Guerra del todo el pueblo

La guerra del todo el pueblo alcanzó dimensiones increíbles en todo Viet Nam. Su fuerza resultó tan potente que obligó al Gobierno de Estados Unidos a suspender más de una vez, por determinados períodos de tiempo, los bombardeos al Norte. También llevó a Washington a una Mesa de Conversaciones sobre la Paz, que durante largo tiempo se celebró en París. Fue nombrada canciller del FNL para llevar a cabo las conversaciones Nguyen Thi Binh, una ilustrada profesora sudvietnamita que puso de rodillas, diplomáticamente, al representante norteamericano. Mientras ello ocurría no cesaban los combates. La política vietnamita era: lucha armada, lucha política, labor diplomática y penetración en las filas enemigas. Simultáneamente se desarrollaba el plan: este fue el escalón más alto de la guerra de todo el pueblo en la cual, hasta insectos amaestrados fueron utilizados contra el enemigo. Igualmente el derribo de aviones con fusiles o trampas de bambú, resultaron armas tan eficaces y mortales como la artillería. Ya los jóvenes norteamericanos no querían ir a Viet Nam, rompían sus identidades. Las zonas liberadas no eran pequeños territorios sino provincias enteras. Quang Tri, del lado meridional del Parelelo 17 fue liberada y el primer Jefe de Estado que la visitó fue Fidel Castro.

Cargando un pedazo de avión yanki en una carretilla

 

Mujeres artilleras en el Norte

 

Vietnamitas derriban aviones.

 

Pilotos yankis apresados por los vietnamitas

 

Trabajo y fusil

 

Las mujeres vietnamitas trabajan y combaten

 

Refugios personales y túneles