ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Yander Zamora

El pueblo cubano ha sentido en lo más profundo de su corazón la desaparición física del Comandante en Jefe Fidel Castro, hecho corroborado con las multitudinarias muestras de admiración, respeto y reconocimiento tributados a lo largo y ancho del país, en ocasión de las actividades por sus honras fúnebres.

«Dicho homenaje, extendido a muchos pueblos del mundo, es el fruto de su obra, apegada al bienestar del hombre, al derecho de los humildes, de los niños, de las mujeres, de los campesinos, de los ancianos. Es la cosecha de su vasta siembra», expresó el jubilado guantanamero Ernesto Loinaz Estrada Cas­tillo.

«Yo lo conocí personalmente y puedo asegurar que Fidel es un hombre para la eternidad», sentenció este combatiente de la Columna 19 del Ejército Rebelde, domiciliado en la ciudad de Guantánamo.

El homenaje ha sido expresión del arraigo del Comandante en Jefe en el pueblo. Lo que más me emocionó fue escuchar decir a Raúl, en el acto político realizado en la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo, de Santiago de Cuba, que Fidel había solicitado no poner su nombre a ninguna institución. Ello me conmovió, pues ratifica la sencillez de nuestro inolvidable líder, significó José Llamos Ca­mejo, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba en esta oriental provincia.

Fidel ha sido nuestro padre ma­yor, nuestro educador y junto al Partido el alma de la Revolución Cubana. Todo lo que hizo en vida tuvo como único fin la felicidad del pueblo. Por eso se merecía un ho­menaje como el recibido en cada rincón de Cuba, opinó el anestesiólogo Ariel Ramírez Londres, recién llegado de haber prestado colaboración en la República Bolivariana de Venezuela.

«Un domingo, en un encuentro de pelota en Güines entre integrantes de la brigada 30 del Contingente Blas Roca, de momento llegó Fidel y departió con los que jugábamos. A mí me tocó en el pecho y me preguntó: “¿Y tú qué base juegas?”. Fue el momento más emocionante en mi vida. Por esa y otras razones he llorado en estos días a Fidel», agregó este vecino de Uno Oeste entre 4 y 5 Norte, en la ciudad de Guan­tá­namo.

José Manuel Valiente Calderón, técnico en emergencia médica, re­saltó la masividad y la organización del tributo al Comandante en Jefe. «Ha sido un homenaje colosal, merecido para el hombre que trajo la dignidad al pueblo cubano, que lo hizo un pueblo culto, admirado en todo el mundo por su solidaridad. Ha sido el justo reconocimiento al hombre más excelso de la historia», remarcó.

LA MAYOR DICHA

Foto: Freddy Pérez Cabrera

Ahora hay que redoblar la lucha y el trabajo, es lo que más se ajusta con el espíritu de Fidel, declaró Saúl Jiménez Hernández, un viejo revolucionario matancero que a la edad de 84 años se muestra capaz de seguir batallando.

Reconoce que en estos días de homenaje póstumo al líder histórico de la Revolución Cubana, horas de lógico pesar y de muchos sentimientos, repasó en su memoria las múltiples vivencias, sucesos inolvidables y campañas épicas en las que participó junto a otros coterráneos convocados por el Coman­dante en Jefe.

De su larga experiencia saca una conclusión repetida en estos días. Dice que los cubanos debemos defender a toda costa la unidad sustentada por Fidel. Ahí radica nuestra mayor dicha, algo que él está seguro no olvidará la nueva generación de cubanos, heredera también de las ideas indomables y redentoras de Martí, manifestó.

Siento un gran orgullo de haber vivido en este tiempo en el que se decidió la suerte de la Patria, gracias en buena medida al aporte de una generación encabezada por Fidel, un hombre de una capacidad ex­traordinaria y de principios éticos y solidarios, y que para honrar su memoria debemos reforzar el compromiso patriótico de ser mejores en todos los órdenes.

Para los cubanos en general Fidel simboliza el más acabado sentido de la dignidad. Fue por eso que miles y miles de matanceros levantaron las manos ante su imagen para mostrarle respeto eterno y dieron su firma ante ese legado imperecedero que es el concepto de Revolución. Esa es la expresión más alta de su sentir y donde está concebido el rumbo que debemos man­tener, subrayó Saúl Jiménez Her­nández.

