Consultas  Médicas

Miopía

JOSÉ A. DE LA OSA
delaosa@granma.cip.cu

La miopía es un defecto de la visión ocasionado por la incapacidad de nuestros ojos para enfocar de manera correcta los objetos lejanos. Este trastorno se explica científicamente porque en las circunstancias descritas la luz focaliza por delante de la retina en lugar de hacerlo sobre ella, por lo que se forma una imagen borrosa y desenfocada.

Las causas principales que se alegan son la existencia de una potencia de enfoque del ojo mayor que la necesaria, por aumento de la curvatura de la córnea, a través de la cual penetra la luz, o por un incremento de la potencia del cristalino (lente interno). También se invoca la presencia de un globo ocular excesivamente alargado.

Foto: CaoDoctora Dayamí Pérez Gómez.

Sin embargo, los miopes pueden ver claramente los objetos que están cerca.

La ponente del tema de esta semana es la doctora Dayamí Pérez Gómez, especialista de primer grado en Medicina General Integral y en Oftalmología, quien es responsable de la Unidad de Cirugía Refractiva del Hospital Clínico-Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, en esta capital.

—¿Hay algún vínculo entre prematuridad y miopía?

—Sí. Investigaciones internacionales estiman que los niños prematuros y también con bajo peso al nacer tienen alrededor de un 30% más de probabilidades de padecer este trastorno a lo largo de la vida.

—¿Los ojos miopes presentan alguna característica especial?

—Varias. Tienen ojos más grandes y córneas más curvas, cavidades más profundas dentro de los ojos y una mayor tendencia a sufrir alteraciones del vítreo (sustancia gelatinosa que mantiene el volumen del ojo), desgarros y desprendimiento de la retina; y, asimismo, una mayor probabilidad de padecer glaucoma y catarata.

—¿A qué edades suele manifestarse? ¿En uno o los dos ojos? ¿Es común en nuestro medio?

—Puede aparecer desde el nacimiento (miopía congénita), en la infancia, generalmente en la edad escolar (9 a 12 años), en la adultez antes de los 40 años, o después de los 60 cuando se relacionan con la catarata. Afecta generalmente ambos ojos y es un trastorno frecuente.

—¿Hace distinción entre los sexos y aqueja a todas las etnias?

—Se presenta por igual en hombres y mujeres. Con respecto a las comunidades humanas, estudios indican una mayor prevalencia entre los esquimales y asiáticos; es menor en los europeos y en los habitantes del norte de nuestro continente, muy baja en los descendientes africanos y cero en los indios americanos.

—¿Existe alguna escala para medir la magnitud de una miopía?

—Se clasifican en bajas, hasta –3 dioptrías (unidad de medida de un lente); moderada, de -4 a -6; alta, de -7 a -9; y muy alta por encima de -10.

—¿Esas fases tienden a progresar inexorablemente?

—Las miopías bajas y moderadas, una vez que se establecen, generalmente no progresan en el curso de la vida. Las altas y muy altas, si el paciente es menor de 30 años, tienden a progresar. Precisamente las miopías altas y muy altas son las que más se relacionan con las enfermedades del vítreo y la retina ya mencionadas.

—¿Ante qué manifestaciones debemos sospechar en la niñez o la adultez que somos miopes en algún grado?

—En los niños y jóvenes se observa enlentecimiento del aprendizaje porque no ven correctamente la pizarra, tienden a sentarse en la primera fila del aula, acercan mucho los ojos a los textos y a la TV, tienden a entornar los ojos y se pueden quejar de dolores de cabeza. Los adultos ven borrosos los objetos lejanos, aunque la visión de cerca se mantiene normal, y se quejan habitualmente de una mala visión nocturna, de fatiga ocular, cefalea y visión doble.

—Tratamientos. ¿Existen procederes para su corrección en cualquiera de sus estadios e incluso es factible impedir su avance?

—Aclaro: no hay tratamientos que impidan su avance. La terapéutica está en dependencia del tipo y magnitud de la miopía, y transita desde los métodos de corrección óptica (espejuelos, lentes de contacto) hasta los procederes quirúrgicos con Láser Excímer y otras modernas técnicas que alcanzan buenos resultados.

—¿Algún otro criterio esencial para el saber de los lectores?

—Que las personas miopes deben ser examinadas por un Oftalmólogo al menos una vez al año, a fin de poder detectar a tiempo alteraciones relacionadas con la retina y enfermedades como glaucoma y catarata. Y ante la visión de "moscas" volantes o reflejos luminosos, disminución de la visión, estén operadas o no, deben acudir de inmediato al especialista.