15 de diciembre de 2007

Realiza con éxito pruebas de arrancada Refinería de Cienfuegos

JESÚS MENA ARAGÓN

La Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos, perteneciente a la Empresa Mixta PDV-CUPET S.A. recibe los toques finales para su inauguración oficial el próximo 21 del presente mes. En consecuencia, realiza por estos días las pruebas de la fase de arrancada y puesta en marcha.

Ubicada en la provincia de Cienfuegos, esta instalación, construida en la década de los '80 del pasado siglo con tecnología de la extinta Unión Soviética, operó de manera intermitente entre 1990 y 1995, período en el que procesó un millón 200 mil toneladas de crudo. Sin embargo, la crisis económica derivada de la desaparición de la URSS y el derrumbe del campo socialista provocó que su infraestructura sufriera un deterioro sensible, revertido ahora después de un intenso proceso inversionista que cuenta con la colaboración del Gobierno bolivariano de Venezuela.

Cuando en los próximos días la industria esté ya en pleno funcionamiento, aportará entre sus principales derivados: gas combustible, gas licuado, gasolina especial y regular, combustibles especiales, kerosene, diesel, azufre y ácido sulfúrico. Actualmente se lleva a cabo lo que se ha dado en llamar la primera etapa de la rehabilitación de esta industria, pues ya se prevé una segunda fase que no concluirá hasta dejar terminada una petroquímica que abrirá las puertas a nuevos productos.

A quienes visitan esta industria les resulta fácil apreciar cuánto se realizó por los especialistas, técnicos, ingenieros y otro personal a cargo la reparación de los bloques de torres, los trabajos de montaje mecánico de líneas de vapor, fuel-oil, gas, automática del horno y el montaje refractario.

El personal a cargo de estos trabajos asumió el mantenimiento a intercambiadores de calor de la planta de proceso, el aislamiento térmico en plantas y concluyó la inversión prevista de los enfriadores por aire.

Según confesaron varios fundadores de esta refinería, ni ellos mismos creyeron que se pudiera hacer tanto en tan poco tiempo. Algunas de sus instalaciones, donde el tiempo y la proximidad al mar dejaron sus huellas, muestran hoy una imagen absolutamente diferente.

Sin vértigo a las alturas se reparó y pintó la chimenea de 190 metros de altura, la más alta del país, y otros objetos de obra de esta compleja instalación que exhibe ahora una imagen agradable a la vista de quienes la visitan.

Tesoneramente, sin tomar en cuenta el cansancio ni el mucho tiempo de labor, finalizó el montaje del sistema de control distribuido y la instrumentación de campo, al igual que la sala de control principal de la planta de proceso, donde fueron instalados modernos sistemas de detección de fuego y gas que permiten avisar con rapidez cualquier incendio, pues su señal es enviada a la Sala de Control y al Cuerpo de Bomberos.

En las calderas; compresores de aire; tanques de crudo con capacidad para recibir hasta 50 000 metros cúbicos; en los muelles, de donde se extrajeron unos 130 000 metros cúbicos de sedimentos, que posibilitan el atraque de buques de mayor porte; en la conclusión de la nueva conductora de agua, de 13,4 kilómetros de extensión; en el montaje de cables de fibra óptica; en la impermeabilización de cubiertas…, y en todo cuanto aquí se ha hecho, está la mano de los trabajadores cubanos, quienes cuentan con la más estrecha colaboración de los especialistas venezolanos, que junto a ellos hacen posible una obra colosal que hermana, aún más, a estos dos pueblos.

Otros datos de la Refinería Camilo Cienfuegos

Según Raúl Pérez de Prado, vicegerente general de la empresa mixta cubano-venezolana PDV-CUPET, S.A., la Refinería Camilo Cienfuegos será la mayor y más moderna planta refinadora de Cuba. Entre las inversiones se incluyó la instalación de un sistema automático de control distribuido fabricado por la compañía japonesa Yukogawa, que la hace muy competitiva.

La inversión de esta primera fase supuso un desembolso de unos 136 millones de dólares, aunque se calcula pueda llegar a los 1 300 millones con la posterior expansión del Complejo Petroquímico.

Con una capacidad de diseño inicial para procesar 65 000 barriles diarios del crudo, cuenta con potencialidades para aumentar esa cifra a 109 000 barriles concluida una fase posterior que debe estar lista para el año 2012. La industria binacional será operada por 715 trabajadores y clasifica a partir de ahora como la principal de la Mayor de las Antillas. La planta elaborará gasolina (un 12 por ciento del crudo procesado), turbocombustible (10 por ciento), diesel (18), fuel oil (48) y gas licuado de petróleo (10 por ciento), en dependencia de la calidad de la materia prima.

En una batería de cinco tanques de almacenamiento, reacondicionados con la moderna tecnología de los domos geodésicos en su cubierta, la instalación contará con una capacidad de almacenamiento de 4,2 millones de barriles.

De esa cifra, 2 millones, unos 350 000 metros cúbicos, corresponden al crudo, volumen que progresivamente y desde el pasado día 2 ha transportado en sus cisternas el buque tanque Andros, a razón de 275 000 barriles en cada viaje. Precisamente, ese combustible es el empleado ahora en las pruebas de arrancada de la "Camilo Cienfuegos".

 

SubirSubir