FIDEL SIGUE Y SEGUIRÁ CONVOCANDO

«Fueron impactantes las palabras de Raúl en Santiago de Cuba, al jurar ante los restos de Fidel que los cubanos defenderemos la Patria y el Socialismo. Estaba muy emocionado, pero así y todo dijo que el compromiso es posible con la unidad, fórmula probada en las batallas li­bradas por nuestro pueblo», ex­pre­só el holguinero Alejandro Flo­res González, trabajador del sis­tema empresarial de las FAR.

«Estaba seguro que los santiagueros irían a decirle a Fidel: ¡Hasta la victoria siempre!, pero me impresionó la multitudinaria concentración realizada al amparo de la imagen del Titán de Bronce. Lo visto dice que Fidel sigue y seguirá te­niendo poder de convocatoria y el secreto está en que fue el primero en todos los combates», añadió.

Danilo de la Cruz Amat, in­tegrante de la Asociación de   Com­batientes de la Revolución Cubana en Holguín, señaló que «solo Raúl puede definir a Fidel como lo hizo en la gran concentración en la que los santiagueros y representaciones de las otras provincias orientales y Camagüey fueron otra vez a ponerse a las órdenes de su Comandante en Jefe.

La imagen de Fidel presente en instituciones. Foto: Jorge Luis Merencio

«Raúl siempre estuvo a su lado y juntos elaboraron los planes para hacer triunfar y avanzar a la Re­vo­lución. Por eso dijo que para Fidel no había imposibles, de lo con­trario nuestra historia estaría privada de las epopeyas del Mon­cada, el Granma, la derrota del ejército del tirano Batista en la Sierra Maestra y el llano, la campaña de alfabetización, Playa Girón y la resistencia en masa, en los momentos más di­fíciles del periodo espe­cial. El cu­bano que se sienta patriota verdadero tiene que defender ese legado», expresó.

El estudiante de Medicina Juan José Leyva manifiesta: «Apoyo to­talmente las palabras de la presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, porque recogen el mo­do de pensar de los integrantes de la organización. Fidel es nuestro guía ahora y en el futuro. Nos deja claro que sigamos unidos para ha­cer avanzar al país frente a todo lo que afecte a la Revolución.

«La Revolución es su obra. Fue el principal impulsor del desarrollo de la Salud Pública y de la Educación. Cuba está llena de hospitales, policlínicos, consultorios del Médico de la Familia, escuelas, círculos infan­tiles y universidades. También tie­ne los médicos, las enfermeras, los maes­tros y profesores necesarios. Son cosas que faltan en muchas partes del mundo», consideró.

«Raúl recordó la razón de los triunfos de Fidel: ¡Creer en la posibilidad de vencer todas las dificultades!», refiere Carmen Chávez Bu­rru­cha­ga, profesora de Educación Física. «Yo estuve en Venezuela, ayudando a consolidar los logros sociales de ese hermano pueblo. Cada vez que surgía un problema, ahí estaban sus ideas y las del Che, que nos indicaban los pasos a dar. Había aprendido de Fidel que la unidad y la organización del pueblo es lo esencial para hacer una Re­vo­lución y lo apliqué en la comunidad de Santa Bárbara, para impulsar la materialización de las ideas de Hugo Chá­vez, su hijo cariñoso y el mejor ami­go de Cuba», recuerda.

Ayer domingo aún permanecían banderas cubanas en hogares guantanameros, como tributo al eterno líder. Foto: Jorge Luis Merencio

«La mayor manifestación de patriotismo y amor a Fidel, es en­frentar los problemas resueltamente y mantenernos juntos en los combates que se libren en defensa de lo que construimos con él al frente», afirmó la educadora.

Maribel Carballosa Cantallops, trabajadora de la Empresa Láctea Holguín, se detuvo en el papel de las mujeres. «Nosotras asumiremos cualquier tarea que nos asignen. Es el compromiso que tenemos con Fidel; el hombre que más ha hecho para que no se nos excluya de ninguna actividad laboral e intelectual. Y eso se lo juró en nuestro nombre, en la Plaza de la Revolución An­tonio Maceo, la presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas.

