16 de septiembre de 2006

Reiteran los No Alineados condena a Estados Unidos

MARÍA JULIA MAYORAL

Como nunca antes el mundo está siendo víctima de las guerras de agresión perpetradas por el Gobierno de Estados Unidos, en flagrante violación de los derechos humanos, y el Movimiento No Alineado debe reforzar su combate a esas prácticas imperialistas, así continúan pronunciándose los Jefes de Estado y de Gobierno que asisten en La Habana a la XIV Cumbre del MNOAL.

Para Chidchai Vanasatidya, Primer Ministro de Tailandia, la humanidad se halla inmersa en un conflicto ideológico cada vez más intenso, determinado por el enfrentamiento entre aquellos que siembran las semillas de la violencia y la intolerancia y desatan guerras, y quienes promueven la comprensión mutua, el respeto y la comprensión a la diversidad.

Ello, opinó, subraya la importancia de que el MNOAL apoye decididamente a los segundos, en aras de la paz y el desarrollo.

Muchos países, recordó Jakaya Mirsko Kikwete, Presidente de Tanzania, lograron su independencia gracias a la lucha decidida del Movimiento, y ese combate no ha perdido actualidad, pues la injusticia, la desigualdad y la explotación continúan.

Ejemplo de esto, dijo, es la situación de los pueblos de Palestina y Sahara Occidental. El estadista africano también subrayó la importancia de que el MNOAL continúe su apoyo a Cuba en su lucha contra el bloqueo imperialista.

Similar posición sostuvo el Said Musa, Primer Ministro de Belice, quien exhortó a condenar "de manera enérgica" el bloqueo que tanto sufrimiento causa a los cubanos.

Llamó, además, a cerrar filas para exigir la devolución de la soberanía del territorio de la base naval de Guantánamo ilegalmente ocupado por Estados Unidos, pues es una "violación inaceptable del derecho
del pueblo cubano".

La destrucción del Líbano y la masacre al pueblo palestino, opinó, muestran de manera palpable las crecientes violaciones a las normas del Derecho Internacional Humanitario, y debemos contener a quienes comenten esos actos, los mismos que, haciendo galas de su doble moral, pretenden darnos lecciones en esa esfera.

El consenso sigue expresándose también en el tema de la cooperación Sur-Sur, la cual, reiteraron, debe ser impulsada dentro del Movimiento.

En opinión de Armando Emilio Guebuza, Presidente de Mozambique, "debemos unir nuestras manos en la lucha contra la pobreza y para enfrentar cualquier tipo de manifestación de dominio, pues esto es lo que evita que nuestros pueblos puedan disfrutar plenamente su independencia y recursos naturales".

Entre las naciones del Tercer Mundo, se reiteró en los debates, puede y debe aumentar la colaboración económico-financiera, la transferencia de tecnología, el intercambio de información para enfrentar graves problemas como la crisis energética y las pandemias, la cooperación en materia de salud y educación.

SubirSubir