Tratado de seguridad energética Petrocaribe

Los Gobiernos de Belice, de la República de Cuba, de la Mancomunidad de Dominica, de la Republica de Haití, Jamaica, de Granada, de San Vicente y las Granadinas, de Nicaragua, de Surinam y de la República Bolivariana de Venezuela, en lo adelante denominados las "Partes Contratantes";

REAFIRMANDO los principios de cooperación, solidaridad, complementariedad y soberanía en el manejo de los recursos naturales, con una visión caribeña integral del problema energético, vinculado estrechamente al desarrollo e independencia de nuestra región y a la superación de los profundos problemas económicos y sociales de nuestros pueblos;

VISTA la base de recursos energéticos de combustibles fósiles y las asimetrías en la disposición de reservas y consumo en la región, con sus consecuencias sobre la generación de dependencia en el suministro de hidrocarburos y competencia por el acceso a los mismos;

CONSIDERANDO la importancia estratégica que posee la energía para el desarrollo sustentable de nuestros pueblos y la imperiosa necesidad de diseñar e implementar mecanismos eficientes y solidarios que garanticen la seguridad energética de la región del Caribe;

REITERANDO la voluntad política y el interés de los Gobiernos en impulsar la integración energética regional, fundada en los principios contenidos en el Acuerdo de Cooperación Energética PETROCARIBE, suscrito en la ciudad de Puerto la Cruz, Venezuela, en junio de 2005 y reiterados en la Declaración de Montego Bay, Jamaica, en septiembre de 2005;

RECONOCIENDO los importantes avances en las relaciones energéticas entre los Gobiernos y la necesidad de favorecer y fortalecer el desarrollo acelerado de los proyectos existentes y futuros;

DESTACANDO la importancia y el potencial que poseen las energías renovables para el desarrollo económico y social de nuestros pueblos, así como su contribución a la diversificación de las matrices energéticas del Caribe y a la preservación del medio ambiente.

RECONOCIENDO la necesidad de establecer un patrón de consumo racional de la energía, que contribuya con la conservación de nuestros recursos naturales no renovables y agotables, y que garantice la sustentabilidad del desarrollo económico y social del Caribe;

HAN ACORDADO EN suscribir el siguiente "Tratado de Seguridad Energética Petrocaribe (TSE)":

 

ARTÍCULO I

OBJETO

El presente Tratado tiene por objeto desarrollar entre las Partes Contratantes un proceso amplio y sostenido de integración que contribuya con la seguridad energética de la región del Caribe, complementando las fuentes de energías primarias disponibles con el potencial y desarrollo de energías renovables; promoviendo el intercambio tecnológico para la búsqueda de nuevas fuentes; desarrollando la cadena de la energía en procura de su industrialización y fomentando el uso racional de la misma, en búsqueda del máximo ahorro y la eficiencia energética.

ARTÍCULO II

EJES DE ACCIÓN

Tomando como base los recursos energéticos existentes en los países del Caribe y sus potencialidades, las Partes Contratantes se comprometen a desarrollar el objeto de este Tratado, a través de los siguientes ejes de acción:

1. Petróleo:

La República Bolivariana de Venezuela de conformidad con su ordenamiento jurídico interno, brindará a los países del Caribe las condiciones y medios indispensables para cubrir las necesidades de suministro de petróleo y sus derivados de la región, y de esta manera, garantizar la seguridad y estabilidad energética del Caribe.

La República Bolivariana de Venezuela, de acuerdo con lo establecido en el Acuerdo de Cooperación Energética PETROCARIBE, garantizará un suministro seguro y estable de crudo, productos refinados y GLP, con el objetivo de mitigar los efectos especulativos en la comercialización de la energía, minimizar las consecuencias de la intermediación y contribuir con la seguridad energética de la región.

Las Partes Contratantes se comprometen, en la medida de lo posible, a crear y ampliar su capacidad de refinación, con el fin de contar con suficiente disponibilidad de productos que les permita cubrir el déficit regional y con ello consolidar un polo de refinación en la zona del Caribe y así disminuir la dependencia respecto a actores transnacionales en la cadena de valor de la energía.

