La victoria estratégica - Fidel Castro Ruz

Introducción
Publicamos el ensayo autobiográfico que inicia el libro La victoria Estratégica, escrito por el Comandante en Jefe Fidel Castro y que presentó el pasado lunes en presencia de varios de sus compañeros guerrilleros

Capítulo 1
La gran ofensiva enemiga contra el Primer Frente del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra fue el esfuerzo organizado más ambicioso y mejor preparado de las Fuerzas Armadas del régimen de Fulgencio Batista para derrotar al Ejército Rebelde

Capítulo 2
El fracaso de la huelga de abril estimuló a los mandos militares de la tiranía a acelerar los planes de la gran ofensiva que venían preparando contra el Ejército Rebelde y, en particular, contra el territorio del Primer Frente, desde la derrota de la campaña de invierno

Capítulo 3
El mando enemigo desencadenó la primera fase de su ofensiva el 25 de mayo

Capítulo 4
El Batallón 11 del Ejército de la tiranía, al mando del teniente coronel Ángel Sánchez Mosquera, ocupaba el poblado de Minas de Bueycito, en el sector nororiental del territorio rebelde, desde mucho antes del 25 de mayo, fecha del inicio efectivo de la primera fase de la ofensiva enemiga

Capítulo 5
El martes 10 de junio se produjo finalmente el desembarco enemigo por la costa sur de la Sierra, que nosotros estábamos esperando desde mucho antes del inicio efectivo de la ofensiva, y con ello, la apertura del Tercer Frente de combate, ahora en el sector sur de nuestro territorio

Capítulo 6
El 10 de junio, el mismo día que se produjo el desembarco del Batallón 18 en la costa sur, tomé una serie de decisiones para cambiar el dispositivo de defensa rebelde en la dirección de las Vegas de Jibacoa, que comenzaba a perfilarse como el siguiente objetivo enemigo en el sector noroccidental

Capítulo 7
El 15 de junio, la fuerza enemiga que había alcanzado dos días antes El Descanso se movió desde ese punto hasta la boca de Los Lirios y entró en contacto visual con Lalo Sardiñas, quien me informó que se trataba de 400 guardias

Capítulo 8
El 16 de junio de 1958, el puesto de mando de la zona de operaciones, en Bayamo, emitió la Orden Número 99, en la que disponía el movimiento de dos de las compañías del Batallón 18 en dirección a las cabezadas del río La Plata, en cumplimiento de la idea estratégica inicial del Plan F-F, que, como se recordará, consistía en enlazar esta fuerza con las que penetraran hacia ese mismo punto desde el Norte

Capítulo 9
Los días 19 y 20 de junio fueron posiblemente los más críticos de toda la ofensiva. En el transcurso de esas jornadas, como ya hemos relatado en los capítulos anteriores, las fuerzas enemigas lograron ocupar Santo Domingo y las Vegas de Jibacoa, bases de operaciones potencialmente muy importantes para el posterior asalto al reducto rebelde en el firme de la Maestra, y alcanzaron una penetración profunda en el territorio rebelde desde el Sur después de ser rechazadas por la pequeña fuerza de Ramón Paz en La Caridad

Capítulo 10
El 20 de junio, el mismo día de la ocupación por el enemigo de las Vegas de Jibacoa, le ordené a Raúl Castro Mercader y a Angelito Verdecia que cubrieran con sus hombres la subida hacia Minas del Infierno y Mompié desde las Vegas

Capítulo 11
En contra de lo que cabía prever razonablemente, las dos compañías del Batallón 18 enemigo, llegadas en la tarde del jueves 26 de junio a Jigüe, no prosiguieron de inmediato su penetración río arriba, sino que se dedicaron a establecer campamento en ese lugar y fortificar sus posiciones

Capítulo 12
El Batallón 22 entró en Santo Domingo al mediodía del sábado 28 de junio, y su jefe, el comandante Eugenio Menéndez, recibió la orden del teniente coronel Sánchez Mosquera de proseguir la marcha río arriba y establecer campamento a la altura de Santana

