ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
No pudieron las agresiones opacar el brillo de nuestra delegación en Jamaica 1962. Foto: Archivo

A poco más de un año de haberse creado el Inder, el 23 de febrero de 1961, el deporte de casa compitió en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Jamaica 1962, cuando aún eran pocos nuestros atletas con experiencia internacional.
En medio de los vertiginosos cambios en la vida nacional a partir de 1959, la Revolución propuso e impulsó el concepto de «deporte para todos», cauce abierto a la masividad que amplió el diapasón a la práctica de disciplinas hasta entonces poco conocidas. Esa integración fue respaldada por mujeres y hombres volcados hacia las instalaciones y, de entre los dispuestos a ejercitarse para bien de la salud, surgieron también los campeones.

La creación de los Consejos Voluntarios Deportivos (CVD) –en las ciudades y hasta en los más apartados lugares de la Isla– contribuiría al crecimiento vaticinado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, cuando bien temprano aseguró: «Venimos decididos a impulsar el deporte a toda costa, llevarlo tan lejos como sea posible…».

Ver a Cuba situada desde la edición de Panamá 1970 como líder en el medallero de la cita regional más antigua del mundo (fundada en 1926), causa escozor a sus enemigos, quienes, aun valiéndose de las más ruines artimañas, no han podido impedir la realidad actual: la Isla está integrada a sus hermanos de Centroamérica y el Caribe.  

Sobre uno de esos episodios de ofensas y agresiones, por tal de impedir la participación de nuestro país en estas lides, rememoramos hoy una vivencia de honor e hidalguía que sirve de referente para los deportistas en preparación rumbo a los próximos Juegos de Barranquilla 2018.

PIES EN POLVOROSA

Más allá de la inexperiencia de muchos de los jóvenes que nos representaron en Jamaica 1962, el interés de llevar a las mejores figuras para contribuir a la lucidez del evento primó por encima de cualquier otra consideración. Sin embargo, desde la llegada de la delegación a la sede no faltaron las ofensas de la contrarrevolución en distintos escenarios que, en principio, no llegaron a la agresión física, pero después…

El derecho espirituano Modesto Verdura fue el lanzador anunciado para el debut del béisbol frente a Puerto Rico, el 14 de agosto de 1962 a las 3:00 p.m., en el Sabina Park, un terreno sin las mejores condiciones para competir que daba la impresión de haber sido improvisado para el clásico.

La reacción de los cubanos fue inmediata, arrinconando a los agresores en lo alto del graderío, quienes después salieron huyendo. Foto: Archivo

Relatos de la época recogidos en el periódico Revolución –entre ellos del desaparecido narrador y periodista Eddy Martin– señalan que esa tarde el ambiente se sentía cargado desde horas antes de empezar el encuentro, tras la entrada en el estadio de elementos adversos a Cuba, quienes ocuparon asientos en la parte alta del graderío. El cielo gris, por la amenaza de lluvia, les sirvió de telón de fondo para desatar su odio en una sede donde, debido al costo de las entradas, apenas asistieron aficionados jamaicanos.

Para enrarecer el ambiente de hermandad que debía caracterizar a la justa, una de las provocaciones consumadas en días precedentes al juego de pelota aparecía en insultante texto divulgado en volantes: «cubano, si quieres asilarte, no compitas y espera a que un policía te venga a recoger». Más abajo el papel mostraba el nombre de un sacerdote
llamado Edward, con su número telefónico, dispuesto a colaborar.

En la tarde del partido, otros integrantes de la delegación cubana, pertenecientes a diferentes deportes, alentaban a los peloteros en la parte baja de la tribuna con cantos deportivos a los que los provocadores contraponían sus frases ofensivas, hasta que ya, en medio de la lluvia, comenzaron a tirar sillas, palos y bates, sin que interviniera la policía para imponer el orden.

No tardaron los agredidos en pasar a la ofensiva. Con las mismas «armas» empleadas para hacerles daños, los
atletas que animaban al elenco de Cuba  respondieron a los contrarrevolucionarios, al punto de arrinconarlos en la parte superior de las gradas, tras lo cual huyeron a la desbandada. Gracias a la persuasión de Manuel González Guerra, titular del Comité Olímpico Cubano, fue posible evitar que los peloteros se involucraran en el altercado.

Al día siguiente, en la página siete de Revolución, apareció la transcripción de una voz escuchada en el estadio, sin identificar nombre: «Fíjate, en la gradería nada más que quedan los atletas nuestros. ¡Cobardes que son…!». 

Momentos para recordar

- La inauguración de los IX Juegos ocurrió el sábado 11 de agosto de 1962, en el Estadio Nacional. Compitieron 15 países y 1 559 deportistas, para establecer marcas de participación. Cuba concluyó en el tercer lugar con
(12 oros, 11 platas y 13 bronces) medallas, después de México (37-25-26) y Venezuela (15-27-15).

- En el equipo de baloncesto que finalizó cuarto jugó Manuel Permuy, en tanto en la esgrima participó Luis «Billito» Morales, ambos fallecidos después como dirigentes de la delegación de esgrima víctima del execrable crimen de Barbados, el 6 de octubre de 1976.

- El 17 de agosto, la floretista Mireya Rodríguez ganó la primera medalla dorada de la delegación cubana, con 20 victorias y dos reveses. Ese mismo día, los boxeadores Osvaldo Rivery (57 kg), Félix Betancourt (63,5), Virgilio Jiménez (67) y Leonardo Alcolea (71), también lograron oro.

- Miguelina Cobián fue la primera corredora cubana que ganó un título en los 100 metros planos, con tiempo de 12 segundos, para igualar la marca vigente. El bólido Enrique Figuerola, cuarto en la final olímpica de Roma 1960, ocupó iguales puestos en los 100 y 200 metros.

- Otras mujeres consiguieron preseas de oro. Bertha Díaz, en los 80 metros con vallas, lideró al cronometrar 11,1 segundos, y en el salto de longitud se estiró hasta 5,50 metros. Caridad Agüero envió el disco a 43,75 metros para establecer nueva marca regional, e Hilda Ramírez fue oro en jabalina (40,32).

- La selección de República Dominicana venció 3-2 a Cuba en el partido de cierre del béisbol y dominó el torneo con cuatro triunfos y una derrota, seguida por Puerto Rico (3-2), México (3-2), Cuba (2-3) y Colombia (1-4).
 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

JOSE CORZO dijo:

1

18 de julio de 2018

16:57:21


SE HA DICHO...LO QUE PASA ES QUE GRACIAS QUE NO LLEGO A FUNCIONAR...QUE YA EN JAMAICA 1962 HABIAN ALGUNOS PAISES QUE SE ESTABAN NEGANDO A COMPETIR CONTRA CUBA....AUNQUE ELLO EQUIVALIERA A QUE ESTOS PAISES NO AVANZARAN ...ASI SE ESTABAN PONIENDO LAS COSAS YA....MAS EL AISLAMIENTO DEL QUE FUE VICTIMA LA DELEGACION AL ALOJARLA EN EL JAMAICAN COLLEGE..SEPARADA DE LAS DEMAS DELEGACIONES...

Julio S. López Cuesta dijo:

2

20 de julio de 2018

08:34:03


Recuerdo los hechos de Sabina Park como si fuera hoy. El otrora estelar pelotero cubano Pedro Chávez, participante directo en los hechos tiene un magnífico relato de ellos. Lás tima que no los reproduzcan. Saludos.