PETROANDINA

La iniciativa de integración energética Petroandina fue pactada por el XVI Consejo Presidencial Andino realizado el 18 de julio de 2005, en Lima, como plataforma común o "alianza estratégica" de entes estatales petroleros y energéticos de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, "para impulsar la interconexión eléctrica y gasífera, la provisión mutua de recursos energéticos y la inversión conjunta en proyectos".

En esta Cumbre, los dignatarios de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela suscribieron el documento: "Acta Presidencial de Lima. Democracia, desarrollo y cohesión social", en el cual los representantes de los Estados miembros tomaron nota de la propuesta de la República Bolivariana de Venezuela, en torno a la idea de acordar la creación de Petroandina y consideraron la conveniencia de formular una agenda energética andina en el contexto de integración sudamericana, teniendo en cuenta los distintos acuerdos binacionales existentes. Consideraron, además el importante potencial energético representado por los yacimientos de petróleo, carbón y gas, así como de fuentes hídricas, eólicas, solares y otras existentes en nuestros países; y la vital importancia que tienen para el desarrollo moderno, particularmente, en los procesos de integración andina y sudamericana.

En el marco de estas consideraciones, los Estados miembros también reafirmaron el interés de fortalecer la integración regional, impulsando los proyectos de interconexión energética en América del Sur, teniendo en cuenta los acuerdos vigentes de los países y los esquemas comerciales existentes.

El primer beneficiario del nuevo esquema de cooperación andina es Ecuador, exportador neto de petróleo y antiguo miembro de la OPEP e importador de gasolina, que hoy negocia refinar en Venezuela crudos, con lo cual se ahorrará una parte de los 1.000 millones de dólares anuales que paga por combustibles importados.

 

SubirSubir