Asela de los Santos Tamayo

Nace en 1929 en Santiago de Cuba. Se integra a las luchas estudiantiles por la oficialización de la Universidad de Oriente, donde conoce a Vilma uniéndose a ella en la gesta revolucionaria. Desde entonces surge la entrañable amistad que las hermana. Se gradúa de Doctora en Pedagogía en 1954.

Participa activamente en las protestas por el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 y es detenida, junto a otras compañeras, al ser sorprendida repartiendo proclamas por las calles de la ciudad, sobre la situación imperante, con versos patrióticos de Heredia que llamaban a romper las cadenas. Se vincula a Frank País y al heroico grupo que inició el combate por una Patria libre. Bajo sus órdenes forma parte del núcleo inicial que se integra al Movimiento 26 de Julio cuando surge.

Ante la sorpresa del Asalto al Moncada, colabora junto a un grupo de revolucionarios en la búsqueda de todas las formas posibles para ayudar a los sobrevivientes.

Participa en el levantamiento del 30 de noviembre en Santiago de Cuba. A partir de entonces se desarrolla un importante periodo organizativo en el que bajo la dirección de Frank y Vilma se le asignan diversas tareas que cumple responsablemente.

Durante todo el periodo insurreccional cumplió diferentes responsabilidades, entre ellas el traslado, junto con Vilma, desde Santiago de Cuba a Manzanillo de los compañeros que formaron el primer contingente de hombres y de armas que se incorporó a las guerrillas comandadas por Fidel en la Sierra Maestra. De manera permanente trabaja en todo lo relacionado con el avituallamiento de armas, uniformes, medicinas, etc, para el Primer Frente.

En el año 1958 (enero-agosto) realizó junto a un grupo de compañeras, una serie de viajes entre Miami y Cuba para traer armas bajo las faldas, las cuales introducían por los aeropuertos de La Habana, Varadero y Camagüey.

En agosto de 1958 se incorpora al Ejército Rebelde en el II Frente Oriental Frank País dirigido por el Comandante Raúl Castro Ruz. Allí se le asigna la responsabilidad de dirigir el Departamento de Educación; se pusieron en funcionamiento y se crearon para los niños más de 400 escuelas y se formaron grupos para la alfabetización de combatientes en los diferentes campamentos, hasta el triunfo de la Revolución en que asume la responsabilidad de Superintendente Provincial de Educación en Oriente.

En 1960 participa junto a Vilma en la creación de la Federación de Mujeres Cubanas, integrando su Buró Nacional, primero como Organizadora y después como Secretaria General, responsabilidad que ocupó hasta el año 1966 en que pasa al MINFAR como Jefa de la Dirección de Enseñanza y Escuelas Militares Camilo Cienfuegos del Estado Mayor General. Es ascendida al grado de Capitán.

En 1970 fue designada Directora General de Formación de Personal Docente del Ministerio de Educación, siendo promovida a diferentes responsabilidades, incluyendo la de Ministra.

Es fundadora del Partido Comunista de Cuba y fue miembro de su Comité Central durante tres mandatos.

Regresar