ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Solo con el bronce de Denia Cabellero accedió Cuba al podio. Foto: Getty Images

RÍO DE JANEIRO.—Las actuaciones del relevo varonil de 4x400 metros planos en la noche sabatina y del maratonista Richer Pérez en la mañana dominical hicieron olvidar de mo­mento las desdichas del atletismo cubano en los Juegos Olímpicos Río 2016.

No es que hayan obtenido medallas. Agradan las subidas al podio. Es verdad. Pero no lo son todo en el deporte competitivo. A veces se hace el máximo posible o más allá y las medallas no llegan. Pero queda la satisfacción.

En el caso de la delegación cubana —41 atletas al restar las bajas de Dayron Robles y Pedro Pablo Pichardo—, muy pocos fueron los que dejaron un sabor agradable. Ni siquiera marchó conforme la única medallista, la bronceada Denia Caballero, quien como muestra de dignidad deportiva reconoció su culpabilidad en no lanzar el disco sobre los planificados 67 metros o más.

Una laureada a montones como Yarisley Silva y menciono solo las más importantes: subcampeona olímpica 2012, mo­narca mundial bajo techo 2014, monarca mundial al aire libre 2015, recordista de la Liga de Diamante con 4.84 este año, tan cerca como en junio pasado, admitió que tuvo un mal día al no poder con 4.70 y aceptar un séptimo puesto compartido.

Los pupilos del técnico Gabino Arzola en las pruebas múltiples sí pudieron sacar la cara. Y ninguno obtuvo medalla.

Yorgelis Rodríguez séptima con récord nacional en el heptatlón y Leonel Suárez sexto en decatlón con el mejor total después de su bronce de Londres.

Igual, los discípulos de Eloína Kerr mostraron todo su esfuerzo, como Yoandys Lescay, que ni llegó a la final, pero se le vio dejar alma y corazón en la pista con la mejor carrera individual de su vida. Luego volvió a sobresalir con sus compañeros del relevo William Collazo, Adrián Chacón y Osmaidel Pellicier, firmantes de un sexto lugar con el cuarto registro cubano de todos los tiempos y la segunda mejor actuación olímpica después del metal plateado alcanzado en Barcelona 1992 cuando corrían estelares como Roberto Her­nández y Norberto Téllez, y delante del séptimo lugar de Montreal 1976 impulsado por Alberto Juan­to­rena.

En la clasificación hicieron su mejor marca del año pegada a los tres minutos y ya eso hubiera bastado para una despedida aceptable. Pero al clasificar por los azares del destino (descalificados dos relevos importantes), prometieron mejorar y lo cumplieron.

Lázaro Martínez llegó a la final del triple y sin embargo el octavo lugar nunca recibió el brillo de un salto efectivo. Ni acercarse a los 17 metros pudo. Menos Ernesto Revé, que ni clasificó. Y la escuela cubana tiene un sobrado prestigio que está obligada a defender siempre, como él mismo lo ha hecho anteriormente, pues tiene nada menos que tres títulos mundiales por edades, uno sub 18 y dos sub 20 años.

Richer Pérez luchó y luchó durante 42 kilómetros y 195 metros, quedó en el lugar 46 (entre 155 que tomaron la partida) con un tiempo en el entorno de sus mejores resultados (dos horas, 18 minutos, cinco segundos) y sin embargo, dejó un mejor ambiente porque ningún cubano jamás corrió tan rápido bajo los cinco aros y el lugar ocupado es el más destacado de los últimos 40 años y el segundo histórico, después del 33 de Rigoberto Mendoza en Montreal 1976, sin corredores de África.

Presenciamos en Río una faena olímpica decepcionante del atletismo. La más pobre de toda la etapa del deporte revolucionario. Por medallas, hasta en Tokio 1964 fue conquistada una de plata por Enrique Figuerola, frente al solitario bronce de Denia Caballero ahora.

Por puntos apenas se sumaron 16.5 y ese total solo supera únicamente a los 11 de la misma cita japonesa. Desde Ciudad México hasta la fecha siempre hubo más. ¿Qué pasó? Es lo que tendrán que definir las autoridades y técnicos de este emocionante deporte.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Angel tamayo dijo:

16

22 de agosto de 2016

13:07:06


Considero que siempre hay que comparar y ver que hicimos y que estamos haciendo , con independencia de la calidad de los atletas de otros paises ,dado nuestro desarrollo y constancia fehaciente de los avances en el deporte . Somos del criterio que a estas ( olimpiadas , mundiales ) deben asistir los que hayan logrado resultados concretos en su disciplina ; resulta totalmente incomprensible esas abismales diferencias en tiempos y distancias logradas y ahora apenas se logra nada y se pasa desapercibido . Es cierto al cubano no le gusta perder ni a la ´´chapita´´ pero cuando uno ve esfuerzos y lucha como el de Lescay, Collazo, Larduet , entregando la piel en cada esfuerzo, en cada combate , carrera o disciplina , como lo demostraron entre otros BORRERO , MIJAIN , ROBEISY . AQUI SI VALE EL ESFUERZO AUNQUE SE PIERDA EN BUENA LID Y COMO ES LOGICO , SE PREMIAN LOS RESULTADOS