Las Partes Contratantes se comprometen, en la medida de lo posible a construir, ampliar y/o modernizar la infraestructura energética necesaria para el despacho, recepción, transporte, almacenaje y distribución de crudo y productos, con el fin primordial de crear un sistema de suministro seguro y permanente para la zona del Caribe. Para ello, la República Bolivariana de Venezuela pondrá a la disposición de las Partes Contratantes, su experiencia y capacidad técnica en materia de exploración, producción, industrialización y comercialización de hidrocarburos con la finalidad de profundizar la transferencia de tecnología y la formación de capital humano en la región.

Las Partes Contratantes se comprometen a desarrollar paralelamente las políticas y medidas necesarias tendientes al uso racional eficiente de la energía que contribuya al desarrollo sostenible de nuestros pueblos.

2. Gas:

Las Partes Contratantes podrán acordar el desarrollo de iniciativas que permitan el suministro de gas, de manera tal que puedan disponer de esta importante fuente de energía limpia, con el fin de complementar la matriz energética de la región y al mismo tiempo diversificar las fuentes de energía para los sistemas de generación y distribución eléctrica, así como la implementación de programas de gasificación para uso residencial y comercial.

Las Partes Contratantes podrán asociarse para la construcción de plantas de licuefacción y regasifícación, así como otras tecnologías en el ámbito del gas natural que se consideren necesarias para la utilización de esta fuente de energía.

Las Partes Contratantes se comprometen, en la medida de sus posibilidades, a introducir el gas en su matriz energética, con el fin de desarrollar y promover su consumo. En este último caso, promoverán la utilización de máquinas de alta eficiencia y ciclos combinados.

Las Partes Contratantes harán sus mejores esfuerzos para que, con base en gas, desarrollen en la región los Polos Petroquímicos en los territorios donde los recursos estén disponibles con el fin de producir insumos químicos para la industria de transformación de la cadena del plástico y otros productos industriales.

3. Energía Eléctrica.

Con el fin de utilizar todas las fuentes de energía primaria que estén a su disposición, así como también maximizar el uso de la energía hidroeléctrica, de la termoeléctrica basada en el gas y los ciclos combinados, las Partes Contratantes promoverán la sustitución de combustibles líquidos por gas u otros combustibles más económicos.

Con el fin de disminuir las pérdidas derivadas de los sistemas de transmisión o de los picos de consumo característicos del sistema eléctrico, las Partes Contratantes harán sus mejores esfuerzos para crear e incrementar el respaldo de sus sistemas eléctricos nacionales y la disponibilidad del servicio en áreas hoy no atendidas, mediante la introducción de sistemas de generación distribuida.

Las Partes Contratantes establecerán programas para la sustitución de artefactos de alto consumo energético por equipos más eficientes, de bombillos incandescentes por bombillos ahorradores, de generadores eléctricos de alto consumo de combustibles líquidos, por sistemas a gas, de alta eficiencia y ciclos combinados. Asimismo, ejecutarán programas de reconversión industrial para complementar sus economías, aprovechando de manera óptima la disposición de los recursos energéticos existentes en su territorio.

4. Energías Renovables

Las Partes Contratantes desarrollarán, en la medida de sus posibilidades, proyectos conjuntos y programas piloto, para el impulso del uso de todas las energías renovables disponibles en sus respectivos territorios, tales como: energía eólica, energía solar, geotérmica, entre otras.

El desarrollo de este tipo de energías requiere de una importante cooperación tecnológica entre los países de la región, sobre todo orientada a reducir los costos que en términos generales son mayores que los de las energías tradicionales.

De igual forma, las Partes Contratantes procurarán que el uso de esta energía se oriente hacia la satisfacción de los requerimientos de las zonas más necesitadas y/o alejadas de las redes de suministro de energía tradicionales.

ARTÍCULO III

EMPRESAS MIXTAS

Con el fin de desarrollar los ejes de acción descritos en el Artículo II del presente Tratado, las Partes Contratantes crearán y fortalecerán empresas mixtas binacionales, de acuerdo a la soberanía y marco legal vigente en cada país. Estas empresas se definirán sobre la base de potenciar sus capacidades técnicas, tecnológicas y financieras, de tal manera que permitan desarrollar, en cada país, los proyectos requeridos para la utilización de los recursos energéticos disponibles.

