una edicion anterior, lo cual hacia antes con el formato de portada anterior.

Maritza dijo:

3

2 de abril de 2014

08:15:10


Con solo mirarle la cara se le ve el veneno, si saca la lengua no se diferenciaria de una terrible serpiente venenosa

jorge oscar usoz dijo:

4

2 de abril de 2014

09:48:05


No su puede pagar por el pito, mas de lo que el pito vale, moraleja: esto no es improvisación o estar mal asesorada, es otra burda maniobra para poner sobre el tapete el autoritarismo y el vale todo del compañero Maduro. Posición muy básica, hasta risueña, que permite otra vez, poner en portales de todo el mundo, algo nefasto, cuando en realidad no es mas que una burda maniobra provocativa.

Latiguillo dijo:

5

2 de abril de 2014

10:03:35


Esa señora ya era un cadáver político desde que en unas candidaturas presidenciales no llegó ni al 3% de los votos emitidos. EEUU estaba tratando de resucitarla con un nuevo maquillaje para atenuar su apariencia mortuoria pero el cadáver parece que echaba de menos su tumba y a ella volvió definitivamente. R.I.P.