ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Michel González Foto: Ricardo López Hevia

Desde la irrupción del triatlón en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo, Venezuela, en 1998, Cuba solo ha obtenido tres medallas (una plata y dos bronces en las lides femeninas) en el concierto multideportivo regional, dominado completamente por México, Colombia y Venezuela, únicos países con coronas en su palmarés.

De cara a la venidera cita de Barranquilla, en el ya cercano verano, los antillanos quieren cambiar la suerte de esta disciplina y aportar al medallero, lo cual ve como una posibilidad real Michel González Castro, principal exponente del triatlón cubano.

«Perseguimos el sueño de subir al podio, algo que podemos lograr, sobre todo con un buen desempeño en los relevos. En esa modalidad necesitamos unidad, compenetración y sincronía, aspectos cruciales si aspiramos a triunfar», asegura en exclusiva a Granma el número uno de la disciplina en el país, quien a sus 33 años posee notable maestría.

Michel ganó recientemente la cuarta edición del Triatlón de La Habana en la media distancia, la cual ha establecido como su bastión a inicios de campaña. «He competido en el sprint y en la olímpica, pero últimamente partiendo desde la media para después bajar. En el 2017 lo hice y me fue bien, con resultados panamericanos ante rivales brasileños, canadienses y estadounidenses de buen nivel».

¿Los planes de esta temporada son similares?

–Ahora he comenzado con medio ironman y seguiré a partir de ahora sometido a volúmenes altos, arrancada exigente y acumulación de kilómetros. Luego, más cerca de los Centroamericanos, el objetivo será bajar las cargas en pos de llegar lo mejor posible, tanto para el relevo como para la lid individual, en la que también buscaré un resultado relevante.

–¿Cuáles son las principales fortalezas y debilidades a solo meses de los Juegos?

–Siempre hemos mostrado fuerza en el agua, pero, por ejemplo, ahora en la competencia de La Habana fue lo que más trabajo me costó, quizá porque arrastramos algún déficit preparatorio debido al mal tiempo y los problemas de nuestras piscinas. No obstante, la natación es un arma del equipo y tenemos que aprovecharla, fragmentar lo más que se pueda el pelotón desde el inicio para no sufrir tanto en la carrera, que a lo largo de la historia ha sido nuestro talón de Aquiles.

–¿Qué detalles han llevado a Michel González a la cima del triatlón en Cuba?

–Con el paso del tiempo uno debe aprovechar la experiencia en función de conseguir un mejor rendimiento. Yo me enfoco cada vez más en estudiar los circuitos y los rivales, buscar ventajas sobre ellos según las características de las carreras, es decir, ya no me baso tanto en la explosividad de cuando tenía 20 años. Esas vivencias y las mañas adquiridas trato de transmitírselas a los más jóvenes, quienes deben sobreponerse a la escasez de competencias, trabajar y crecer.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.