ULTRAJE A LAS MILES DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

3 de junio de 2005

El imperio busca desesperadamente una salida en Venezuela

Haremos todo cuanto esté en nuestras manos para que Posada Carriles sea extraditado, afirmó el vicepresidente José Vicente Rangel

Lourdes Pérez Navarro

Foto: JUVENAL BALÁNNo quiero para mi país una experiencia como la que vive el pueblo iraquí, ante el cual me inclino con respeto por la dignidad y coraje con que enfrenta al invasor. Pero ante una aventura similar —que no la queremos—, estoy seguro de que los 25 millones de venezolanos responderán con la misma dignidad y coraje de los iraquíes, de los cubanos y de todos los pueblos libres del mundo, resaltó José Vicente Rangel, vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela al intervenir en la sesión vespertina del encuentro internacional Contra el terrorismo, por la verdad y la justicia.

Portador de un mensaje de salutación del presidente Hugo Chávez a los participantes en el evento, Rangel advirtió de la realización de actos de sabotaje, injerencias, financiamiento a movimientos opositores, con los que Estados Unidos pretende desestabilizar al país sudamericano.

Cada vez se desesperan más, subrayó, ya perdieron la calle, la fuerza armada, la industria petrolera, el apoyo internacional. Les queda la alternativa que trabajan en este momento: el magnicidio.

Acotó que el imperio busca desesperadamente una salida porque están derrotados en todos los terrenos. Las misiones que actualmente lleva adelante el Gobierno bolivariano —a las que contribuye el Gobierno cubano— han alcanzado resultados nunca antes vistos en el país, entre ellos el crecimiento económico (7,9, el mayor del mundo) y el mejoramiento en 33% de la calidad de vida de millones de habitantes.

Por eso es fundamental que pasemos de la democracia bolivariana a la democracia socialista, aseguró. "Queremos pasar del bolivarianismo —sin dejar de ser bolivarianos— al socialismo del siglo XXI, y trabajamos en ello con nuestros propios recursos, soberanamente".

Rangel recordó cómo han querido distorsionar y calumniar la relación entre Cuba y Venezuela, "pero la asumimos sin complejo de ninguna especie, porque es cristalina, transparente, no enturbiada por la mezquindad y las miserias humanas".

DOCUMENTOS DESCLASIFICADOS EN VENEZUELA APORTAN INFORMACIÓN SOBRE TERRORISMO

El Vicepresidente venezolano informó acerca de documentos elaborados durante gobiernos anteriores al actual que fueron recientemente desclasificados por los servicios de inteligencia y seguridad de su país.

Uno de ellos, fechado el 18 de septiembre de 1975, da fe de la existencia en suelo venezolano de Abdala, una organización integrada por cubanos y norteamericanos, con cuartel general en Miami, encaminada a desarrollar actividades contra Cuba y posibles actos terroristas para alterar planes en Venezuela. Entre sus miembros aparecen nombres de terroristas reconocidos: Orlando Bosch, Salvador Romani, Rolando Bienvenido Pita Arcia, Reinaldo Pico Ramón, Lauriano Fernando Batista y Luis Posada Carriles, alias Bambi, comisario de la DISIP, a quien la CIA facilitó equipos para el montaje de una oficina de investigación privada para informar a los Estados Unidos.

Un escrito del 2 de noviembre de 1976 reporta contactos en Chile a comienzos de 1975 entre Bosch, Novo y Patria y Libertad, pandillas fascistas, para asesinar a Letelier.

Otros documentos desclasificados corroboran cómo Venezuela fue base de operaciones contra Cuba, lo que tuvo como antecedente la posición anticomunista asumida por el Gobierno de Rómulo Betancourt (1959). Esto provocó la desnacionalización de organismos de inteligencia y seguridad, y el ingreso a ellos de un grupo de cubanos vinculados a las actividades terroristas y a las acciones contra el Gobierno cubano; allí aparecen Mono Navarrete, Rivas Vázquez (llegó a ser director de la DISIP) y Posada Carriles (jefe de contrainteligencia de ese organismo).

Rangel señaló que la triste figura de los desaparecidos apareció en Venezuela en la década del setenta (durante la gestión de Raúl Leoni) y luego se extendió a otros países de la región, donde las dictaduras del Sur, en medio de un clima antidemocrático en el que no se reconocían los derechos ciudadanos, dieron origen a la Operación Cóndor. Posada Carriles es expresión de ese clima que condujo a la voladura del avión de Cubana en 1976.

Ahora es detenido Posada Carriles y Venezuela reclama su extradición, pues la acción no prescribió, fue interrumpida cuando el terrorista se fugó de la cárcel de ese país. Nos asisten razones de Derecho, afirmó el Vicepresidente, y tenemos un convenio desde 1922 que nos ampara; Venezuela garantizará el debido proceso a este personaje, según los principios consagrados en la Constitución.

Haremos todo cuanto esté en nuestras manos para que Posada Carriles sea extraditado —ratificó— y vamos a dar la batalla en todas las instancias, con todos los argumentos, porque estamos dispuestos a desenmascarar la cínica doctrina antiterrorista de W. Bush.

EL SENTIDO DE NUESTRA LUCHA

Demos coherencia, fuerza y sentido a nuestra lucha, anunciemos al mundo que ha nacido un nuevo frente antiterrorista continental que va a salir a las calles para exigir justicia, propuso Nicolás Maduro, presidente de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

Advirtió que este es el momento para alzar la bandera del antiterrorismo, la bandera de los torturados y desaparecidos, de las madres de la Plaza de Mayo, y arrebatarle al imperialismo el estandarte de la mal llamada campaña antiterrorista que toma como justificación para cometer crímenes como los de Iraq.

El poeta y representante de un estado venezolano, Tarek William, y la norteamericana Eva Golinger, autora del libro El Código Chávez también denunciaron la preparación del magnicidio contra el presidente Hugo Chávez y la necesidad de aunar esfuerzos por denunciar y luchar contra toda manifestación de terrorismo en el mundo.

 

   

SubirSubir