«Se pasó la vida apoyándonos. Cuando tuvo que proponer a una compañera para un cargo de mu­cha responsabilidad, no lo dudó ni un instante. Lo demostró desde la lucha clandestina contra la tiranía de Batista. A tanta confianza solo se puede responder con el compromiso de no defraudarlo. Lo lograremos trabajando bien cada día, sin descuidar, en el caso de las madres, la educación de los hijos, para que cumplan el legado que nos dejó», manifestó.

POR SIEMPRE ENTRE NOSOTROS

Foto: Yander Zamora

El inmenso vacío dejado por la desaparición física del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, era reflejado este domingo en Villa Clara de las más diversas maneras.

A unos aún se les aguan los ojos cuando hablan de Fidel, otros mantienen en sus casas las fotos y las banderas colocadas allí desde el momento en que se dio a conocer la infausta noticia; mientras, la mayoría comenta las palabras expresadas por Raúl en el acto celebrado en la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba.

Lo cierto es que hay en todos los lugares mucha tristeza y, a la vez, una extraordinaria confianza en que los cubanos sabrán reponerse de este duro golpe y salir adelante bajo la guía del Partido y el ejemplo imperecedero legado por el héroe del Moncada, el Granma y la Sierra, entre otras contiendas en las que brillo el estadista.

Para Alicia Nodarse, murió el hombre que convirtió en realidad la mayoría de sus sueños, y el joven que un día la comprometió para que fuera a alfabetizar cuando apenas tenía 16 años. Con él llegamos hasta aquí, ahora debemos continuar su obra y afrontar con firmeza todos los peligros y retos que de seguro vendrán. No existe otro camino.

Por su parte, Lorenzo Villa­vi­cen­cio Cárdenas, trabajador por cuenta propia en la modalidad de transportista, aseguró que ahora lo que vie­ne es más Revolución y demostrar cada día con hechos que sí se puede, como demostró mil ve­ces Fidel y solicitó el presidente cubano Raúl Castro.

Foto: Yander Zamora

Dijo que no basta haber firmado el juramento de cumplir el concepto de Revolución, porque lo más importante es lo que haga cada uno de los cubanos de ahora en adelante, para no traicionar la memoria del Comandante en Jefe.

Asimismo, la profesora de His­toria Laura Morales expresó que escuchar la voz entrecortada de Raúl la conmovió mucho, pero le dio fuerza para entender que el momento es de levantarse con hidalguía, como lo hubiera hecho Fidel, para continuar su obra. No tema en poner ahí que de esta saldremos más fortalecidos, a lo que siguió un ¡Viva Fidel!

Alberto García, jubilado, fue en­fático al decir que ahora debemos levantar la frente y continuar la ruta trazada por Fidel. Esa es la única manera de perpetuar el legado de un hombre de su estirpe, que hasta en la hora de la muerte fue grande. «Quieres ejemplo más grande que el que dio cuando dijo que no quería estatuas, ni monumentos a su memoria. Es verdad que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz», aseguró.

Y al igual que los cubanos, miles de personas de visita en Cuba, se sumaron al dolor y al homenaje de nuestro pueblo al líder revolucionario. La joven Tatiana Kachkovsky, residente en San Petersburgo, Ru­sia, fue este domingo a colocar una flor ante la imagen de Fidel, ubicada frente a la sede del Partido en Villa Clara y lo hizo porque, según ella, no podía pasar de largo por este país sin rendir tributo a la memoria de un hombre de talla universal.

«Fidel le pertenece a ustedes y a todo el planeta», aseguró Tatiana, quien recordó los miles de médicos, técnicos y educadores que han cumplido misión en decenas de países, además de los cientos de cubanos que pasaron por África. «Eso solo pude ser obra de un hombre con las cualidades de Fidel Castro», aseguró la joven.