Capítulo 13
Tal como yo había previsto, al día siguiente de la ocupación de San Lorenzo, mientras las fuerzas del Batallón 17 permanecían en el caserío desierto, las Compañías 91 y 93 del Batallón 19 siguieron su avance en dirección a Meriño. Subieron a El Tabaco buscando la loma de Caraquita y chocaron con una emboscada rebelde de la escuadra del teniente Ciro del Río, de la tropa del Che

Capítulo 14
Con el Combate de Pueblo Nuevo y el inicio de lo que llamé entonces la primera batalla de Santo Domingo, las fuerzas rebeldes dieron el primer paso para arrebatar la iniciativa al enemigo, quien la mantendrá parcialmente todavía en los demás sectores donde se desarrollaba su ofensiva

Capítulo 15
Resulta obligado dedicar, en este recuento de la gran ofensiva enemiga, un capítulo al funcionamiento del dispositivo de retaguardia de nuestra acción militar, pues su actividad fue, sin duda alguna, una de las razones de nuestra victoria

Capítulo 16
Al amanecer del viernes 11 de julio, el mismo día que un obús de mortero 81 hirió mortalmente a Geonel y a Carlitos en la zona de la Comandancia de La Plata, comenzó a ponerse en práctica el plan elaborado para la captura del batallón enemigo acampado en Jigüe

Capítulo 17
El 13 de julio, al segundo día del comienzo de las acciones en Jigüe, recibí en mi puesto de mando en el alto de Cahuara la información de que fuerzas del Batallón 17 enemigo habían comenzado a avanzar desde San Lorenzo en dirección a Minas de Frío. La noticia era preocupante

Capítulo 18
Durante los primeros seis días de la Batalla de Jigüe, mientras se desarrollaban las acciones iniciales en el cerco y los dos combates de Guillermo García en el río La Plata, las fuerzas rebeldes, concentradas en Purialón en espera de los refuerzos que debían venir desde la playa para apoyar a la tropa sitiada, habían permanecido casi todo el tiempo ociosas

Capítulo 19
El miércoles 16 de julio, víspera del esperado combate contra el refuerzo —sobre el cual teníamos noticias de que vendría desde la playa a tratar de socorrer al batallón sitiado en Jigüe—, ya habían comenzado a ejecutarse las disposiciones relacionadas con el estrechamiento del cerco

Capítulo 20
El 20 de julio al mediodía, cuando todavía no se había rendido la tropa de Jigüe, escribí en un mensaje al Che: Ya no nos falta más que soportar los bombardeos de hoy

Capítulo 21
En el mensaje ya citado que le envié al Che el 20 de julio, horas antes de la rendición del Batallón 18 en Jigüe, le anunciaba que emprenderíamos las dos operaciones simultáneas contra las fuerzas enemigas en Santo Domingo y las Vegas de Jibacoa, le adelantaba también que él estaría al frente de esta segunda misión

Capítulo 22
Al anochecer del 29 de julio, al día siguiente del término de las acciones contra el Batallón 11 de Sánchez Mosquera, llegué con 250 hombres a las posiciones de Camilo en la loma de La Llorosa

Capítulo 23
El mismo día 29 de julio, cuando dispuse el traslado de Daniel a la emboscada de contención de la tropa de Arroyón, y el de Guillermo y Lalo a la emboscada contra el eventual refuerzo enemigo, envié otra fuerza bien equipada hacia Las Mercedes

Capítulo 24
En la mañana del lunes 4 de agosto continúa el cerco, establecido cinco días antes, al Batallón 17 estacionado en Las Mercedes, así como emboscadas en espera de los refuerzos que en auxilio de la tropa sitiada debía enviar el mando enemigo

Capítulo 25
Fue una victoria rotunda de nuestras fuerzas guerrilleras. Con la retirada de las últimas unidades del Ejército de la tiranía de Las Mercedes quedó derrotada de forma aplastante y definitiva la gran ofensiva enemiga contra el territorio rebelde del Primer Frente de la Sierra Maestra, durante la cual el mando militar de la dictadura lanzó sus más poderosos recursos, en un intento final por destruir el núcleo central guerrillero

 

   

SubirSubir