Con el fin de minimizar costos de transacción, las Partes Contratantes se comprometen a que las negociaciones sean entre Estados de modo que prevalezcan los criterios de complementariedad, cooperación y solidaridad en la comercialización de los recursos energéticos.

ARTÍCULO IV

SEGUIMIENTO

A los fines de garantizar el cumplimiento del presente Tratado y en el marco del Acuerdo de Cooperación Energética PETROCARIBE, PDV-Caribe, filial de Petróleos de Venezuela S.A., tendrá bajo su responsabilidad la coordinación, ejecución y seguimiento de los proyectos de infraestructura energética, desarrollo y asistencia social, así como de otras actividades que promuevan la autosuficiencia y la soberanía energética de las Partes Contratantes.

ARTÍCULO V

SOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS

Las dudas y/o controversias que pudieran surgir con motivo de la interpretación o aplicación del presente Tratado, serán resueltas de manera pacífica por las Partes Contratantes mediante negociaciones directas llevadas a efecto por la vía diplomática.

ARTÍCULO VI

DEPOSITARIO

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela será el depositario del presente Tratado, en cuyo poder reposará el instrumento original. El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela remitirá una copia certificada a cada una de las Partes Contratantes.

ARTÍCULO VII

MODIFICACIONES

El presente Tratado podrá ser enmendado por consenso entre las Partes Contratantes. A tal efecto las Partes Contratantes podrán proponer enmiendas por escrito al depositario del presente Tratado, el cual procederá de inmediato a comunicar toda enmienda propuesta a las Partes Contratantes, las cuales en un lapso de tres (3) meses, darán respuesta sobre las mismas, por la vía diplomática. Las enmiendas entrarán en vigor para cada una de las Partes, de conformidad con lo previsto en el artículo IX.

ARTÍCULO VIII

FIRMA, RATIFICACIÓN Y ADHESIÓN

El presente Tratado estará abierto a la firma, en la ciudad Caracas, República Bolivariana de Venezuela, desde el 11 de agosto al 31 de diciembre de 2007, en la sede del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela.

El presente Tratado está sujeto a ratificación. Los instrumentos de ratificación serán depositados en el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores.

El presente Tratado quedará abierto a la adhesión. Los instrumentos de adhesión se depositarán en poder del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela.

ARTÍCULO IX

ENTRADA EN VIGOR Y DURACIÓN

El presente Tratado entrará en vigor para las Partes Contratantes después del depósito del segundo instrumento de ratificación o adhesión.

Para cada Estado que ratifique el Tratado o se adhiera a él, después de haber sido depositado el segundo instrumento de ratificación, el Tratado entrará en vigor en la fecha del depósito de su instrumento de ratificación o adhesión.

El presente Tratado permanecerá vigente por un período de cinco años, pudiendo ser prorrogado automáticamente por períodos consecutivos.

ARTÍCULO X

DENUNCIA

Cualquiera de las Partes Contratantes podrá denunciar el presente Tratado mediante notificación escrita dirigida al Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela. La denuncia surtirá efectos seis (6) meses después de la fecha en que se haya recibido la notificación.

En testimonio de lo cual los infrascritos, debidamente autorizados para ello por sus respectivos Gobiernos, han firmado el presente Tratado, en la ciudad de Caracas el día once (11) de agosto de dos mil siete (2007), en los idiomas castellano, francés e inglés, los cuales son igualmente auténticas.

Said Musa

Primer Ministro de Belice

Carlos Lage Dávila

Vicepresidente del Consejo de Estado de la República de Cuba

Roosvelt Skerrit

Primer Ministro de la Mancomunidad de Dominica

Gregory Bowen

Viceprimer Ministro de Granada

René Preval

Presidente de la República de Haití

Phillip Paulwell

Ministro de Industria Tecnología, Energía y Comercio de Jamaica

Daniel Ortega

Presidente de la República de Nicaragua

Ralph Gonsalves

Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas

Gregory Rusland

Ministro de Recursos Naturales de la República de Suriname

Hugo Chávez Frías

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

 

SubirSubir