DEJA UN LEGADO PARA QUE LO CUMPLAMOS

Julio López Escasena, acostumbrado a momentos difíciles, curtido en el fragor de los combates en Angola, adonde llegó como uno de los muchos internacionalistas cu­ba­nos a principios de la década de los 80, afirma que no estaba preparado para la noticia más triste de su vida, la del pasado 25 de no­viembre.

«Fueron cientos de miles, dicen que más de 200 000, los avileños que rindieron tributo cuando Fidel pasó por la provincia, los mismos que días antes firmaron y juraron fidelidad al concepto de Revolu­ción. No olvides que Fidel es pueblo y él nos deja un legado, un camino trazado que debemos cumplir».

«El pueblo es Fidel, porque Fidel es pueblo, predicaba con el ejemplo y siempre lo vimos como el Co­man­dante en Jefe de todos los cubanos, el primero en todo», asegura Juan Pedro Melo Pacheco, presidente en Ciego de Ávila de la Sociedad Cul­tural José Martí.

«Una vez le escuché decir que los pueblos no se equivocan; claro, estoy seguro que jamás pensó en el homenaje que le rendiría el suyo, porque Fidel era modestia, altruismo. Y eso lo acabamos de percibir en el discurso de Raúl, en Santiago de Cuba, cuando, fiel a la ética martiana de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz, dijo que no quería que le hicieran estatuas, ni que su nombre fuera utilizado en monumentos, plazas, parques.

«Cuando el cruce de la caravana por esta provincia, el 4 de enero de 1959, mi madre me llevó en brazos a verlo pasar. El pasado 1ro. de diciembre, me comentan, el recibimiento fue mucho más grande que el de hace 57 años; claro, volvía Fidel con una obra realizada y la mayoría de sus sueños cumplidos», concluyó.

UNA TRAVESÍA JUNTO AL PUEBLO

Una vez más llega a Santiago de Cuba: por la ruta de la Caravana de la Libertad retorna a la cuna de la Revolución, y en su travesía recibe las expresiones de cariño del pueblo. Más de 1 000 kilómetros, en un reencuentro con las generaciones que colmaron cada sitio, cual fieles compañeros de viaje.

Tras incesantes jornadas que ya ocupan un lugar especial en nuestra historia laten en la mente los recuerdos. En declaraciones a Granma, la profesora artemiseña Caridad Gui­nart comenta que «durante todo el trayecto se ha puesto de manifiesto algo que ha sido evidente al transcurrir de los años: el respaldo del pueblo cubano. Muchos lo admiran, y hasta sus enemigos han reconocido su grandeza. Ha sido una reafirmación más del respeto y el valor que las personas le dan al Comandante. Como dice la canción Cabalgando con Fidel, “los agradecidos te acompañan”».

Cari recuerda las tantas veces que tuvo la oportunidad de estar cer­ca del incomparable líder, durante los 12 años que fue integrante del comité provincial de la Federación de Mujeres Cubanas, en la entonces provincia de La Habana, ya fuera como parte de los encuentros de­sarrollados cuando se libró la revolución energética, en las tribunas abiertas, eventos, y en el aniversario 40 de la fundación de la FMC.

«Siempre se interesó por cómo marchaba la labor de las féminas en los diferentes ámbitos, y expresaba que confiaba con los ojos cerrados en la actividad de la mujer», ase­vera.

Pese a ser un niño en ese mo­mento, Norberto Pedroso, presidente del CDR No. 3, del consejo popular Mariel, recuerda las duras vivencias antes de enero del 59. «Fidel ha sido el padre de la Re­volución, por su entereza y dedicación a una causa justa. Hay que agradecer a él y todos los que hicieron posible el país que hoy tenemos. Durante estos días ha reinado el silencio en las calles, y ha habido mucha disciplina y sentido de la responsabilidad en las actividades realizadas. Cuando decimos “Yo soy Fidel” es una frase que encierra un gran significado, y debemos hacerla evidente con nuestro actuar».

«Los medios de comunicación han desempeñado un papel primordial, pues minuto a minuto hemos estado informados de cuanto ha sucedido, lo que nos ha permitido conocer cientos de experiencias y seguir de cerca cada uno de los momentos, cual si lo hubiéramos vivido», asegura Esther Can­gas, trabajadora del Banco Popular de Ahorro.