Eloy R. Corcho dijo:

17

22 de agosto de 2016

13:35:29


Propongo al periodista el siguiente estudio para dar una contribuciòn a desentrañar las causas de la insatisfacciòn del atletismo. 1) Hacer una tabla donde aparezcan los record nacionales escolares y la fecha en que se implantaron acompañada de los resultados en cuanto tiempos y marcas logradas en los últimos juegos de esa categoría. 2) Una tabla con los recor nacionales actuales y la fecha en que se alcanzaron. Sugiro que esos estudios no se limiten a los eventos en que tuvimos participación en Rio, sino a todos los del atletismo. Y una utopía. ¿Podría alguna autoridad deportiva hacer pública una explicación a lo que esos estudios indicarán? Yo creo que nuestros análisis no deben ser solo de lo que indica el medallero, porque eso, en una tarde de buena o mala suerte de un atleta puede variar la percepción considerablemente, más no variaria el estado real de este deporte. Por último, creo que en cualquier análisis que se haga a ningún cubano seguidor de este deporte se le ocurriría el más mínimo cuestionamiento a la actuación de Yarisleidys Silva. Los atletas no son máquinas. Su participación dió muestras de su estirpe gurrera y de su voluntad de estar por encima de circunstancias que le vinieron encima. Más que las medallas hay que aprender a valorar en nuestros atletas su entrega a la lucha por ser dignos del reconocimiento que el pueblo les ofrece y ella ha dado sobradas pruebas de su compromiso. Todo nuestro respeto y nuestro apoyo. Ella se levantará.

Jordan dijo:

18

22 de agosto de 2016

14:03:35


Saludos cordiales: Si no asistimos a muchas competencias por falta de financiamiento o nivel, me parece que a los JJOO o campeonatos mundiales deben de asistir los atletas que realmente tengan posibildades de ganar medallas,certificados olìmpìcos o sumar puntos ya que se supone que lleguen muy bien preparados. Soy un gran admirador de Yarisley Silva, pero tener un mal dìa en la competencia màs importante de su vida no es una justificaciòn apropiada. Esperemos que para los pròximos juegos los atletas cubanos puedan ofrecernos una actuaciòn màs conforme con el esfuerzo que realiza nuestro pueblo.Afectos

Papo Respondió:


22 de agosto de 2016

19:22:44

Totalmente en desacuerdo. Hay que llevar a competencias a cualquier y todo atleta que clasifique para las competencias. De lo contrario caemos en el ciclo NO FOGUEO-NO RESULTADOS. Es importante que mandemos atletas y equipos a competencias regionales, Centro y Panamericanas para garantizar el desarrollo en la base porque cuando Se retiran los deportistas en las categorias de adultos no tenemos relevo inmediato. Llevar a low atletas a competencias internacionales es un estimulo para su superacion personal. Dejen a los atletas competir en el exterior, atleta feliz, atleta debidamente remunerado equivale a atleta mas productivo.....combination de estimulacion moral y material porque los tiempos han cambiado.....y de diplomas no vive nadie

Fernando Respondió:


25 de agosto de 2016

13:54:45

De acuerdo con Jordan, a las olimpiadas no se debe llevar a nadie por estímulo, ni como fogueo, para eso hay eventos regionales y mítines que son más baratos y acorde al nivel, lo que no debe ocurrir es que vayamos a los juegos centroamericanos con la misma delegación que vamos a las olimpiadas, que es lo que ha estado sucediendo, Jamaica no lleva a Usaint Bolt, ni a Shelly Ann Fraser a unos centroamericanos, ni siquiera a unos panamericanos, allí llevan atletas noveles, no importa que no ganen, sus estrellas van a mundiales y Olimpiadas y llegan en plenitud de facultades, ¿para qué queremos un campeón panamericano que no es el mejor de América en su especialidad?, es un título ficticio, es una medalla devaluada, porque no ha competido con los mejores.

Rubén dijo:

19

22 de agosto de 2016

14:11:22


Bien lo dice la nota y yo de acuerdo fue decepcionante la actuación del atletismo como hacía muchos pero muchos años no se veía. Una pena. Ojalá hagan algo las autoridades deportivas.

Triple A Respondió:


22 de agosto de 2016

16:43:05

Como no publicaron mi comentario...pues me uno al suyo. Gracias

Yudivián Almeida dijo:

20

22 de agosto de 2016

14:17:43


El mejor lugar histórico en la maratón no es el lugar 33 de Rigoberto Mendoza en Montreal sino el 4to lugar del Andarín Carvajal en San Louis 1904.