ULTRAJE A LAS MILES DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

3 de junio de 2005

Estados Unidos contra las cuerdas

Dedo acusador hacia quienes armaron, acogieron, financiaron e impulsaron las acciones terroristas producidas durante décadas contra nuestros pueblos

ELSON CONCEPCIÓN PÉREZ

Hablaron periodistas, escritores, cineastas, dirigentes políticos y sindicales, mujeres, jóvenes.

Todos denunciaron al terrorismo, a los terroristas y —por coincidencia— todos señalaron con su dedo acusador a los gobiernos norteamericanos que armaron, acogieron, financiaron e impulsaron las acciones terroristas producidas durante décadas contra nuestros pueblos.

Se habló de la "escoria" de Miami, a la que, a decir del político dominicano Narciso Isa Conde "no se le debe decir cubana", sino mafia americana.

Se reconoció a los intelectuales de izquierda de América Latina que están encabezando la lucha, la batalla contra el terrorismo y por la justicia.

Hubo mensajes que, como el del destacado teatrista español Alfonso Sastre, recibieron el aplauso y el apoyo de los más de 1 400 delegados e invitados que durante varios días debaten sobre terrorismo en el Palacio de las Convenciones de Cuba.

Un ex prisionero de la dictadura uruguaya de la década de los 70, Julio Farabeli, citó escenas en forma de denuncias sobre lo ocurrido en su país y la participación del Gobierno norteamericano en la llamada Operación Cóndor.

Voces de Ecuador, Guatemala, Italia, Bahamas, Rusia, Sudáfrica, y de otros países, se levantaron también en lo que ya muchos coinciden en llamar "el mayor foro contra el terrorismo que se recuerde".

En cada intervención se ponía en conocimiento público algún nuevo elemento que forma parte de ese gran rompecabezas al que llamó Fidel a armar, para que se conozca toda la verdad y se pongan al desnudo los terroristas y los gobiernos que los protegen.

Cuando algún detalle parecía inconcluso o era necesaria una aclaración para su cotejo más completo, Fidel —que seguía atento cada intervención— intervenía o preguntaba.

Decenas de veces se produjo el diálogo, necesario y esclarecedor, siempre en busca de la más absoluta verdad, de denunciar crímenes, tramas oscuros, de concentrar la atención en los verdaderos responsables de la situación de terror, de mentiras, de dominación imperial, de quienes desde la guarida yanki dirigen esos planes terroristas.

Más de una docena de intervenciones de delegados latinoamericanos, caribeños, de Europa y África, se produjeron en la jornada de la mañana, cuando se cumplía el tercer día consecutivo del Encuentro Internacional contra el terrorismo y por la Verdad y la Justicia.

Verdad y justicia que se alcanzarán con el aporte de todos, con el reclamo universal, y con la acusación diaria a quienes desde la cabeza de un Gobierno fascista en la Casa Blanca norteamericana, ahora se saben contra las cuerdas, con este combate que una vez más de lleva adelante desde la Cuba que resiste y vence, y con la solidaridad y el empuje de todos los pueblos.

   

SubirSubir