ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
El gimnasta Manrique Larduet puede ser uno de los primeros medallistas para Cuba. Foto: Ricardo López Hevia, enviado especial

BARRANQUILLA.– Cerca de las nueve de la mañana del próximo viernes 20 de julio, la sensación térmica superior a los 36 grados Celsius quemará la piel de quienes caminen por las arterias colombianas cercanas a la costa Atlántica de esta nación.

Solo unas horas después del desenfreno que se vivirá en la apertura de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, la temperatura subirá mucho más en esta urbe del país cafetero, donde cientos de atletas romperán en un santiamén la frialdad que transmite un medallero con todas las cifras en cero.

Desde bien temprano se repartirán las primeras coronas de la lid regional, y Cuba estará en la puga por el cetro en la contrarreloj individual para damas, aunque también habrá, sin tantas opciones de triunfo, participación en la rama masculina de dicha prueba.

La novedad cubana en la modalidad, que se correrá en Cali, es la inscripción de la estelar Arlenis Sierra, quien se preveía participara solo en la ruta, ocupará el puesto de Yudelmis Domínguez, atendiendo a las características de un circuito irregular de 20 kilómetros, con algunos ascensos moderados en los cuales la manzanillera puede sacar ventaja.  

El movimiento es una clara muestra de las ambiciones del ciclismo antillano, que quiere carburar desde temprano y aumentar su botín. Arlenis, quien no corre una contrarreloj desde su etapa juvenil, desafiará los cronómetros por las calles de Cali, donde también se podrá disfrutar de la intensidad y la garra de Marlies Mejías.

Si bien la contrarreloj no es su punto más fuerte, el cartel y la competitividad de ambas pedalistas las colocan entre las principales figuras de la modalidad, con aspiraciones de subirse al podio y dar, quizás, el primer alegrón dorado a la comitiva antillana en Barranquilla 2018.

Este vaivén sobre bielas en Cali será el primer episodio de vértigo de la delegación cubana en la cita regional, pero no el único de la primera jornada de finales. En la tarde, en el Centro de Eventos Puerto de Oro, la escuadra masculina de gimnasia artística buscará hacer la cruz y mejorar su presea de bronce de Veracruz, donde compitieron con un conjunto de solo tres hombres.

Manrique Larduet y Randy Lerú liderarán de nuevo al plantel en un duro examen contra los anfitriones, que ganaron plata en la lid mexicana, solo superados por Puerto Rico. Otro de los cubanos que participaron en aquel certamen, Rafael Rosendi, asegura que con el equipo completo las opciones de triunfo son muy superiores.

«No vamos en desventaja ahora, porque además de tener a dos estrellas de nivel mundial en el equipo, se han sumado dos muchachos jóvenes de mucho talento y con deseos de mostrar sus habilidades. La historia puede ser muy diferente y va a serlo, porque queremos aportar temprano a la delegación», sentenció Rosendi, el más veterano (24 años) del conjunto.

Junto a estas tres piezas, Ariam Vergara (18 abriles) y Alberto Leyva (21) son los otros chicos que quieren entrar a lo grande por la Puerta de Oro. «En Veracruz no se hablaba mucho de la gimnasia y casi no se conocía a Manrique, pero dio una tremenda demostración de talento. Él siempre ha sido nuestra inspiración, un modelo a seguir, y sabemos que ahora estamos frente a una oportunidad de brillar y aportar al equipo y a la delegación», precisó Leyva.

Si bien el ciclismo y la gimnasia son oportunidades claras de romper el hielo con estocadas doradas, no se puede perder de vista el desempeño de los colectivos de tenis de mesa en uno y otro sexo, así como el arranque de Leydi Laura Moya en el pentatlón moderno.

Por lo demás, Cuba tiene posibilidades de marcar en el medallero con el taekwondo, disciplina en la que Yosmaily Ferrer (46 kilogramos), Tamara Robles (53), Guillermo Arias (54) y Miguel Aguiar (63) podrían subir al podio, aunque sin pronóstico de oro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.