ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Internet

Después de su regreso de la Liga de Grecia, donde jugó de enero a mayo para la selección PAOK, a la cual contribuyó para obtener el título, Javier Jiménez se unirá nuevamente esta semana a la escuadra cubana que jugará como visitadora en Argentina, como parte del programa de la Liga Mundial de Voleibol.

El matancero de 25 años (nacido el 16 de noviembre de 1989) se caracteriza por su fogosidad sobre la cancha y sus explosiones de júbilo en cada oportunidad en que él, o algunos de sus compañeros, terminan con éxito una jugada. “Grito, como una manera de exteriorizar y liberar la presión del partido, lo hago con frecuencia”, ha comentado a la prensa.

Con 1,98 metros de altura y 89 kilogramos de peso, este estelar voleibolista del cuadro nacional cubano es capaz de alcanzar una altura de 3,52 metros cuando ataca, en tanto lo ha hace hasta 3,42 en el bloqueo, mas si tuviéramos que definir cuál es su cualidad principal sobre el terreno, diríamos que su capacidad para mantenerse a un alto nivel de juego de principio a fin de cada desafío, además de servir de alentador para sus compañeros.

Durante su niñez, Jiménez practicó otros deportes. Era raro que, siendo cubano, no hubiera comenzado por el béisbol, y también se contaron el kárate y el taekwondo entre sus aficiones. Su llegada a la preselección nacional se produjo en el 2013, cuando el entonces director técnico Orlando Samuels le pidió hacerle una prueba durante varios días, después de lo cual ha permanecido en el grupo de hombres más prometedores del plantel.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

uge dijo:

1

12 de junio de 2015

10:31:54


Se poco de voli pero por lo que vi el fin de semana dejo mucho que desear