HISTÓRICA VISITA A CUBA DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA POPULAR CHINA

(24 de noviembre de 2004)

China y Cuba: ejemplos de naciones que sostienen los ideales del socialismo

Expresó Fidel en el acto de imposición de la Orden José Martí a Hu Jintao. Caluroso y masivo recibimiento en la Universidad de Ciencias Informáticas. Despidió Raúl al Presidente chino

Arnaldo Musa

Foto: JUVENAL BALÁN"Las relaciones entre China y Cuba constituyen hoy un ejemplo de transparencia y colaboración pacífica entre dos naciones que sostienen los ideales del socialismo", expresó el Comandante en Jefe Fidel Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el acto de imposición de la Orden José Martí, la más alta condecoración cubana, al Presidente de la República Popular China, Hu Jintao, efectuado ayer en el Palacio de la Revolución.

A su vez, el Presidente de la República Popular China agradeció en nombre de su pueblo la Orden que le fue impuesta por el Comandante en Jefe, destacó el ejemplo y pensamiento revolucionario de José Martí, y subrayó que las mismas experiencias históricas y fines sociales unen fuertemente a ambas naciones.

Con anterioridad, Hu Jintao, acompañado por el General de Ejército Raúl Castro, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, rindió homenaje al Héroe Nacional José Martí, depositando una ofrenda floral ante el monumento que se erige en la capitalina Plaza de la Revolución.

En horas de la tarde, más de 6 000 estudiantes de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) dieron un caluroso recibimiento al distinguido huésped, quien, acompañado de Raúl, otros miembros del Buró Político, del Consejo de Estado y de Ministros presidieron el masivo y solemne acto.

Foto:  AHMED VELÁZQUEZRecorrido por las aulas de la Universidad de Ciencias Informáticas.

El rector de la UCI, Melchor Gil Morell, informó que el centro otorgó al Presidente chino el reconocimiento Hombres de Futuro —que se entrega por primera vez—, formalizado mediante un acuerdo del Consejo Universitario para aquellas personalidades cuya obra se proyecta en el tiempo, en bien del progreso y el bienestar de la humanidad.

Agregó que los constructores del lugar entregaron este martes un nuevo edificio universitario que perpetuará la solidaridad y la colaboración entre ambas naciones.

A su vez, Hu Jintao destacó cómo la tecnología informática ha acortado la distancia entre nuestros dos países, así como que los ideales, las convicciones y la amistad nos han unido fuertemente.

"Los hechos se han encargado de demostrar que los dos países somos buenos compañeros, buenos amigos y buenos hermanos", afirmó, e indicó que será fortalecida la cooperación en el área educativa y espera que los jóvenes chinos y cubanos asuman la responsabilidad común de suceder de generación en generación la antorcha de la amistad entre China y Cuba.

Foto:  AHMED VELÁZQUEZHu Jintao firma el libro de visitantes del centro docente superior.

Luego, el dirigente chino visitó el Museo de la Ciudad, situado en el Palacio de los Capitanes Generales, en el Centro Histórico de la capital cubana, donde fue recibido por el director de la institución e Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler.

A la Sala de la Bandera llegó Hu Jintao, y Leal le mostró brevemente cuánto de la memoria histórica se encierra allí y cómo en su interior se conserva parte del espíritu de la nación, su identidad y cultura.

Finalmente, en horas de la noche, el dirigente del hermano país fue despedido con un fuerte abrazo de Raúl al pie de la escalerilla del avión. Concluía así su visita oficial y de amistad, invitado por nuestro Comandante en Jefe, mientras residentes chinos mostraban una pancarta en la que expresaban "calurosas felicitaciones por la satisfactoria visita" y descendientes del gran país asiático interpretaban la Danza del Dragón.

Gran colofón para una visita que dejará huellas indelebles en numerosos aspectos, incluso por la sencillez mostrada por el visitante, la manera en que dedicó saludos a todos los presentes en la despedida y ratificadas en las palabras del canciller Li Zhaoxing, quien expresó su satisfacción por el resultado del viaje y la hospitalidad del pueblo cubano.

   

SubirSubir