ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner

BARRANQUILLA.–Los jugadores cubanos de softbol se colocaron el traje de leones y salieron como fieras en la final de esta disciplina en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, la cual ganaron 4-2 en un espectacular desafío frente al elenco de Venezuela, batallador pero inoportuno frente al pitcheo antillano.

Fue un duelo típico de final, cerrado, de altibajos para los bandos, con juego picante y mucha temperatura en el campo, donde se caldearon los ánimos y se vaciaron las bancas en epílogo, cuando faltaban solo dos outs para que cayera el telón.

Cuba dependió del derecho Alberto Hernández, quien asumió la responsabilidad de trabajar en la discusión de la corona en lugar de la estrella del conjunto, el avileño Alain Román, con molestias en la cintura. Pero ese detalle no significó ninguna presión para el abridor de la Mayor de las Antillas, dominante durante 6,1 entradas en las que permitió solo dos anotaciones y cinco jits, con cuatro ponches a su cuenta.

«Es lo más grande de mi carrera, los entrenadores tuvieron confianza y ahí está el resultado. Moví la bola, trabajé en las esquinas contrastando lanzamientos rápidos con lentos y nos llevamos el triunfo», destacó el tirador granmense, quien ya había trabajado con efectividad frente a los venezolanos en las semifinales del sistema Paige, en el cual Cuba ganó 2-1 en extrainnings.

En aquella oportunidad, Hernández entró como relevista cuando Alain sintió molestias, y de su mano nuestra selección aseguró su puesto de manera directa en la discusión de la corona, pues también cubrió seis episodios con una sola anotación aceptada.  

«Estábamos pendientes de quién sería nuestro rival en la final, porque si avanzaba República Dominicana entonces colocaríamos a Guber Plutín por la cantidad de zurdos que ellos tienen. Pero nos tocó Venezuela y no dudamos en colocar a Alberto», develó el mentor Leonardo Cárdenas, quien vivió a flor de piel las emociones de un encuentro tenso hasta el último instante.

Cuba comenzó abajo en la pizarra por jonrón del tercer bate Yeider Chirinos, quien pescó una recta alta de Hernández y la mandó a volar por el bosque izquierdo. Sin embargo, los nuestros reaccionaron pronto y marcaron tres anotaciones cruciales ante los envíos del zurdo Erick Urbaneja, hasta ese momento dominante con más maña que velocidad en cuatro entradas.

En ese racimo fue determinante la paciencia del torpedero Luis Domínguez para negociar un boleto al inicio de la entrada, así como el tacto de Juan Rodríguez, quien dejó caer una bola detrás del campo corto para acercar la carrera del empate a posición anotadora y dar entrada en circulación a la ventaja.

Pero si de héroe hablamos, el premio se lo lleva el cuarto palo, Reynaldo Lamote, quien rechinó la pelota contra las cercas del jardín central y empujó dos. «En ese turno fui a pegarle a la bola hacia el medio del terreno. Antes había fallado a la hora buena y solo busqué hacer un buen contacto», sentenció el fornido patrullero cubano, después impulsado por cohete del inicialista Juan Ríos.

«Fue un batazo importante, porque una sola carrera no era ventaja suficiente, necesitábamos más. Para ese momento me preparé bien, estuve muy concentrado, estudiando al contrario, y salió la conexión», destacó Ríos, para quien la unidad resultó determinante en todo el torneo, pues si no la daba uno, el siguiente se aparecía con unos batazos o un fildeo importante, o con un ponche a la hora buena.

El ejemplo más claro de ello es que la puntilla para Cuba la puso, Yesander Rodríguez, el mejor bateador del conjunto, quien no había tenido suerte en sus primeros turnos. Sin embargo, en el séptimo episodio, con el pleito pegado por una, despachó un feroz jonrón de línea por la banda izquierda que abrió peligrosamente la pizarra.   

En las postrimerías Venezuela amenazó, se caldearon los ánimos por un roce entre el lanzador cubano y uno de los rivales, pero todo se quedó igual, gracias al embrujo del zurdo Guber Plutín, encargado de sacar los dos últimos outs con ponche y roletazo al box. Esta última conexión desató la algarabía de los cubanos en Barranquilla, donde termina una racha de 20 años sin coronas centroamericanas para el softbol masculino de nuestro país.

«Queremos que este sea el despunte después de muchos años con varias derrotas. Desde que estoy como director les he tratado de inculcar las experiencias que tuve como jugador, y convencerlos de que sí pueden ganar en cualquier escenario. Creo que este es un gran logro, pero nos queda camino por recorrer», sentenció el mentor Leonardo Cárdenas, emocionado tras la victoria.

«La competencia se gana en el entrenamiento y aquí se demostró otra vez, todos estaban preparados para jugar y hacerlo bien. Por ejemplo, perdimos a Alain Román por lesión, nuestro mejor lanzador, y Albertico respondió a la altura, lo mismo que nos sucedió el año pasado en el Panamericano contra Canadá», añadió el preparador, quien reconoció que el equipo se creció y espantó los fantasmas que tradicionalmente los han perseguido contra equipos venezolanos.

«Ellos siempre machacan a los demás, pero contra nosotros no juegan igual, parecen perdidos, algo que nunca hemos sabido aprovechar. En este torneo se vio de nuevo, perdimos un juego 2-1 en el que embasamos a 16 hombres y por poco no podemos anotar, lo cual es inconcebible en el softbol. Ya en los partidos decisivos la cosa cambió y los muchachos jugaron con más confianza, convencidos de que sí podían», aseguró Cárdenas, quien no quiso perder la oportunidad de agradecer a las autoridades del deporte cubano por el apoyo en la etapa de preparación.

«Hay que resaltar la disposición y el apoyo del Inder, tanto de las autoridades de Ciego de Ávila como del organismo central. Tuvimos varias bases de preparación, topes, entrenamiento de altura, y esas cuestiones fueron decisivas para lograr este resultado», concluyó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Margot Zedillo dijo:

1

3 de agosto de 2018

01:51:37


El deporte revolucionario debe mirarse por dentro,ya dejamos de tener la hegemonia regional,eso provoca desazon a los aficionados que vimos en las palabras del compañero Becali la luz y la fe inquebrantable en la victoria.

Edgardo Martínez García dijo:

2

3 de agosto de 2018

04:02:21


Felicidades Campeones ,el sofbol es un deporte con miles de participantes en Venezuela, en México ,en Cuba es muy popular y se ha demostrado una vez más que sabemos jugar un buen sofbol ,deben insertar esos muchachos en un programa riguroso de preparación con vistas a los Panamericanos ,preparar topes con EUA para desarrollarnos ,es un deporte tan interesante como el béisbol ,esperamos que se trasmitan por TV algún juego del campeonato nacional nuestro .

pedro rodriguez dijo:

3

3 de agosto de 2018

05:51:18


No se actualizan las noticias. son las 5.50 am del 3 de agosto y no hay informacion sobre los resultados de ayer, boxeo, polo acuatico, etc.

pitcher dijo:

4

3 de agosto de 2018

06:49:32


Felicidades campeones. Viva Cubita bella.

maria dijo:

5

3 de agosto de 2018

07:48:48


felicidades muchachos se merecen la victoria todos por el esfuerzo y dedicasion demostrada siempre , agradesco a la direccion pero debemos hacer mas por nuestros deportista tanto en la exigencia en la disciplina en todo momento , como el vienestrar personal y en el deporte en todo su ambito desde que salen de sus casas hasta que reguesan nuestros deportistas son y seran gloria de nuestro proceso eterno revolucionario es por eso que honor a quien honor merece