ULTRAJE A LAS MILES DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

2 de junio de 2005

Jornadas de lucha y batalla por la vida

SILVIA BARTHELEMY

Como una reunión de combate de todos los pueblos y las víctimas y familiares de los actos terroristas organizados por las Administraciones norteamericanas y perpetrados por sus servicios especiales en nuestro continente, calificó el Comandante en Jefe Fidel Castro, Presidente del Consejo de Estado y del Gobierno, el encuentro Contra el terrorismo, por la verdad y la justicia, que sesiona en La Habana.

Este es un evento excepcional, dijo, en el que se lucha por la vida, la independencia y en contra de la dominación que la superpotencia estadounidense pretende imponer en nuestro hemisferio. Es, además, un intercambio donde se han escuchado testimonios y declaraciones maravillosas, conmovedoras, brillantes, en el cual las madres han ocupado el lugar de sus hijos muertos o desaparecidos, y los hijos, destacó, el puesto de combate de sus padres que hoy desafortunadamente no están.

En otro momento de su intervención, el líder de la Revolución cubana destacó que debe existir un avance y una toma de conciencia en los pueblos del mundo. Albergo la esperanza de que esto suceda rápidamente, resaltó.

Creo, además, que los periodos históricos se van acortando y un ejemplo de ello es que hace solo una semana estábamos preparando este foro, y hoy es una realidad, precisó. También hace unos tres meses "colaron" a Posada Carriles en EE.UU. y gracias a la rapidez e insistencia de nuestras denuncias, se desató una cruenta batalla por la verdad y la justicia, en la que esta reunión forma parte ella como un escenario para remover y reconstruir la historia de los centenares de miles de crímenes ocurridos hace medio siglo en Latinoamérica.

Veremos cómo termina nuestra lucha, dijo, pero soy optimista pues confío en la capacidad de actuar de los hombres y mujeres como ustedes que no han renunciado al paso del tiempo y que tienen ansias de justicia.

proceso de observatorio del terrorismo de Estado e imperial

Durante la segunda jornada de trabajo del evento habló el prestigioso periodista argentino Miguel Bonasso, quien aseguró que la reunión de La Habana es un primer paso de un proceso de observatorio del terrorismo de Estado e imperial que seguramente tendrá continuidad, regularidad y avanzará en sus denuncias y protestas.

Bonasso dijo que nuestra presencia en este foro no debe interpretarse como una visita académica de interpretación del pasado, sino que significa un compromiso irrenunciable con las dos naciones más amenazadas del continente: Venezuela y Cuba.

El periodista argentino denunció, además, la violación del Gobierno norteamericano de los artículos del 7 al 15 de la Convención de la Comisión de Derechos Humanos en la que es ley extraditar a terroristas para que sean juzgados en territorios donde hayan organizado o cometido sus crímenes.

Hizo alusión también a la doble moral y doble rasero de la política del Gobierno de EE.UU. y sus aliados en su cruzada antiterrorista.

Bonasso puso de relieve otra forma de terrorismo: el genocidio social y económico impuesto por el neoliberalismo y su práctica en el hemisferio, el cual es responsable de la muerte por hambre de millones de personas y mediante el que muchos trabajadores se convierten en desaparecidos sociales.

Denunció también cómo los habitantes de la Casa Blanca están implementando una nueva guerra con el objetivo de apoderase de los recursos naturales de otras naciones. Al respecto ejemplificó las pretensiones del Gobierno norteamericano de adueñarse del acuífero Guaraní, situado en el norte de Argentina, el cual constituye una reserva importante de agua potable, utilizando como pretexto que en sus inmediaciones se encuentran terroristas musulmanes.

   

SubirSubir