ULTRAJE A LAS MILES DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

2 de junio de 2005

Denuncia Vicepresidente venezolano planes de magnicidio

José Vicente Rangel afirmó en el encuentro internacional Contra el terrorismo, por la verdad y la justicia, que se celebra en La Habana, que la vida del presidente Hugo Chávez corre un grave peligro

Iraida Calzadilla Rodríguez

José Vicente Rangel, vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, denunció hoy en el encuentro internacional Contra el terrorismo, por la verdad y la justicia, que se celebra en La Habana, que Estados Unidos está trabajando por el magnicidio, y a propósito del extraordinario foro declaró que la vida del presidente Hugo Chávez corre un grave peligro.

Abundó en que se han multiplicado las informaciones y datos que confirman la disposición de grupos que han perdido la esperanza de derrotar al Presidente venezolano, porque no tienen ninguna posibilidad en los cuarteles, en la calle, electoralmente. Y seguidamente afirmó que se les va a derrotar aplastantemente en las elecciones del próximo año cuando el pueblo venezolano elija a Chávez.

También agregó que existe una vinculación a los fines del magnicidio entre sicarios colombianos que han entrado al país y elementos cubanos que viven en Miami. Esa trenza de terror, dijo, está detrás de ello, y moviendo los hilos se encuentra la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos.

Rangel enfatizó en que ese sería un crimen del Gobierno norteamericano, y ante los delegados al encuentro contra el terrorismo no vaciló en responsabilizar al gobierno norteamericano, al gobierno de George Bush, de lo que pudiera suceder a Chávez.

En otra parte de su intervención especial ante el plenario del Palacio de las Convenciones, el Vicepresidente de Venezuela enfatizó en la voluntad de pasar del bolivarismo al socialismo del siglo XXI, y que lo están pensando para hacerlo con sus propios recursos, sin manuales, a partir de las realidades propias de esa nación.

Al hablar sobre los intentos de la oposición de difamar de la relación entre Cuba y Venezuela, Rangel puntualizó que esta es una relación transparente, cristalina, no enturbiada por la mezquindad y la miseria humana.

Al dirigirse a Fidel Castro le comentó: Comandante, usted jamás nos ha pedido nada ni ha tratado de influirnos. Le vendemos petróleo al igual que lo hacemos a Jamaica y Costa Rica, porque un gobierno de dignidad como el de usted no aceptaría dádivas, pero eso jamás lo entenderían los bribones y bellacos de la política.

Patentizó que jamás el enemigo podrá entender que esta es una relación de un pueblo digno con otro digno, de un liderazgo digno con otro liderazgo digno.

También se refirió a que cada uno de nuestros pueblos está haciendo sus procesos de acuerdo a sus realidades, respetándose profundamente de manera mutua, de ahí el lazo que los une. Al referirse a la cita de La Habana, el Vicepresidente venezolano afirmó ante el plenario que es un honor estar al lado de todos los participantes compartiendo la esperanza.

Anteriormente Rangel había manifestado que Washington sabe, porque se lo han dicho, que una aventura contra Venezuela desata un verdadero cataclismo en la región. Mi país, mi pueblo, tiene una larguísima experiencia de lucha y nos miramos en la experiencia de coraje, de valor, del pueblo cubano, significó.

Ante una aventura que sinceramente no queremos –expresó-, estoy seguro de que los 25 millones de venezolanos responderían con la misma dignidad y coraje de los iraquíes, de los cubanos, y de todos los pueblos libres del mundo.

 

   

SubirSubir