Por su parte, Norma León, jubilada, señala que «ha sido impresionante lo que hemos visto en relación con el respeto y el cariño con que el pueblo ha salido a despedir a nuestro Comandante, y no solo se han visto en Cuba las muestras de gratitud, sino además en otras partes del mundo, donde se han reconocido sus cualidades revolucionarias y humanas.

«Nuestro pueblo ha expresado su sentir de disímiles formas, así como el amor que siente por este hombre de todos los tiempos, lo cual se ha patentizado en la firmeza para defender la Revolución y su legado», agrega.

Fidel partió nuevamente en el Granma, pero no solo le acompañaron los expedicionarios, sino todo un pueblo enardecido, en el que vive ahora, como en las miles de personas que en todo el mundo han encontrado en él un motivo de inspiración para hacer realidad sus sueños.

DÍAS DE CONVICCIÓN EN CIENFUEGOS

Si algo no definió (pues eso estaba claro desde siempre), sino que refrendó, corroboró, confirmó esta semana de duelo en Cien­fuegos ha sido la extraordinaria convicción en la causa de este pueblo, su fidelidad sin límites al Jefe y a la continuidad del proyecto social, a la cual apostó al jurar ser consecuente con el concepto de Revolución, cuyas firmas acaecieron durante lunes y martes.

El miércoles 30 en horas de la noche arribó a territorio provincial el cortejo fúnebre del líder de la Revolución, y el momento, a lo largo de poblados, carreteras y ciudades atestiguó el cariño y la gratitud inmarcesibles de los cienfuegueros al Comandante.

La imagen de la Caravana Li­ber­taria quedó registrada en decenas de miles, acaso millones, de fotos y videos tomados por teléfonos mó­viles o cámaras. La Perla del Sur, en masa, lloró y quiso estar al lado de su héroe gallardo de pensamiento martiano y arrestos de Titán de Bronce.

Atletas olímpicos, doctores, intelectuales, universitarios, estudiantes de primaria y secundaria, técnicos, macheteros, refinadores de petróleo, trabajadores de las diferentes industrias, amas de casa, jubilados, combatientes, dirigentes, niños pequeños: un Cienfuegos total desbordó convicción, compromiso y fe.

UNA PRUEBA DE UNIDAD Y AMOR

«El pueblo cubano ha dado una prueba de unidad y de firmeza impresionante, y ha demostrado de una forma incuestionable, el cariño y la admiración que siente por el Comandante en Jefe», considera el doctor Higinio Hernández, cirujano maxilofacial del hospital León Cuer­­vo Rubio, de Pinar del Río.

«En las calles se nota el silencio, es un reconocimiento a la dimensión de esa figura tan inmensa que fue y seguirá siendo Fidel.

«Somos muchos los que hemos sido favorecidos por esta gran obra encabezada por él desde 1959, por eso la gente ha sentido la necesidad de expresarlo todos estos días, en los actos de homenaje que se han organizado, en la firma del concepto de Revolución, incluso siguiendo por la televisión el recorrido del cortejo fúnebre hasta Santiago de Cuba», añadió.

Higinio Hernández piensa que lo ocurrido «no ha sucedido solo en nuestro país. La repercusión ha sido universal, como lo demuestran las personalidades de todos los continentes que han venido o han hecho llegar sus mensajes.

«Creo que es un reconocimiento a los valores que ha practicado la Revolución a lo largo de todos estos años, combatiendo las injusticias y defendiendo el derecho de todos los seres humanos a vivir en un mundo más justo.

«Para mí, negro y pobre, hubiera sido imposible llegar a ser lo que soy, si Fidel no aparece para cambiar la historia de Cuba. Cursar una carrera universitaria y hacerme mé­dico, tener la posibilidad de trabajar en varios países, eso, sin la Revo­lución, sencillamente nunca lo hubiera logrado».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

César Pascual dijo:

1

5 de diciembre de 2016

00:23:01


Nos sacudio, profundamente. No la muerte, a ella siempre se la esta esperando, sino el dolor ante la satisfaccion de arrogantes gusanos por la partida fisica del comandante. Pero nosotros, hoy en la Ciudad de La Plata (Argentina) lo recordamos con amor. Nos levantarnos, y tomamos la plaza, jovenes y jovenes, compañeras y compañeros de entrada edad y niños e niñas. Aquello que era un acto, simbolico podriamos decir, se tranformo en un tributo mancomunado de esperanza y lucha. Hoy, no nos queriamos ir de la plaza. Alli queriamos seguir, conversarte y discutir sobre la tactica-estrategia de la lucha revolucionaria. Asi, en estas horas, podemos decirle a la gusanera: vengan, les daremos batalla. Socialismo o muerte, venceremos. Raúl, ordene!

