ULTRAJE A LAS MILES DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

El pueblo cubano reclama justicia

Eterno dolor que no se olvida

REYNOLD RASSÍ

En el rostro de María Antonia Castillo Ramírez no hay odio, sino tristeza y amargura al ver que los terroristas Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, asesinos de su esposo Hermilio Castillo Castillo y de otras 72 personas, quienes viajaban en la nave de Cubana de Aviación, saboteada en pleno vuelo el 6 de octubre en Barbados aún andan sueltos y radican en Estados Unidos, sin ser juzgados ni condenados.

Foto: RICARDO LÓPEZ HEVIAMaría Antonia Castillo Ramírez 

"Hermilio era escolta del avión. Tenía entonces 32 años y teníamos dos hijos, uno de tres años y otro de siete. Era amable, amoroso con la familia. Cuando me avisaron en la madrugada del 7 de octubre que el avión había sido saboteado y nadie quedó vivo, sentí que aquello era lo más triste y doloroso que me había pasado nunca. Pensé que no podría soportar su pérdida, y si lo hice fue por nuestros hijos.

"Orlando Bosch y Posada Carriles, autores intelectuales de esa monstruosidad, viven hoy en Estados Unidos bajo la tutela del Gobierno norteamericano, que los ha apoyado en sus crímenes contra nuestro pueblo. Exigimos que los entreguen a las autoridades de Venezuela para que allí les hagan justicia y sean condenados".

II

Han pasado casi tres décadas y Miguel Cejas Alfonso, de 76 años no olvida el día en que conoció que su hijo Jesús Cejas Arias, junto a su compañero Crescencio Galañena Hernández, ambos empleados de la Embajada de Cuba en Argentina, habían sido secuestrados en Buenos Aires el 9 de agosto de 1976, sin que nunca más se tuviera noticia de ellos.

Miguel Cejas Alfonso

"Su desaparición nos ha dolido toda la vida, Jesús era un joven muy vivo, cariñoso y buen amigo. Todos los días veo su foto en la sala de la casa y me parece tenerlo cerca, pero sé que más nunca volverá porque lo asesinaron individuos y grupos que sienten un odio visceral contra la Revolución y nuestro pueblo.

"Los criminales que los mataron andan sueltos y seguro que han cometido otras acciones terroristas. Pedimos que se haga justicia en este caso y que los autores sean condenados", apunta Miguel Cejas.

   

SubirSubir