ULTRAJE A LAS MILES DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

26 de abril del 2007

Pinareños exigen prisión para Posada Carriles

PINAR DEL RÍO.— Con la presencia de los familiares de Nancy Uranga, una de las 73 víctimas del avión cubano derribado en Barbados en 1976, miles de habitantes de esta ciudad exigieron ayer cárcel para Luis Posada Carriles, coautor de aquel acto.

Foto: DANIEL MITJANSMaría Amelia Uranga, cuestionó la libertad del criminal.

En la plaza provisional de la Revolución en la localidad cabecera de la provincia de Pinar del Río, condenaron el doble rasero de la actual administración en Estados Unidos, al mantener en prisión a cinco luchadores antiterroristas cubanos y encubrir una vez más al responsable del luto en cientos de hogares latinoamericanos.

Solo contra Cuba, Posada intervino en la invasión por Playa Girón, en acciones de la Operación Mangosta, fue coautor de la voladura de la nave de Cubana de Aviación frente a las costas barbadenses y de planes de magnicidio en 1997 y 2000, recordó el instructor de arte Agustín Pérez.

En el acto, presidido por Olga Lidia Tapia Iglesias, primera secretaria del Partido en la provincia, Midalys Valdés cuestionó cómo olvidar el llanto de las familias dañadas, como la del joven italiano Fabio di Celmo, uno de los más de 3 000 muertos por ataques terroristas a la nación.

Aún con la voz quebrada, María Amelia Uranga recordó en la tribuna de reafirmación revolucionaria que su hermana Nancy era una excelente deportista, llena de sueños e hija ejemplar, cuya existencia fue truncada hace 30 octubres por Posada Carriles cuando saboteó el avión, y sin embargo el criminal está hoy en libertad.

En el acto, el estelar pitcher Pedro Luis Lazo no levantó su brazo, sino la voz, para exigir el retorno a la celda del asesino y la liberación de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, René González, Ramón Labañino y Fernando González, Héroes de la República de Cuba presos en Estados Unidos por luchar contra el terrorismo.

Lazo habló en nombre de los deportistas y de todo el pueblo cubano que —ante las artimañas imperiales— ha dado muestras excepcionales de apoyo a la Revolución.

Posada Carriles permanecía detenido en Estados Unidos. desde mayo de 2005 por entrada ilegal a ese país, pero gozaba de la evidente protección de las autoridades gubernamentales, que han desconocido reiterados pedidos de Venezuela para que el criminal fuera extraditado a esa nación, de donde se fugó de una cárcel en 1985.

El expediente del delincuente contiene más de 1 500 páginas sobre su participación en el sabotaje a la nave de Cubana de Aviación, además de la colocación de bombas en hoteles de La Habana que costaron la vida a un joven italiano, entre otros asesinatos y graves acciones delictivas.

Todo eso fue pasado por alto por la administración de W. Bush, quien lo encausó solo por violar leyes migratorias y mentir, lo que debe ventilarse en juicio señalado para el 11 de mayo próximo. (AIN)

   

SubirSubir