ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Hasta el momento no hay indicios de que vaya a concluir la lucha entre ambos bandos en el país más joven del mundo, que obtuvo su independencia de Sudán hace poco más de dos años.
De hecho, la lucha se ha encarnecido en las inmediaciones de las ciudades de Bor, capital del oriental estado de Junqali y en Bentiu, capital del estado norteño de Unidad, áreas que están en manos rebeldes.
Un portavoz rebelde le dijo a la agencia de noticias Reuters que sus tropas marchaban hacia la capital Yuba, al tiempo que un vocero del gobierno dijo sus fuerzas avanzaban con la intención de recapturar Bor.
Mientras tanto, las fuerzas de paz de Naciones Unidas en Sudán del Sur dijeron esta semana que continúan las atrocidades y denunciaron ejecuciones extrajudiciales así como el descubrimiento de "grandes cantidades de cadáveres".
Organizaciones de ayuda denunciaron la situación desesperada de miles de personas que huyeron de sus hogares y se encuentran en campamentos precarios sin agua potable. Se estima que más de 180.000 personas han sido desplazadas por el conflicto.
Uno de los campamentos más numerosos, en la localidad de Awerial, tiene cerca de 80.000 personas que han huido de la violencia en el estado de Junqali.
Los delegados de ambas partes en conflicto enviados a Adís Abeba comenzaron a llegar el miércoles a la capital etíope, pero las conversaciones se postergaron hasta que ambas comitivas estuvieran completas.
El periodista de la BBC Emmanuel Igunza, quien se encuentra en la ciudad, dijo que ambos grupos están en el mismo hotel, pero sólo han hablado con mediadores.
Cara a cara
Se espera que haya un encuentro cara a cara más tarde el viernes o el sábado.
El conflicto se desató cuando el domingo 15 diciembre Salva Kir, actual mandatario, acusó al exvicepresidente Riek Machar de intentar derrocarlo a través de un golpe.
Militares disidentes atacaron el Ministerio de Defensa y la sede del partido gobernante, el Movimiento para la Liberación de Sudán (MPLS).
Machar, por su parte, ha acusado al presidente de fomentar la violencia étnica entre los dos principales grupos del país. Kir pertenece a la etnia dinka y Machar es miembro del grupo nuer.
El gobierno negó que el enfrentamiento tenga un cariz étnico.
Las conversaciones para frenar el conflicto que tiene lugar en Sudán del Sur, en el que desde el 15 de diciembre de 2013 han muerto al menos 1.000 personas, comenzaron este viernes en la capital de Etiopía, Adís Abeba.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.