Reflexiones del Comandante en Jefe

Reflexiones del Comandante en Jefe

El tránsito de Volodia

Hace unos días mencioné su nombre como ejemplo de militante comunista, cuya lucha dio sentido a su vida. Llegó a ocupar las más altas responsabilidades del Partido durante 8 años. Compartió con Allende su fe en Chile y la hermosa visión de que, más temprano que tarde, de nuevo se abrirían las grandes alamedas "por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor".

La biografía de Neruda y otros numerosos, interesantes y valientes libros, fueron su aporte intelectual y político a las nuevas generaciones.

Conversé con él largo tiempo la última vez que nos vimos a comienzos del 2005. Vino como invitado de honor del Premio Casa de las Américas y a presentar en la Feria Internacional un nuevo libro.

Hace dos días, el jueves por la noche, llegaron noticias a las 7 y 30 p.m. de su fallecimiento. Esa misma noche y casi a la misma hora se dieron a conocer los ganadores del Premio. Volodia era tan modesto y tan decente, que parecía esperar esa noticia antes de partir.

No diré que ha muerto. Pasó a vivir en las ideas. Nutrió las filas de los que luchan y seguirán luchando por aquellos sueños.

Fidel Castro Ruz
Febrero 2 de 2008
3:07 p.m.

SubirSubir