Leyanet dijo:

2

5 de diciembre de 2016

11:18:47


Ahora es cuando nos toca continuar con su legado, afirmando que trincheras de ideas, valen mas que trincheras de piedras. Es cuando tenemos que seguir adelante con sus ideales. Fidel se ha multiplicado en miles de millones en el mundo. Tu, Yo, Todos somos Fidel.

Gastn Prieto dijo:

3

5 de diciembre de 2016

12:28:15


Compañeros cubanos. El dolor por la partida de su carne y sus huesos es enorme. Lo hemos llorado, lo hemos homenajeados, lo hemos cantado, lo hemos acmpañado durante su viaje de sespedioda por toda Cuba. La única nación DIGNA que no dió su brazo a torcer durante más de medio siglo, ante el embate de la bestia americana, no latinoamericana. Veo en los comentarios antes del mio, que ha sido llorado y querido por millones de personas de TODAS NACIONALIDADES! Desde Dinamarca, un pequeño país europeo, también lloró al COMANDANTE EN JEFE de La REVOLUCIÓN CUBANA! y un ENORME EJEMPLO de dignidad, solidaridad, de valor humano, de un HOMBRE que dedicó su vida a su pueblo. Han salido a la luz filmaciones donde se le ve con esa mirada profunda, inteligente, sagaz, magnética, profunda y, no peco de tozudez al repetor, REVOLUCIONARIA. Una mirada viendo el cómo hacer la REVOLUCIÓN mejor, como si no fuera suficiente con los orgullosos logros de vuestra revolución. Ustedes tal vez no lo sepan, pero Cuba es el país "en vías de desarrollo" con el mejor sistema social, médico, científico, deportivo, solidario de toda latinoamerica e inclusive de naciones llamadas del Primer Mundo! Ellos se autodenominan así, para que por lo menos, hayan o se oigan como paises "superiores" económicamente. Cuba no tiene NaDa que envidiar a paises europeos e inclusive a La Bestia Americana. Cuba fue, es y será para siempre un país DIGNO! y la dignidad no tiene precio, no se le puede comprar en la Bolsa de "Valores". Lo que ustedes tienen es algo que nosotros, los latinoamericanos que aún seguimos bajo el yugo del Neoliberalismo (lease, robo con cuello y corbata, robo legal) quisieramos tener. Ustedes lo tienen, pero, como dice el dicho:"no pueden ver el bosque por los árboles", desgraciadamente no pueden dimensionar el valor que eso tiene en la vida de cada uno de ustedes. Bien dicen que no se le valora hasta que lo pierden. Qué lástima, por que nosotros daríamos nuestras vidas por obtener lo que ustedes dan por supuesto! Compañeros(as) Cubanos(as). Sientanse grandes, sientanse orgullosos de tener lo que la mayor partre del mundo quisiera tener y que ustedes tienen. Déjenme decir como ejemplo. En Chile, apodada el "jaguar de latinoamérica" por las multinaconales que están robando todos los recursos naturales, con la venia de "nuestros líderes democráticamente elegidos". UNA FARSA!!!! En Chile, si Usted no tiene dinero para pagar los costos de una enfermedad, está condenado a muerte! Eso es "el milagro chileno". De verdad es cierto en un sentido. Esun milagro que aún no se privarice el aire, porque el agua YA ESTÀ PRIVATIZADA!!! Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Usted ha pasado ya a ser una leyenda. Usted es uno de aquellos hombres que "no caben en la muerte" (Silvio RTodríguez). PATRIA O MUERTE. VENCEREM OS.