CLIMA                 

(1 de octubre de 2011)

Temporada ciclónica

Mucha actividad, pero pocos huracanes

Orfilio Peláez
pelaez@granma.cip.cu

FOTO: ricardo lópez heviaEl comportamiento de la presente temporada ciclónica en la cuenca del Atlántico tropical ratifica la permanencia del periodo de elevada actividad iniciado en 1995, el cual puso fin a la relativa "calma" registrada en las casi tres décadas precedentes a la fecha citada.

Hasta ayer viernes se habían formado en esa área geográfica (incluye, además, el Golfo de México y el mar Caribe) un total de 16 organismos tropicales con nombre, cantidad muy superior al promedio anual de 10. La cifra también está por encima de la prevista inicialmente en los modelos.

Sin embargo, llama la atención que, por lo general, la mayoría de esos sistemas fueron débiles, describieron marcadas y atípicas trayectorias al noroeste y norte, y solo cuatro alcanzaron la categoría de huracán.

Para buscar respuestas a tales anomalías, Granma acudió al doctor en Ciencias José Rubiera, jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

¿Qué características presenta esta temporada ciclónica?

El mapa muestra las trayectorias de los 16 organismos tropicales con nombre formados hasta ahora en la cuenca del Atlántico tropical.

"En primer lugar, el número de ciclones con nombre surgidos es bien alto, al extremo de que desde 1888 es la segunda temporada en llegar a 16 en fecha más temprana (lo hizo el pasado 24 de septiembre), superada solamente por la del 2005."

Tanto julio, como agosto y septiembre, apuntó, tuvieron una actividad superior a la habitual, con tres, siete y cinco organismos, respectivamente. En el caso de agosto, la cifra ubica el mes como el segundo más activo en cuanto a formación, junto a los de 1933 y 1995.

"Pero al mismo tiempo, solo hay cuatro huracanes contando a Ophelia, que alcanzó esa categoría el jueves 29, y la casi totalidad de las tormentas tropicales presentaron patrones nubosos desorganizados, con las áreas de mayor convección alejadas de la zona central, algo típico en los sistemas de poca fuerza."

Según destacó Rubiera, otro rasgo distintivo radica en la marcada tendencia a moverse en dirección al noroeste y norte, bordeando la periferia del anticiclón del Atlántico, muy retirado de su posición normal para esta época del año. Lo anterior explica que muchos hayan descrito esas recurvas encima o próximas al arco de las Antillas Menores, sin penetrar en el mar Caribe.

Vale mencionar lo sucedido con el huracán Irene, que pasó por las inmediaciones de la ciudad de Nueva York, algo que ha sucedido en contadas ocasiones.

¿Por qué tan poca fuerza en la mayoría de los ciclones registrados hasta ahora?

"En mi opinión, ello obedece fundamentalmente a la marcada presencia de fuertes vientos del oeste al suroeste a alturas entre 10 y 12 kilómetros, los cuales ejercen un efecto de cizalladura e impiden la concentración de la energía del sistema, limitando de forma considerable sus posibilidades de intensificarse. En algunos casos a esto se unió la entrada de aire seco en la circulación del sistema."

Una vez más esto pone de manifiesto que el de-sarrollo de un ciclón tropical no solo depende de la temperatura del mar, sino también de las corrientes de aire imperantes en la atmósfera superior, precisó el científico.

¿Qué puede depararnos octubre?

Refiere Rubiera que los ciclones tropicales del décimo mes del calendario surgen casi siempre en la porción sur del mar Caribe occidental y sus trayectorias tienden hacia el norte, de ahí que deban prestar especial atención las zonas de la porción sur desde Pinar del Río hasta Matanzas, incluido el municipio especial de Isla de la Juventud.

"Es sumamente difícil predecir lo que sucederá en el Caribe durante octubre, ni saber cuántos ciclones podrían formarse en lo que resta de temporada, hasta el 30 de noviembre."

Lo sensato radica en estar siempre preparados, concluyó Rubiera.

TEMPORADAS CICLÓNICAS MÁS ACTIVAS
Años Número de tormentas tropicales y huracanes
2005  28 (récord absoluto)
1933 21
2010 19
1995 19

 

Ir al inicio

Subir