.
Temas

 

 

 

 

b2-temas.gif (443 bytes)

SOCIALISMO IRREVOCABLE

Aprobada por voto nominal del 96,71 por ciento del Parlamento 
la Ley de Reforma Constitucional 

Sara Más y Roger Ricardo

De lo que se trata es de no perder los frutos de la obra de la Revolución y el Socialismo, hoy más que nunca, cuando se está convirtiendo en inviable el sistema capitalista en el mundo, expresó anoche el Comandante en Jefe Fidel Castro, al reflexionar sobre las modificaciones constitucionales aprobadas ayer, por votación nominal de la totalidad de los diputados presentes.

Con ello se cumplió con lo establecido en la Constitución de que una aprobación de este carácter debe ser por más de las dos terceras partes de los diputados. Así concluía la Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, luego de tres días de deliberaciones.

Foto: RICARDO LÓPEZ HEVIAEl pueblo puede sentirse orgulloso de la proeza que ha realizado, sentenció Fidel al intervenir nuevamente luego de que fuera presentado el dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos del Parlamento.

El líder de la Revolución subrayó la trascendencia de que con estas modificaciones se fortalece la posibilidad del ejercicio directo de la soberanía por el pueblo. También hizo énfasis en la idea de que nuestro Socialismo es perfectible y puede dar paso a una sociedad superior como es el Comunismo.

Abundó acerca de la situación que viven hoy los países del mundo y especialmente de América Latina, en medio de una gran crisis o amenazados por ella.

¿Qué país está haciendo lo que estamos haciendo nosotros?, preguntó como contraste y agregó que solo con una economía socialista, un sistema socialista y un pueblo unido eso es posible. Un pueblo unido, dijo, no se puede desunir jamás; la división sería un suicidio.

Lo que hace falta, agregó, es fundamentalmente garantizar el futuro y establecer las bases ideológicas para que este país no pueda retroceder jamás al capitalismo.

En otro momento de su intervención subrayó que las modificaciones a la Constitución se hicieron atendiendo al clamor popular expresado por más de 9 millones de cubanos en las marchas a partir de las declaraciones arrogantes e injerencistas del presidente Bush.

Es entonces que hemos vivido en este momento una excepcional experiencia, dijo, en la cual se han puesto de manifiesto la unidad, los vínculos estrechos del Partido y el Gobierno con el pueblo. Y se ha fortalecido la idea de que el proceso revolucionario del Socialismo no tiene marcha atrás.

Cuba no tiene marcha atrás al capitalismo, no solo porque se prohíbe modificar la Constitución para abolir el sistema socialista, sino que se prohíbe marchar expresamente al capitalismo. El Parlamento tiene la facultad de hacer esa Ley y el pueblo soberano la facultad de ejercer directamente la soberanía en virtud de los artículos modificados, precisó.

Según explicó al plenario José Luis Toledo, al dictaminar la pertinencia y constitucionalidad del proyecto de Ley de Reforma Constitucional, la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, valoró, en primer lugar, la identificación de nuestro pueblo con todos y cada uno de los principios que sustentan la Carta Magna.

Específicamente, precisó Toledo, con los Fundamentos Políticos, Sociales y Económicos que se consagran en su capítulo uno, destacando que Cuba es un Estado Socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como República unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana.

El dictamen de la Comisión también consigna expresamente la voluntad del pueblo de que el régimen económico, político y social, consagrado en la Ley de Leyes es intocable.

Por su parte, al presentar el proyecto, el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón de Quesada, precisó que fueron 165 las intervenciones de diputados y representantes de las organizaciones sociales, hombres y mujeres de las más diversas actividades de nuestra sociedad, quienes alzaron sus voces con respuestas colectivas, macizas, sólidas y profundas a las amenazas del señor Bush.

Alarcón fue el encargado de leer el proyecto correspondiente, que al ser aprobado como Ley modifica los artículos tres y 11 del capítulo uno acerca de los fundamentos políticos, sociales y económicos del Estado, así como el artículo 137 del capítulo 15 referido a la Reforma Constitucional.

LOS 559 DIPUTADOS PRESENTES LA APROBARON CON SU VOTO NOMINAL

Foto: RICARDO LÓPEZ HEVIA

Como parte de esos cambios aprobados por el ¡Sí! de los 559 de los diputados presentes en la sesión, de un total de 578 que integran el Parlamento, se adiciona un párrafo al final del artículo 3 que expresa: "El Socialismo y el sistema político y social revolucionario establecido en esta Constitución, probado por años de heroica resistencia frente a las agresiones de todo tipo y la guerra económica de los gobiernos de la potencia imperialista más poderosa que ha existido y habiendo demostrado su capacidad de transformar el país y crear una sociedad enteramente nueva y justa, es irrevocable, y Cuba no volverá jamás al capitalismo".

También se agrega en el artículo 11 que las relaciones económicas, diplomáticas y políticas con cualquier otro Estado no podrán ser jamás negociadas bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera.

En cuanto a la Reforma Constitucional, se adicionó en su artículo 137 que la Ley de Leyes podrá ser reformada, excepto en lo que se refiere al sistema político, económico y social cuyo carácter irrevocable quedó aprobado por nuestro Parlamento.

La Ley adiciona, además, una Disposición Especial en la cual se da cuenta de que el pueblo de Cuba, casi en su totalidad expresó, entre los días 15 y 18 del 2002, su más decisivo apoyo a este proyecto propuesto por las Organizaciones de Masas en asamblea extraordinaria de todas sus direcciones nacionales , en la cual se había ratificado en todas sus partes la Constitución y se propuso declarar irrevocable el carácter socialista y el sistema político y social contenido en ella, como digna y categórica respuesta a las exigencias y amenazas del gobierno imperialista de Estados Unidos, el 20 de mayo del 2002.

Esta Ley de Reforma Constitucional comenzará a regir a partir de la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la República.

Publicado 27-06-2002

pixelb.gif (34 bytes)Subirtop.gif (129 bytes)

Home