ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Internet

BRASILIA.— La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, celebró el 1ro. de enero los primeros tres años de su mandato con una firme postura ante la corrupción en su gestión de Gobierno.

La mayoría de los expertos sostienen que la mandataria brasileña ha obtenido altos índices de popularidad gracias a su gestión política.

Rousseff asumió la presidencia en enero del 2011, tras ganar las que fueron las primeras elecciones en las que compitió durante su carrera política.

Durante su gobierno, el crecimiento económico brasileño fue de 2,7 % en el 2011 y de 1,0 % en el 2012. Los expertos calculan que este año este índice puede ubicarse en 2,3 % y que esa tasa se repetirá en el año 2014, reporta EFE.

Por otra parte, la inflación en el gigante suramericano en los últimos tres años se ha mantenido en torno al 5 %.

En el aspecto político, la exguerrillera exhibió un pulso firme. Un ejemplo de ello fue cuando en las masivas manifestaciones que estallaron en junio del año pasado, instó a "escuchar la voz de la calle".

También demostró firmeza en su imagen política exterior, tras actuar con esta característica ante EE.UU. luego de conocer los documentos filtrados por el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad Edward Snowden que revelaron que ella misma había sido víctima del espionaje estadounidense.

Con la entrada del 2014, Rousseff también comenzó su última primera etapa al frente de la presidencia de Brasil, y lo hizo como favorita de cara a las elecciones que se celebrarán en el país en octubre.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.