ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El presidente Maduro (centro). A la izquierda el vicepresidente Ejecutivo, Jorge Arreaza. A la derecha, el canciller Elías Jaua. / Foto: Yaimi Ravelo

CARACAS, Venezuela.— La complejidad multifactorial del año 2013, la situación económica de la nación, las próximas acciones del Gobierno en la lucha contra la corrupción, la creación de mecanismos para hacer mejor uso de las divisas convertibles, el nuevo escenario internacional y las posibles acciones para el cobro de los hidrocarburos internos a mediano plazo fueron algunos de los tópicos analizados este lunes en el Palacio de Miraflores por el presidente venezolano Nicolás Maduro.

En un encuentro con periodistas nacionales y extranjeros, en el salón Simón Bolívar, el mandatario recordó que los últimos 12 meses están entre los más complejos que haya vivido Venezuela en su historia por la pérdida física del Comandante Hugo Chávez, las elecciones presidenciales "con un candidato nuevo" por las fuerzas revolucionarias, el enfrentamiento a la guerra económica y la guerra eléctrica, y las votaciones municipales de diciembre, que la cúpula de la derecha pretendió convertir en un plebiscito.

"El hecho humano y político más importante de todo 2013: la pérdida del comandante Hugo Chávez, que marcó el año y marcó el inicio de esta nueva etapa de la Revolución Bolivariana", dijo el Jefe de Estado para agregar que la oligarquía pretendió aprovecharse de ese momento trágico para derrocar el proyecto revolucionario.

En la reunión de cerca de dos horas y media con los reporteros de más de 30 medios de comunicación, el Presidente se refirió a los instrumentos perturbadores de la economía, introducidos por sectores recalcitrantes de la oposición, que llevaron a situar la inflación en un inusual 56, 2 %, y el crecimiento económico en solo 1,6 %.

Maduro señaló que esos números hubiesen sido peores si no se decreta una ofensiva gubernamental contra la guerra económica y dijo sentirse optimista para el 2014, en el que se continuará la lucha contra la especulación y la usura, y se creará una caja nacional de divisas convertibles, para la eliminación de la dispersión en la entrega de dólares de la República y realizar las importaciones y todas las inversiones del país.

Flanqueado por el vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, y el canciller, Elías Jaua, el dignatario reiteró que la lucha contra la corrupción está ligada al fomento de una nueva ética política en Venezuela, la eliminación de la sociedad de cómplices del pasado y la batalla contra todo acto vinculado a ese flagelo, más allá de partidos políticos afines o adversos al Gobierno.

También hizo un balance de la victoria popular en las elecciones municipales del 8 de diciembre, que todavía no ha sido asumida como una derrota por varios personeros de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), entre ellos el excandidato presidencial y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, quien, por cierto, viajó a Nueva York para entrevistarse con su asistente Oscar Colina López, prófugo de la justicia.

Subrayó que el 2013 fue el año de la lealtad a Chávez, en el que el pueblo demostró que el chavismo está vivo, y es una fuerza política, espiritual y moral vital para Venezuela, América Latina y el Caribe.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.