ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: EFE

ADDIS ABEBA, Etiopía.— Las partes en conflicto en Sudán del Sur se reunieron este viernes en la capital etíope para tratar de encontrar una solución después de casi tres semanas de violencia, en la que al menos mil personas han muerto.

Las delegaciones del presidente, Salva Kiir, y de los rebeldes leales al exvicepresidente Riek Machar se reunieron en primer lugar por separado con representantes de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo (IGAD) de África oriental, que actúa como mediadora. Las conversaciones directas comenzarán el sábado o el domingo.

La IGAD, que reúne a los países del este y del cuerno africano, pide antes que todo un alto al fuego, pero los rebeldes exigen la liberación de sus líderes encarcelados, el envío de observadores a la región y una discusión sobre el reparto del poder.

Mientras, BBC reporta desde el lugar que hasta el momento no hay indicios de que vaya a concluir la lucha entre ambos bandos en el país más joven del mundo, que obtuvo su independencia de Sudán hace poco más de dos años.

De hecho, la lucha se ha encarnecido en las inmediaciones de las ciudades de Bor, capital del oriental estado de Junqali y en Bentiu, capital del estado norteño de Unidad, áreas que están en manos rebeldes.

Las Fuerzas de Paz de Naciones Unidas en Sudán del Sur dijeron esta semana que continúan las atrocidades y denunciaron ejecuciones extrajudiciales así como el descubrimiento de "grandes cantidades de cadáveres". Organizaciones de ayuda denunciaron, asimismo, la situación desesperada de miles de personas que huyeron de sus hogares y se encuentran en campamentos precarios sin agua potable.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.